Fuera de juego
Martes 09 de Octubre de 2018

Pablo Escobar quiso matar a Gareca

Popeye Velazquez, sicario del narcotraficante, contó que el Tigre estuvo en la mira por varios años porque jugaba en el América de Cali, rival del club del que Escobar era hincha.

John Jairo "Popeye" Velásquez, uno de los sicarios y hombre de confianza de Pablo Escobar Gaviria, reveló en una entrevista que el máximo narcotraficante colombiano quiso asesinar al jugador.

Todo sucedió cuando el Tigre jugaba para América de Calí, fue entre 1985 y 1989 donde ganó dos títulos. Escobar hinchaba por Independiente Medellín y no le gustaba que a su equipo le vaya mal. En aquel entonces, la sociedad colombiana sufría las consecuencias de las peleas entre los cárteles y pasaba de todo, entre eso había secuestros de jugadores y hasta se compraban árbitros para arreglar partidos. Pablo Escobar pensó en ponerle una bomba al auto de Gareca.

"Tenía en cuenta a todos los jugadores de América de Cali, estábamos en guerra... La verdad es que Ricardo Gareca siempre estuvo en la mira de Pablo Escobar, sin embargo no llegaron a él. El amor por el fútbol del Patrón salvó a Gareca", aseguró Popeye en una charla con el diario El Popular de Perú.

"Se contempló colocarle un coche bomba porque el Cartel de Cali le había colocado uno a la familia de Pablo. La mafia dañó mucho al fútbol colombiano".