Secciones
Ovacion

Pa-kua, una actividad con amplias ofertas

La disciplina está destinada niños y niñas a partir de 4 años, adolescentes y adultos. No se realizan competencias, sino que está orientado a la superación constantes de los alumnos.

Viernes 06 de Septiembre de 2019

Los alumnos lucen su indumentaria dentro del recinto. Segundos después realizan los primeros movimientos deportivos. La concentración es máxima a pesar de su juventud. Es una señal de la pasión que despierta el Pa-kua en los preadolescentes. Frente a ellos, el instructor Fernando Batistutti ordena la entrada en calor.

Luego le da espacio a uno de los alumnos para que finalice la primera etapa de la jornada. Una vez concluida la introducción comienza la parte más intensa de la tarde. La música oriental acompañó la hora de entrenamiento. Hay clima de camaradería y respeto de los alumnos. Marcelo Taborda, otros de los instructores de la escuela, ordena cada uno de los movimientos de un arte marcial que brinda muchas ofertas.

En Paraná funcionan seis escuelas que pertenecen a la Liga Internacional de Pa-Kua. Ovación se trasladó a un recinto ubicado en avenida Churruarrín, en la zona este de la capital entrerriana, para dialogar con el maestro Marcelo Taborda, quien brindó Artes Marciales detalles de esta actividad que brinda un abanico de alternativas.

“En esta escuela contamos con alrededor de 60 alumnos. Asisten niños desde los 4 años hasta adultos. El Pa-kua no es solamente un arte marcial, sino que trabaja distintos aspectos y otras maestrías. La escuela cuenta con 9 maestrías. Está la formación marcial, que es la madre de todas las maestrías, pero también hay otras que son yoga chino, tai chi, acrobacia, reflejología, energía, armas de cortes, entre otras. También otro abanico de cursos como manejo de armas, medicina china, bioenergías. Es muy amplio”, remarcó el instructor.

El maestro aclaró que esta disciplina no ingresa en un ambiente competitivo. “Buscamos la superación constante de los alumnos. Nos interesa mucho la persona dentro y fuera del recinto”. Subrayó. En este sentido, indicó cuál es el mecanismo que llevan adelante para sostener el incentivo de los alumnos. “Tenemos un sistema evaluatorio. La escuela hace cuatro evaluaciones anuales. Los alumnos comienzan con el cinturón blanco, después pasan a cinturón amarillo, naranja, verde, gris, azul, rojo y negro. Al ir avanzando de cinto cada uno se va superando. De esa manera todo el trabajo es evolutivo y se logra sostener el entusiasmo. Además algunos ingresan haciendo una maestría y se engancha con otra”.

Taborda resaltó cómo se lleva adelante la preparación de los alumnos teniendo en cuenta la variedad de ofertas. “Como orientadores nos ocupamos de conocer a cada personas y desde ahí comenzar a trabajar con ellos. Que es lo que ellos necesitan. De esa forma lo vamos incentivando a que vayan superando todas sus dificultades”.

El instructor explicó cómo se trabaja con los niños que ingresan al mundo del deporte a través de esta disciplina. “Buscamos en forma de juego para que puedan hacer su trabajo físico de una manera muy didáctica. A su vez se les da un poco de responsabilidad y le inculcamos el respeto hacia el compañero. Cuando van corriendo que no superen en la marcha al compañero. La idea es que ellos también puedan volcar el respeto afuera”.

Por otro lado, indicó que la defensa personal es una de las facetas que mayor demanda genera en los alumnos. “Brindamos dos talleres al año destinados a mujeres, quienes son las que más demandan esta faceta por la inseguridad y por la problemática de violencia de género. Pero más allá de defensa brindamos una talle teórica para evitar ataque, pero también para que sepan como reaccionar ante un hecho”, explicó. Luego añadió: “Tengo alumnas que han resaltado la efectividad de los talleres porque aplicaron lo aprendido ante personas que la han maltratado. Acá dentro uno observa que hay chicas que vienen al recinto por esa problemática. Muchas no lo dicen, pero igualmente nos damos cuenta. Por eso mismo intentamos ayudar, pero más que nada tratamos de ayudarlas a que se les vaya el miedo y el pánico”, cerró.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario