Secciones
Ovacion

“No me gusta jugar contra el club de mis amores”

El base de Sionista Nicolás Agasse reconoció que es especial enfrentar a Olimpia en la final, pero aclaró que va a jugar a “muerte”.

Jueves 05 de Julio de 2012

Sebastián Gálligo / Ovación
sgalligo@unoentrerios.com.ar

 

Tiene pasta de líder para sobresalir en el momento crítico. Recoge el balón cuando quema o se necesita de valor y logra el desequilibrio. Esa personalidad lo llevó a ganar minutos y más minutos en la Liga Nacional y a darle un guiño de confianza a Sebastián Svetliza para que le dé protagonismo en partidos clave.
 

Hoy se juega otra parada brava y una de las más lindas: ganar en su ciudad. Motivación que todo pibe, grande o viejo tiene y más aún en una capital donde el básquet se siente de manera especial.
 

Claro que para Nicolás Agasse la ambigüedad de ganar y enfrentar al equipo del que es hincha, convierte la final en un “dilema” emocional que le da mayor brillo a la definición.
 

El jugador de Sionista fue clave para superar el martes a Echagüe, en el tercer partido de la serie y ya vive el primer chico de la definición del Torneo Apertura de la Asociación Paranaense de Básquetbol. Habló de la derrota y la pérdida del invicto en el primer partido de la semi; y de cómo se levantaron. También avizoró un “buen espectáculo” ante el club de sus amores.
 

—¿Por qué ganaron la serie?

—Hicimos un buen trabajo, sobre todo en lo defensivo. En el primer partido nos hicieron 96 puntos y tuvimos que ir a Echagüe a poner la cara y hoy lo dejamos en 63. La meta era dejarlos en 65 y lo pudimos lograr.
 

—¿Además dio la impresión de que les quedó resto físico?

—Sí, porque en este partido pudimos manejar nosotros el juego, y no como los dos anteriores que arrancamos perdiendo por 10 o por 15 puntos y después teníamos hacer un desgaste físico muy grande para llegar con mucho menos aire. Hoy (por el martes) sacamos la diferencia, rotamos el banco y llegamos bien a lo último.
 

—Además lograron frenar las “mañas” y la jerarquía que tiene Echagüe.

—Tiene un gran equipo con muchos jugadores que juegan en el TNA y sabíamos que iba a ser difícil. Porque cuando nos ganaron acá lo hicieron muy bien, por suerte en este sistema hay revancha y lo pudimos aprovechar.
 

—¿En qué momento se produjo el quiebre de la serie?

—Cuando nos fuimos de acá perdiendo y todos hablaron porque perdimos el invicto me di cuenta de que teníamos un equipo para superarlo. Y me fui tranquilo porque sabía que teníamos un equipo para darlo vuelta. Fuimos a Echagüe y lo hicimos.
 

—¿Se viene un rival muy duro y especial para vos?

—Sí, en lo personal es muy complicado porque como siempre dije a las finales hay que disfrutarlas, pero no me gusta jugar con Olimpia porque es el club de mis amores. Pero bueno, me debo a Sionista y si tengo que salir campeón, lo voy a hacer y si tengo que hacer los goles, los haré y voy a jugar a muerte porque me debo a Sionista, más allá de que la gente sabe que mi corazón está en Olimpia.
 

—¿Cuáles son las principales virtudes de Olimpia?

—Va a ser difícil porque es un equipo sólido y viene jugando bien. También es un equipo joven que corre mucho y es similar al nuestro, así que eso lo va a hacer muy complicado. Pero será complicado para los dos equipos.
 

—¿Será una final linda, un buen espectáculo?

—Va a ser muy lindo y va a ganar el que menos se equivoque. Acá la localía no influye y quedó claro en esta serie. El que haga mejor las cosas va a ser el campeón.

 

El pibe que crece
Nicolás Agasse hizo todas las divisiones menores en Olimpia y su familia es parte de la historia del club. Sionista lo reclutó como una proyección y la temporada pasada promedió 8,7 minutos en 33 partidos (3,1 puntos).
 

Las finales, confirmadas

El primer partido de la final se jugará el martes, a las 21.30, en el estadio Moisés Flesler. El segundo chico, al mejor de tres, será en el Humberto Pietranera el jueves 12, a las 21.30. De haber tercer juego será el sábado a las 19.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario