Secciones
Maratón

Maxi Falcón: "Me veo cruzando con lágrimas en los ojos"

Maxi Falcón será el único entrerriano que va por el maratón más exigente. Hará 602 kilómetros en tres días en Villa General Belgrano el 21, 22 y 23 de marzo. Un audaz que no le teme a los desafíos.

Martes 08 de Enero de 2019

Comenzó la cuenta regresiva para Maximiliano Falcón. De aquella confirmación, a principios de mayo de 2017 para ser parte de la 602k tras cumplir una serie de requisitos, hubo un largo recorrido para ser parte del Ultra más exigente del mundo. El entrerriano será uno de los 41 atletas que intentarán llegar a la meta luego de hacer 10 kilómetros de natación, 500 de ciclismo y 92 de pedestrismo.
El 21, 22 y 23 de marzo será uno de los protagonistas en Villa General Belgrano. Adelantó que se siente muy preparado, pero mantiene la cautela por la dimensión de la prueba. Contó sobre la planificación, la dedicación y señaló que se ve "cruzando" la meta emocionado.
"Estoy en plan para el ultra, pasó el 24 de diciembre y el 31 donde uno trata de despejarse y pasarla en familia y ahora sigo con la planificación.
El 1º de enero volví con todo para sumar volumen para tratar de llegar a marzo de la mejor manera", comentó el atleta de Paraná en su visita a la Redacción de UNO.
Falcón, desde que terminó el medio ironman de Buenos Aires, no sacó la cabeza del objetivo y nunca dejó de hacer las tres disciplinas. "El plan lo tenés para todos los días de la semana y tenés que respetarlo para no errarle, no lesionarte o sobreentrenarte, que en este tipo de preparaciones, suele pasar", comentó.
Maxi dijo que en el agua está "muy bien" porque entrena tres veces por semana. "Lunes, miércoles y viernes voy a nadar al club donde trabaja mi señora y me hace el aguante porque a mi hija Bianca la tiene en la clase de natación y yo aprovecho. Los sábados a la mañana le sumo otro entrenamiento en la Toma con un grupito", aclaró sobre lo que será la prueba del primer día.
Por otra parte señaló que los martes y jueves es el turno de la bicicleta, y confesó que utiliza otro rodado para tener más fuerza. "Llevo la bici a la colonia, donde trabajo y de ahí salgo a las 12 y hago dos horas con la bici de mountain bike donde agarro colinas y trato de hacer fuerza porque es una bici más pesada que la de crono que voy a usar en la competencia", explicó. Y agregó que hasta el 15 de enero va a estar haciendo entre "120 y 130 kilómetros todos los sábados".
Para la preparación del pedestrismo la historia es distinta porque dijo que la organización "es más fácil". Contó que arranca a las 6, antes de ir a la clase del CEMI y a la noche cuando termina la jornada.
Con una vida metódica, de cuidados intensivos en la alimentación y el descanso, Maxi, es un relojito y eso lo ubica en una posición preponderante a la hora de encarar el desafío, más allá de los pormenores externos que pueden surgir durante la carrera. Por eso confesó que se tiene "mucha fe" y citó una frase que alguna vez le dijo un amigo antes de una competencia. "Vos andá sin ninguna expectativa, pero con toda la fe del mundo", contó sobre el mensaje que le llegó antes de partir en una de sus tantas aventuras. "A veces uno piensa 'tal vez llego entre los 10 primeros' o digo 'mirá si llegó entre los cinco primeros', pero no; es una carreta en la que hay que llegar, entonces trato de poner la mente en blanco", confió.
Al mismo tiempo aclaró que en "602km uno nunca puede estar seguro de lo que le puede llegar a pasar. Tal vez en 5 o 10km uno sabe de sus tiempos y es muy raro que si no le pasa algo, no gane o no llegue en el tiempo previsto. Pero en 602km, te podés caer, se puede romper la bici, podés pinchar o ampollarte o el agua muy fría, pero bueno voy a dar todo para cruzar esa líneas de llegada", argumentó.
Maxi nació el 24 de febrero de 1981 en Paraná y su nombre estuvo ligado al fútbol durante muchos años. Jugó en Patronato, Huracán de Parque Patricios y Olimpia de Paraguay, entre otros. Dejó la pelota y se metió de lleno a correr. Días atrás contó que lo llamaron de la organización y como leyeron una nota publicada en UNO sobre su trayectoria le ofrecieron el número 10 para la carrera, a modo de homenaje.
"Mi pasado me marcó y uno de los organizadores que es exárbitro de AFA conoció la historia y me dijo 'en honor al fútbol y al más grande te voy a dar la 10'", manifestó contento.
Falcón no estará solo en esta competencia. Además de Nati, su compañera y Bianca, su hija, incondicionales para su vida, será seguido de cerca por amigos y familiares que viajarán a la bella ciudad de Córdoba. Esa fortaleza e hinchada que tendrá al lado lo hace imaginar un final feliz. "Me veo cruzando la meta con lágrimas en los ojos y abrazándome a toda mi familia y amigos que me van a estar siguiendo. Eso es lo que sueño, tratar de cumplir ese desafío", finalizó.



El cronograma

La 602k es la carrera más extrema del mundo. Sus características la hacen única en su tipo:

Día 1: 10km de natación en el Lago Los Molinos + 200 km de ciclismo con 3000 metros de desnivel acumulado.

Día 2: 300 km de ciclismo con 5 mil metros de desnivel acumulado.

Día 3: 92km de pedestrismo por las calles de Villa General Belgrano.

El tiempo de corte es de 15 horas para finalizar cada etapa.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario