Secciones
Superliga

Patrón perdió algo más que un encuentro

Tropezó en su visita a Estudiantes de La Plata al caer por 1 a 0. El entrerriano Iván Gómez anotó el único gol. El Rojinegro finalizó con 9 por las expulsiones de Christian Chimino y Matías Escudero

Domingo 22 de Septiembre de 2019

La derrota era una posibilidad. De hecho terminó sucediendo. Otra vez tropezó con Estudiantes de La Plata. Como en todos los juegos ante el Pincharrata tropezó por la mínima diferencia en el marcador. Pero el Rojinegro perdió algo más que un partido ante un rival directo en la pelea por la permanencia. Sufrió la pérdida de dos valores clave en el armado del 11 inicial: Christian Chimino y Matías Escudero. Ambos fueron expulsados en el último cuarto de hora. Por eso el resultado tiene un valor agregado más profundo. Y la jornada terminó siendo negativa para el conjunto de barrio Villa Sarmiento, que ayer perdió otra vez 1 a 0 ante el Pincharrata.

El cotejo se desarrolló en el estadio Ciudad de La Plata en el Fútbol marco de la séptima fecha de la Superliga Argentina de Fútbol. El viernes desde las 21.10 recibirá a Lanús en el estadio Grella.

ETAPA INICIAL. La ventaja que edificó Estudiantes fue obra de su efectividad en la red, pero también de la categoría de sus atacantes. La primera vez en la tarde en la que el entrerriano Federico González se anticipó a su marca logró pivotar para abrir el juego. Descargó rápido en la escalada de Manuel Castro quien envió un centro que no pudo ser despejado por la defensa de Patronato. El balón le quedó servido de frente a otro panza verde que ayer firmó planillas para Estudiantes: Iván Gómez.

El de Villa Elisa sorprendió al ingresar en posición de centroatacante para romper la red. Hasta ese entonces el Rojinegro, que ayer volvió nuevamente a vestir de blanco, tenía controladas las acciones de juego. Le cerró bien los espacios al Pincha sumando a Gabriel Ávalos a la línea derecha del mediocampo y formando un triángulo en la zona central entre Dardo Miloc (el más retrasado en el campo de juego), Julián Chiccó y Santiago Briñone. Los interiores se sumaron al circuito ofensivo para presionar e incomodar al anfitrión en la salida para luego atacar.

De esa manera la visita encontró facilidades para desnudar falencias defensivas en Estudiantes. Lautaro Comas ingresó con facilidad a espaldas de Facundo Sánchez, Ávalos complicó al bajar balones con su juego aéreo y Cristian Tarragona preocupó a los centrales. Sin embargo Patronato falló cuando remató al arco. Lo hizo con un disparo de media distancia de Dardo Miloc, con otro de Tarragona que ingresó con libertad entre Sánchez y Schunke y con un disparo cruzado de Comas que nadie llegó a conectar.

Estudiantes tenía el balón, pero solamente inquietaba cuando volcó su juego sobre la banda derecha apostando a las proyecciones del tándem Sánchez-Castro. De esa manera ganó varias situaciones de balón detenido.

Lastimó cuando Castro recibió un balón de Federico González para continuar la acción que derivó en el gol de Iván Gómez. En ventaja, Estudiantes ganó tranquilidad. Pudo aumentar cifras cuando Federico González se anticipó a Matías Ibáñez para ceder el esférico a Gastón Fernández. El remate de la Gata fue desviado por el uno del Rojinegro. Patronato intentó nivelar modificando el sistema.

Retornó a las dos líneas de cuatro, pero careció de intensidad con Briñone recostado sobre la banda derecha, más allá de incomodar a Estudiantes hasta el pitazo final de Germán Delfino.


COMPLEMENTO

Mario Sciacqua movió el banco para jugar la segunda etapa. Buscó mayor explosión ofensiva con el ingreso de Gabriel Compagnucci por la banda derecha en reemplazo de Briñone. Con esta variante Patronato buscó jugar con mayor presencia en campo de Estudiantes. Sin embargo fue el dueño de casa el que golpeó las puertas del arco defendido por Matías Ibáñez con mayor claridad. Las esperanzas del Pincharrata crecieron cuando Federico González tomó contacto con la redonda.

Tuvo inteligencia para filtrarse a su marca y descargar en su compañero mejor posicionado. De esa manera provocó una acción que desencadenó en un remate cruzado de media distancia de Castro. Luego fue el propio González el que provocó un revolcón de Ibáñez, que en una maniobra a puro reflejo evitó la caída de su valla por segunda vez. Patronato intentó ponerse en juego, pero tenía claridad cuando Chiccó encabezó los ataques. De esa manera comenzó a volcar juego en el área platense buscando a los atacantes que lucharon en forma constante con Schunke y con Jara. Sin embargo se acercó con peligro cuando Comas envió un centro que se cerró y Andujar cortó en un tiempo. Estudiantes perdió a Federico González por lesión y con su salida resignó peso ofensivo. No obstante exigió a Ibáñez, quien continuó sosteniendo la esperanza del elenco de barrio Villa Sarmiento. Tuvo una soberbia respuesta al despejar con su mano derecha un delicioso tiro libre enviado por Gastón Fernández. Luego controló sin problemas un disparo cruzado de Mateo Retegui. Estudiantes no cerraba la persiana. Le daba vida a Patronato, que se ilusionó con el empate con un remate de Compagnucci que Andujar desvió con su pie de apoyo. Más allá de esa acción la visita sintió el enorme desgaste físico. Sufrió horrores cuando perdió primero a Chimino a 10 minutos para el final. El local finalizó defendiendo con el balón y motivó más sólidas respuestas de Ibáñez. Sobre el final el juego se desnaturalizó con las expulsiones de Escudero y Jara. Fue un golpe más para el Rojinegro en la capital bonaerense.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario