Rally
Miércoles 08 de Noviembre de 2017

Nadia Cutro: La corona que le da un valor muy histórico

Nadia Cutro consiguió ser la primera mujer en ganar un torneo Argentino. "Salir campeona lo trabajé", dijo.

Ingresó a la historia grande del Rally Argentino porque quedará grabada como la primera piloto en consagrarse campeona en una especialidad en la que siempre predominaron los hombres, pese a que en la actualidad son varias las chicas que son parte del torneo. Nadia Cutro se puede decir que tocó el cielo con las manos deportivamente, ya que su anhelo de muy pequeña lo consiguió este fin de semana al consagrarse de manera anticipada en la clase Junior del certamen nacional.
Eso no fue todo, ya que se dio el gusto de correr en su provincia y justamente la última etapa se disputó en su Concordia natal, donde si hay algo que no le faltó fue hinchada propia. Con su padre Oscar como mentor y quien también supo correr en su época de juventud en el Rally Argentino, se puede decir que el sueño de tantas noches quedó plasmado el domingo 5.
Y el torneo tiene un significado más que especial, ya que su Toyota Etios fue construido íntegramente por su equipo el Ceo Rally Team –encabezado por su navegante y jefe de equipo Luciano Bombaci–, y la primera carrera fue en la fecha apertura en esta temporada en Tafí del Valle, Tucumán.
"Se trabajó mucho para ganar un campeonato. Ahora que lo logramos es algo especial, más que nada porque significa mucho el hecho de haber armado este auto desde cero. Todavía no caigo por todo lo que costó. Felices por cómo se dio y porque se pudo ganar el torneo de local. Era un sueño que tenía desde chica y pensé que nunca se me podía cumplir. Salir campeona lo trabajé, si vos te quedás en tu sueño es imposible conseguirlo. Pero lograrlo en Concordia no tiene precio", contó Nadia Ovación.
—¿Qué valor le das a que sos la primera mujer en ser campeona de rally?
—Todavía me falta caer. Un amigo me decía '¿vos te diste cuenta de que vas a pasar a la historia?'. Yo me reía. Me sorprendió. Es un plus que me parece genial, pero me parece demasiado. Quizás con los años una le dará mayor trascendencia.
—¿Cuándo se dieron cuenta que estaban para pelear por el torneo?
—Cuando peleamos en la tercera fecha en Cutral Có. Desde ese momento empezamos a pensar la carrera y a correr sin arriesgar nada.
—¿Cuánto les sirvió todos estos años de experiencia para estar maduros y pelear el título?
—En 2015 cuando volvimos con el Fiesta había carreras que nunca las habíamos corrido. Corríamos las carreras cerca, que no sean tan costosas. Tanto en 2015 como en 2016 hicimos la temporada completa, 10 fechas. Había carreras tradicionales, como la Vuelta de la Manzana –Río Negro– no la habíamos corrido nunca. Además tuvimos que armar nuestro equipo propio, no teníamos ni una llave, ni en qué mover y llevar el auto. Para esto Flor se baja y sube Luciano –marido de Florencia– y tenía que aprender. En 2016 mejoramos un montón, pero no éramos regulares y por eso trabajamos un montón para hacerlo bien este auto.
—¿Hacer todo en familia y que el auto se haga íntegramente en Concordia debe tener un sabor especial?
—El valor que tiene es inmenso. Cuando llegó el auto no sabíamos por dónde empezar, dónde conseguíamos los repuestos. Si estás en Córdoba es diferente porque la mayoría de los equipos están ahí. Fue un desafío gigante, era aprender golpeándonos nosotros solos, carrera a carrera. Hoy Luciano tiene un conocimiento, que otros preparadores vienen a preguntarle a él y ello le llevó a tener mucho reconocimiento dentro del ambiente.
—Además está bueno porque pese a la historia con el Rally Entre Ríos no tenía tantos campeones, como vos y Fabio Grinóvero.
—Por ahí en Entre Ríos tenemos muchos títulos en pista y de rally no teníamos. Cuando Fabio –2014 y 2015 también en la Junior– lo trajo me puse muy contenta y está bárbaro de que muchos pilotos tengan posibilidades.
—¿Qué lugar ocupa tu familia en esto?
—El apoyo de mi familia fue fundamental, aparte los necesito. A mi papá le planteo todo en la previa de cada carrera. Soy una persona que hago la hoja de ruta y me tiro a dormir, para pensar la carrera. Después de la rampa, nos juntamos a comer y ahí le digo, 'pá, ¿qué hacemos mañana?' y siempre me dice: 'vos hacé tu carrera, pero no pierdas tiempo ja'.
—¿Cuál considerás la carrera mas difícil del año?
—Esta de Entre Ríos fue brava. El sábado volaba de fiebre, no tenía fuerza para manejar, a su vez tenía toda la presión de llegar. Si bien estaba corriendo en un lugar donde conocía, no podía reaccionar. El domingo en Calabacilla había un sector complicado con un vado y se no ahogaba el auto. En el primer prime del Autódromo nos quedamos sin frenos y faltando 15 minutos para salir de la asistencia nos damos cuenta que estaba roto el palier. Y en el último prime del Autódromo se prende la luz de falta de aceite, le cargamos, largamos y empieza a entrar humo de aceite adentro y a los últimos dos kilómetros los hice a fondo para llegar.
—¿Te ha sido difícil posicionarte en esta disciplina por tu condición de mujer?
—Hoy ya no. Ya nos mataron cuando nos tenían que matar. Ya no me afecta porque entendí que el círculo es mi equipo, mi familia. Me banqué que me dejen de hablar, pero es problemas de ellos y no mío. Este año con (Ricardo) Daparte, con quien peleé el campeonato, fue 'un señor' conmigo. Y con la gente de la categoría tengo una excelente relación. Ingresar a un ámbito como este es lo más difícil.
—¿Te ha pasado decir 'hasta acá llegué y largo todo'?
—Dos veces. Una fue después del choque que tuvimos con Flor en San Luis. Fueron momentos en que quebré. Después cuando armamos el equipo propio, ahí ya fue diferente, para mejor.
—¿Ya están pensando en 2018?
—La idea es armar un equipo más sólido y tener dos autos en todas las carreras. Después si viene un tercero, hacerle la asistencia. Hoy pasar a la Maxi Rally me encantaría, pero necesitaría un apoyo económico más fuerte.
—¿Y cómo creés que seguirá la carrera de Nadia Cutro?
—Ni idea, jajaja. Me gustaría que se abran puertas para seguir corriendo. Sería bueno tener más apoyo para crecer como equipo y me permitirá seguir corriendo por ejemplo en un Maxi Rally. Sería bueno seguir un año más en la Junior y después dar el salto a la categoría mayor.

Comentarios