Patronato
Jueves 12 de Abril de 2018

No se desespera por la abstinencia en la red

Sebastián Ribas acumula tres capítulos sin poder anotar una conquista. El goleador de Patronato asegura que solo siente presión para rendirle a sus compañeros y al cuerpo técnico.

Patronato contará con el regreso de Sebastián Ribas a la alineación inicial para recibir el domingo a Estudiantes de La Plata. El delantero uruguayo se perdió a último momento la victoria ante Rosario Central por una lumbalgia. Esa misma molestia le impidió entrenar con normalidad en la semana previa del encuentro ante Arsenal. No obstante, fue al banco de suplentes e ingresó en el complemento ante el conjunto del Viaducto. "Me siento 11 puntos", aseguró ayer el máximo goleador del Rojinegro y uno de los artilleros de la Superliga a Ovación, después del entrenamiento que el Santo realizó ayer en el estadio Grella.
"Estaba para jugar de entrada la semana pasada ante Arsenal, pero fue una decisión técnica mantener el equipo que estaba trabajando. Forma parte de algo lindo que tenemos. Este es un grupo en el que se hace muy buena la convivencia, y más allá de que tenía ganas de jugar, está bueno que puedan entrar los compañeros y rendirle al equipo", añadió el uruguayo.
Ribas estuvo entre los relevos por segunda vez en la temporada. Encontrarlo en ese sector es una postal extraña para el hincha. "Uno cuando elige esta profesión sabe que tiene que estar disponible para ayudar a sus compañeros, ya sea entrar desde el inicio o entrar para jugar los últimos 20 minutos. Contra Argentinos Juniors, que fue mi primer partido en Patronato, me tocó esperar y gracias a Dios ingresé y ayudé. Esta fue la misma situación, no cambió en nada. La fortaleza que tenemos es estar todos compenetrados en alcanzar el objetivo de la permanencia. Lastimosamente no lo alcanzamos en la fecha pasada, pero tenemos una oportunidad linda el domingo de hacerlo ante nuestra gente", subrayó.
El artillero que registra un amplio pasado por el fútbol europeo acumula 11 conquistas en la temporada. Después de haber anotado sus últimos dos tantos se le acabó la pólvora. El Vikingo lleva tres encuentros sin poder hacerse presente en la red. De todos modos no se autoexige. Entiende que el bien colectivo está por encima del personal.
"Nunca sentí presión, más allá de tener que rendirle a mis compañeros y al cuerpo técnico para ayudar dentro de la cancha. Es el trabajo colectivo lo que nos permitió lograr puntos importantes y estar en la situación en la que estamos. No nos tenemos que desviar de eso. Nuestra fuerza ha sido y será el grupo,dar la vida por el cuerpo técnico y el compañero. Sobre esa base iremos el domingo a buscar los tres puntos", apuntó.
A la distancia y varias horas después del empate ante Arsenal, Ribas entiende que Patronato sumó una unidad en Sarandí en vez de resignar dos puntos. "El domingo se verá. De todos modos creo que fue un punto ganado porque siempre es más bueno empatar antes que perder. Ahora antes del partido no era un resultado que queríamos, sino que queríamos los tres puntos para cerrar una preocupación. No se dio, los rivales juegan, los partidos se dan diferente a lo que uno puede imaginar y plasmar en un papel antes del partido. Es un punto ganado en el que el equipo mostró rebeldía. Ahora tenemos en nuestra casa que alcanzar el objetivo principal de esta temporada", aseveró.
El domingo llegará Estudiantes de La Plata al Grella. La realidad del Pincha es totalmente diferente a la de Arsenal. El elenco de la capital bonaerense necesita sumar para recuperar el lugar que perdió en la fecha pasada en su aspiración a clasificar a un certamen internacional. A su vez, Patronato tendrá que conquistar la victoria para asegurar la plaza en la próxima temporada de la Superliga.
"Va a ser un partido dificilísimo, porque aparte Estudiantes es un gran rival, es un grande de Argentina y tiene grandes jugadores. Está necesitado para no perder pisada a la clasificación a las copas. Nosotros tenemos que sumar para decretar el primer objetivo del año. Va a ser un partido lindo, difícil, duro y ante un rival que juega bien. Tendremos que estar atentos a sus individualidades y su juego y después tratar de hacer el nuestro", analizó
El hecho de que el elenco dirigido por Lucas Bernardi tenga necesidades de obtener algún premio puede brindarle espacios al dueño de casa. "No sé qué tipo de partido va a plantear Estudiantes. Más allá de jugar de local o visitante sale a buscar los partidos porque es un grande y así lo necesitan. Trataremos de hacer nuestro juego, no cambiaremos en nada, más allá de tomar los recaudos necesarios por los tipos de jugadores que tienen y pueden marcar diferencia", presagió.
Para decretar la permanencia Patronato tendrá que asemejarse más al equipo que sorprendió a la Academia rosarina y no reiterar la pálida actuación que exhibió ante Arsenal el lunes. "En un ideal es el objetivo tener la performance como contra Belgrano, contra River, contra Central. Los partidos después se dan diferente y uno se tiene que adaptar a cómo se dan dentro de la cancha. Esperemos hacer un gran partido, así lo amerita el rival de turno que tendremos. Estamos concentrados en hacer ese tipo de partidos", aseguró.
El uruguayo tendrá una dura lucha ante los centrales del León. La dupla Jonathan Schunke-Leandro Desábato lleva varios años de trabajo y le ha brindado seguridad al Pincharrata. "Hemos tenido grandes rivales con grandes defensas: River, Belgrano, Boca. Hay grandes equipo que tienen grandes defensas y Estudiantes no va a ser la excepción. Tienen una zaga con experiencia, con jugadores que vienen jugando desde hace años, que tienen mucho a nivel internacional y local. Va a ser lindo poder enfrentarlos. Con el trabajo grupal trataremos de cerrar el primer objetivo", finalizó.

Con el Vikingo, pero sin Gil Romero

El ingreso de Sebastián Ribas por Matías Quiroga no será la única novedad que presentará el 11 inicial de Patronato que recibirá a Estudiantes de La Plata. Gastón Gil Romero se resintió de una molestia muscular y se perdería el encuentro ante su exequipo. Abel Peralta fue quien lo reemplazó ayer en el ensayo futbolístico que el entrenador Juan Pablo Pumpido ordenó en el Presbítero Bartolomé Grella.

Comentarios