Secciones
Mountain Bike

Mountain Bike: Un desafío que demandó 24 horas 

José Alberto Schrott realizó una travesía de mountain bike en la cual dio la vuelta al Departamento Federal. Lo hizo acompañado de su amigo Julio Kaufman.

Domingo 22 de Noviembre de 2020

José Alberto Schrott jugó al fútbol durante mucho tiempo en el club Las Flores de Federal. El “alemán negro”, como él se define, mostró sus condiciones como volante central hasta los 33 años, momento en que decidió retirarse de las canchas “porque venían empujando chicos nuevos”, dijo. Antes, no solamente brilló en el club de sus amores, sino que también integró varios seleccionados federalenses en juveniles y mayores. Decidió colgar los botines muy joven, aunque ya tenía decidido seguir ligado a otro deporte desde el amateurismo. Por eso, se subió a una mountain bike y ahí descubrió otra de sus pasiones, con la cual pudo recorrer la provincia y otros puntos del país. A los 57 años, sus ganas de pedalear siguen intactas y por eso se animó a realizar un desafío que ya venía planeando desde hace dos años: dar la vuelta al Departamento Federal.

La misión no era sencilla, porque se tenían que dar ciertas condiciones, aunque tenía el respaldo de su familia y de su amigo Julio Kaufman (53), otro apasionado del MTB quien lo acompañó en esta locura que demandó unas 58 horas, de las cuales 24 se la pasaron arriba de la bici. En total, fueron 404,3 kilómetros para cumplir con el recorrido, con dos paradas para hacer noche y tres etapas que fueron muy duras.

Mountan Bike.jpg
La pasión por el mountain bike los llevó a recorrer 404 kilómetros

La pasión por el mountain bike los llevó a recorrer 404 kilómetros

“Queríamos recorrer todos los caminos de la periferia de Federal. En algunos tramos pasamos por Villaguay para pasar el Río Gualeguay. A esto lo veníamos hablando hace dos años, pero se tenían que dar un par de situaciones favorables para hacerla. Al río Gualeguay lo pasamos dos veces y tenía que estar bajo. En esta ocasión tiene poca agua y pudimos pasarlo caminando con las bicis. Además, teníamos que enganchar una semana con buen tiempo, sin lluvias. Se dieron esas dos cosas y dijimos ‘vamos’. A los caminos del departamento los conocemos muy bien. Los recorrimos en varias oportunidades, porque hemos ido a diferentes localidades, pero nunca unimos todo el departamento”, afirmó en diálogo con Ovación.

Alberto, que fue distinguido con el Premio UNO a la Excelencia Deportiva en 2008, describió cómo fue el recorrido que hicieron en la travesía. “Salimos de Federal por Lucas Norte, pasamos por Mojones Norte y Sauce de Luna, donde nos detuvimos. Esa fue la primera etapa, de 140 kilómetros. Después salimos de Sauce, fuimos por Yeso Oeste, Bandera, El Gato y nos quedamos en la estancia Santa Rosa donde hicimos noche (otros 120 kms). El tercer día hicimos la última parte, donde pasamos por las Cuatro Bocas, Santa Lucía, Nueva Vizcaya, Moreyra y luego regresamos a Federal, con 140 kms en total”, contó Coqui Schrott.

Mountain bike.jpg

La logística fue importante, aunque para poder cumplir con el objetivo fue clave el apoyo de la familia y de los amigos. “En Sauce de Luna nos quedamos en la casa de Pelusa Muller, a quien le agradecemos la ayuda que nos dio. No teníamos claro qué íbamos a hacer en la segunda noche, pero encontramos hospedaje en Santa Rosa gracias a Hugo Altamirano, quien nos brindó toda su ayuda. Comimos asado las dos noches (risas), así que la pasamos rebien”, indicó.

“Anduvimos siempre solos, pero en algunos tramos nos acompañaron algunos familiares que nos llevaron algo de comer. Igual llevamos entre 15 y 20 kilos de carga cada uno en las bicicletas. No tuvimos mayores problemas, los caminos de ripio estaban bien y por suerte llegamos sin inconvenientes”, agregó.

el fútbol, la guerra y la bici.

Schrott le dio a la redonda desde los 4 años en Las Flores, pero su carrera se interrumpió un momento en la Guerra de Malvinas, donde estuvo defendiendo el continente. “Primero estaba en Trelew, después en Comodoro Rivadavia y Rawson durante el desarrollo de la guerra. También estuve en el dique Florentino ante la amenaza inglesa de atacar la represa”, contó.

En esa etapa conoció parte de la Argentina, aunque ahora lo hace también en una instancia más agradable. “Siempre participé en campeonatos de MTB, no solamente en la provincia sino también en otras partes del país. Conocí muchos lugares, todo gracias a este deporte. Julio compite algunas veces, pero lo toma más como un hobby. Me encanta el mountain bike y para cada carrera me preparo, pero solamente para llegar. A esta altura del partido no busco ganar. Después, cada vez que podemos, salimos a andar acá en Federal”, manifestó.

La pandemia por el coronavirus lo afectó un poco, porque no es lo mismo entrenar en casa que al aire libre. “Entrenábamos arriba de un rodillo, pero después se hizo muy aburrido. Imaginate estar encerrado arriba de una bicicleta en un rodillo, se hizo inaguantable. Después se habilitaron algunas cosas porque en Federal no fue tanto el parate. Ahora me voy al monte porque me gusta el contacto con la naturaleza”, dijo Alberto, quien fue campeón entrerriano de MTB en Paraná en 2019.

Coqui ya prepara su próximo desafío y reconoció que debe cumplir con una promesa que hizo hace un tiempo. “Ahora estoy pensando qué puedo hacer el año próximo, porque debo cumplir con la Virgen de Itatí. Julio ya me dijo que me va a acompañar y que también lo hace por una promesa. La mía fue cuando estaba trabajando en la actividad privada y me quedé sin laburo. Tuve que hacer muchas gestiones para poder cobrar una indemnización. Por suerte la cobré y con ese dinero terminé mi casa y realicé otras cosas”, finalizó.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario