Fútbol

Nuevos avances de las obras en el Monumental

River Plate sigue con la segunda parte del plan de obras para reformar, ampliar y modernizar el Monumental

Viernes 29 de Julio de 2022

Continúan las obras en el Estadio Antonio Vespucio Liberti, las cuales buscan modernizar y ampliar su capacidad para convertirse en el estadio con mayor capacidad de Sudamérica: 81 mil espectadores.

River Plate está realizando uno de sus hitos más importantes de las últimas décadas por fuera de lo estrictamente deportivo: la segunda parte del plan de obras de reformas.

Lo que inició en marzo, con la colocación del obrador en la esquina de las avenidas Figueroa Alcorta y Udaondo, es la fase 2 de las obras que tendrá como cambio principal la construcción de un anillo inferior de tribunas en las actuales Sívori, San Martín y Centenario. La Belgrano, en cambio, se realizará en la siguiente fase, ya que primero se deberá realizar la mudanza del Instituto River Plate (podría ser dentro del club o en un predio cercano). Tiene prevista su finalización para febrero de 2023 y costará cerca de 20 millones de dólares.

A partir del próximo año, las lonas grises que recubren la parte baja donde anteriormente estaba la pista de atletismo serán parte del recuerdo. Además también se cambiarán más de 17.000 butacas, se construirán 30 palcos y un restaurante con vista al campo de juego en la tribuna Centenario, se ampliará el Paddock, se instalará un nuevo sistema de audio y se sumarán más de 225 espacios de estacionamiento con la construcción de un nuevo nivel.

También se cumplirá un viejo reclamo de los socios y simpatizantes, como el cambio de las butacas. Primero se avanzará con las que se encuentran ubicadas en las tribunas inferiores y medias. Además, se les cambiará el color, el nuevo manual de marca incorpora al gris en diversas tonalidades como color complementario al blanco, rojo y negro que representan a River Plate. De esta forma, sigue la tendencia de otros grandes escenarios, como los del Tottenham o el Santiago Bernabéu. Más allá de que el gris busca transmitir modernidad y amplitud, además supone un ahorro a mediano y largo plazo. Es que el rojo, según los estudios realizados por la empresa a cargo de las obras, se torna rosado en apenas cinco años. El gris, en cambio, perdura mucho más.

fotojet-2022-07-29t085549964jpg.webp

Sobre este punto, el presidente Jorge Brito profundizó: “Somos conscientes y escuchamos al hincha, pero hay cuestiones técnicas. Los nuevos estadios van hacia colores oscuros por la durabilidad y el gris tiene que ver con River también. El rojo se vuelve rosa en un lapso aproximado a los cinco años, mientras que el blanco no es recomendable al no ser un estadio techado”.

Otro cambio significativo será la distribución del público, ya que el 71% serán plateas y el 29% restante populares. Tanto detrás del arco de la tribuna Sívori como la Centenario, en la actual baja, más la baja inferior a construir, serán populares. Luego quedarán las plateas bajas laterales, las San Martín y Belgrano y todo el anillo de plateas medias. En el caso de Centenario y Sívori, esas plateas no tendrán conexión con las populares. Además, se crearán dos túneles que vienen de los vestuarios, haciendo que ambos equipos puedan salir por el centro de la cancha juntos, como ocurre en la mayoría de los estadios de Europa.

Anteriormente, en la última parte de la gestión de Rodolfo D'Onofrio, el estadio ya tuvo la modificación de su campo de juego, reformas en los baños, cambios en la tribuna Centenario Alta quitando el alambrado, instalación de WiFi para todos los espectadores y removimiento de las troneras en los accesos a las tribunas altas.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario