Secciones
Echagüe

Oscar Bonell: "Este es el desafío más importante"

Cachi reemplazará a Daniel Beltramo en la conducción técnica de Echagüe y vive sus horas más intensas. Un hombre nacido en el AEC que buscará revertir la mala campaña. Restan 18 juegos y va por un lugar en los playoff.

Viernes 01 de Febrero de 2019

Empezó a cocinar al mediodía para los chicos, calentó la comida tres veces y almorzó a las 15.30. Le estalló el teléfono de mensajes de WhatsApp y Facebook para saludarlo. Oscar Cachi Bonell tiene la "oportunidad" de su carrera. Será el entrenador del club donde nació. La CD anunció el miércoles por la noche que Daniel Beltramo fue despedido y apostó a un tipo del riñón. Cachi tiene 54 años y cuenta con una vasta experiencia.
Nota Relacionada: Oscar Bonell es el flamante entrenador de Echagüe
Fue asistente de Sionista en la Liga Nacional y de Echagüe cuando jugó la Liga y era dirigido por Titi Barsanti. Pero más allá de su currículum, que incluye cursos por doquier y varios bancos, es un apasionado del básquet. Su amor por el juego se advierte por su obsesión y profesionalismo con la que describe cada situación. Ayer estuvo todo el día en el club analizando planillas y cuestiones de la temporada muy compenetrado. Y hoy, a las 10, será presentado por el plantel.
La tarea no será sencilla. Echagüe está último en la Conferencia si los dos de abajo completan sus partidos. Le quedan 18 juegos para terminar la fase regular y su anhelo es meterse en los playoff.
No fue un día cualquiera para el DT, en su hábitat, porque no perdió de vista el femenino del club como parte de su trabajo y en ese interín recibió muestras de afecto. Al mismo tiempo es consciente de que convive con el socio y sus pares. Ya no es el profe, formador, el amigo que va a la pileta, al bar, el Cachi que camina a la par de la gente de Echagüe que frecuenta los mismos espacios. "Si pierdo dos partidos seguidos, la cosa cambia", dijo entre risas mientras terminaba la entrevista. "Es algo muy lindo que estaba esperando", sintetizó ayer a Ovación en su segundo hogar. Su estreno será en el Butta, el miércoles, ante Villa San Martín.
Bonell 2.jpg

—¿Es el desafío más importante de tu carrera?
—Es el desafío más importante porque me toca ser el entrenador principal y tener la responsabilidad de tomar las decisiones. Para mí es un gusto poder dirigir un equipo del TNA o Liga Argentina en mi casa, en el club donde fui jugador y me inicié como entrenador.
—¿Es un sueño y una gran responsabilidad?.
—Es algo muy lindo. Venía charlando con mi señora sobre la posibilidad de dirigir y uno cuando se decide tiene que estar abierto a escuchar ofertar, viajar e irse de la ciudad. Y es algo que no contemplaba por una cuestión familiar que me retiene. Así que esta es una buena oportunidad
—¿El primer entrenamiento es mañana (por hoy), pero ya empezaste a "jugar"?
—Estoy haciendo un balance de los problemas de por qué Echagüe llegó a esta situación, que tiene que ver con estadísticas, y tengo entendido que la relación de los jugadores con Daniel Beltramo era excelente, así que no hay un problema de grupo ni nada por el estilo, sino que hay un problema de estadísticas y algunas partes que están en rojo. Eso está claro, lo que yo tengo que aportar son soluciones para revertir esa situación.
—¿El principal problema es la defensa?
—La defensa es el más acentuado. Echagüe tiene la defensa más vulnerable de la Liga. Le anotan un promedio de 45 puntos por partido en la zona pintada, esa estadística no está en la AdC, pero fue algo que vi durante los partidos y ahora me tomé el trabajo de sacarlo. Entonces un poco es fijarnos en qué reglas se adaptan este grupo de jugadores para poder revertir esos números. No es fácil. Todos los entrenadores te van a decir que la parte defensiva tiene un gran acento actitudinal, y bueno, a ese aspecto lo vamos a reforzar con reglas defensivas y sistemas que a su vez mejoren.
—¿Esa es la gran batalla?
—Bajar los números estadísticos será difícil porque arrastran 22 partidos. No creo que se note mucho, pero sí en el día a día. Echagüe tiene que trabajar para tener una puntuación en contra de 75 puntos y lo vamos a tratar de lograr con reglas y sistemas acorde al plantel que tenemos. Y ofensivamente tenemos un poder de gol muy importante, sobre todo un perímetro que tiene el primer lugar en triples convertidos y el primero en porcentaje de toda la Liga. Sin descuidar esa opción, vamos a hacer hincapié en otras que tienen que ver con el juego interior, rompimiento de la canasta y anotar más de la zona pintada en los cuales Echagüe no está bien.
Bonell 3.jpg

—¿Y en cuanto a las posiciones hacia dónde apuntás?
—Por cómo está planteada la tabla de posiciones, hoy terminar en la mitad sería muy bueno porque podríamos encarar los playoff.
—¿Qué te pidieron los dirigentes?
—Eso, primero revertir la situación y poder terminar dentro del grupo de los equipos que van a jugar playoff. Ese objetivo implica lo que dije anteriormente: defensa, orden en la faz ofensiva, seleccionar mejor los tiros. Una de las cosas que hablamos es que cada entrenador tiene su filosofía, Daniel tenía una distinta a la que yo puedo pregonar. Capaz que en otras circunstancias o con otro plantel esa filosofía es buena o te da resultados. Evidentemente acá hubo algo que no anduvo, y bueno es lo que tenemos que revertir.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario