Ovacion
Miércoles 31 de Enero de 2018

Neymar se pasó de gracioso y fue duramente criticado

Al brasileño se le fue un poco la mano y terminó teniendo un feo gesto con un rival. En el Rennes están indignados.

Neymar quiso hacerse el gracioso con un jugador del Rennes, en la semifinal de la Copa de Francia, y terminó siendo duramente cuestionado.


Con el marcador 3 a 1 a favor del PSG (terminó 3 a 2), primero hizo un control con la espalda y tiró un sombrero pero luego, dejó a un rival en el suelo y cuando ofreció la mano para levantarlo, se la quitó haciendo el típico "óle".


Embed

Embed


Su broma no cayó bien ni en los jugadores ni en los hinchas rivales y fue muy criticado.


Tras el partido, Neymar se lo tomó con tranquilidad y explicó: "Suelo decir que el fútbol es aburrido porque no podemos hacer nada. Todo es polémico. Si lo hago con mis colegas, ¿por qué no con los adversarios? Hablamos mucho durante el juego, al final, me reí"