Superliga
Lunes 30 de Octubre de 2017

Patronato: Estuvo cerca de ganar y también de perder

Patronato empató 1 a 1 con Independiente. Ribas sacó ventaja para el Rojinegro y Meza sobre el final logró la igualdad.

¿Ganó un punto o perdió dos? La pregunta quedó flotando en el Libertadores de América y tan solo los jugadores entrerrianos en la intimidad deben tener la respuesta.

Es que con un planteo inteligente destinado a cortar y contraatacar en la primera parte sacó la ventaja; después apostó a defender a cualquier precio pero cuando se equivocó lo pagó caro. Patronato salió de perdedor, pero no pudo ganar. Empató, como visitante, ante Independiente.

Sebastián Ribas sacó la diferencia para el Negro en la primera parte; Maximiliano Meza a los 89' logró la paridad. Fue en el marco de la séptima fecha de la Superliga de Primera División A, en el acto por venir Patringa recibirá a Newell's Old Boys de Rosario, el lunes 6 de noviembre en el Grella.

ova tapa f1.jpg
Foto Télam. 
Foto Télam.


Primer Tiempo

Capturar la pelota en la mitad de la cancha era una de las premisas con la superpoblación de volantes. En los minutos iniciales pareció que sería una misión imposible. Es que el dueño de casa arrancó siendo una tromba, desbordando a un Patrón que no lograba hacer pie en el círculo central y sufría en defensa.
Barcos por un lado y Benítez por el otro, eran incontrolables, Meza un asistente preciso por eso en los cinco iniciales fue dominio total del Rojo. Los valores Santos tardaron un tiempo pero cuando cada uno comenzó a interpretar su función entabló una puja más pareja. Cuando la pelota pasaba por Rivero lograba una salida clara. Migone se desdoblaba entre la marca y la apoyatura en ataque y Blas Cáceres mostraba lo mejor desde su arribo al elenco entrerriano. El Diablo daba muestras de mayor ambición, pero chocaba contra la estructura compacta que Patringa armaba cerca de su área. El ir incesante del local no era acompañado por un equilibrio indispensable lo que le permitió al visitante tener sus posibilidades. A los 20' Cáceres desbordó por izquierda, pero Migone no pudo definir ante el asedio de Campaña y Alan Franco. Fue apenas un aviso. El Rey de Copas también pudo romper el cero con un disparo de Franco y un cabezazo sin marcas de Gastón Silva que se fueron desviados. A pesar de manejar menos el útil, el Negro era más práctico y sin ser dominador arrimaba peligro. Entre Migone y Ribas no pudieron definir una buena posibilidad cerca de la media hora. No se presagiaba, pero llegó el gol de Patrón. A los 34', el Pigu Contrera armó la jugada por derecha, prosiguió con una incursión de Cáceres por el sector opuesto, para que Ribas definiera ingresando por el medio. Golazo para romper la paridad. Sorprendido por la resistencia de su adversario y sin las comodidades que tuvo ante Nacional de Paraguay, el Diablo fue pero sin la profundidad necesaria para vulnerar a la retaguardia, que no se mostró brillante, pero sí solvente. Suficiente para irse al descanso como un marcador favorable merced a la eficacia de Ribas y el sacrificio.

Embed


Segundo Tiempo

Lo de la etapa complementaria fue monótono, repetitivo. Con un Independiente dueño de la pelota y el terreno y un Patronato decidido a aguantar. Así lo fue disponiendo Juan Pablo Pumpido con la introducción de cambios defensivos (Urribarri por Cáceres y luego Marcelo Guzmán por Migone).

La apuesta Santa resultaba tan sufrida como efectiva. Es que el armar dos trincheras delante de su área hacía que el Rojo chocara una y otra vez en sus incursiones de ataca. Avanzaba pero no lastimaba; solamente generaba peligro en las pelotas cruzadas que tenían como destinatario a Emanuel Gigliotti o los centrales situados como ocasionales atacantes. Al Rey de Copas, por encima de la posesión continua, no era profundo, se repetía en los envíos frontales que devolvían alternativamente Renzo Vera. Luca Sosa y Lucas Márquez. Los minutos pasaban y el negocio de Patrón parecía redondearse. La impaciencia de los futbolistas locales se traducía en imprecisiones en el traslado y en el murmullo que bajaba de las tribunas.

Sobre el final, cuando parecía que los tres puntos viajaban a la capital entrerriana, Independiente trianguló por primera vez en el complemento, Sánchez Miño sacó un centro que parecía fácil para Bértoli, que se equivocó cediendo un rechazo corto para que Meza la empujara al definitivo 1 a 1.

Hubo unos minutos más para que Patronato extendiera su agonía e Independiente su esperanza. Fue empate, pudo ser triunfo, también derrota.



Comentarios