Secciones
Mauricio Carrasco

Mauricio Carrasco encontró su lugar en el mundo en Paraná

Mauricio Carrasco encontró en la capital entrerriana su lugar en el mundo. Invirtió en un comercio y sueña con volver a lucir la camiseta de Patronato.

Lunes 28 de Diciembre de 2020

El fútbol llevó a Mauricio Carrasco por distintos puntos del país. El delantero nacido en Neuquén inició su carrera en La Plata, donde realizó inferiores y luego debutó en Primera División en Estudiantes. Su recorrido incluye pasos por Quilmes, Aldosivi de Mar del Plata, Patronato, Nueva Chicago, Boca Unidos de Corrientes y Brown de Adrogué. También sumó experiencia en el exterior. Armó sus bolsos y emigró a Santa Cruz de la Sierra, Bolivia, para sumarse al plantel de Royal Pari, y a Grecia, donde defendió el escudo de Asteras Trípolis.

Carrasco y toda su familia transitaron por distintas ciudades, pero se enamoraron de Paraná. En territorio entrerriano forjaron vínculos que se mantuvieron con el tiempo y la distancia. Se arraigaron a esta tierra. En la Ciudad paisaje encontraron su lugar en el mundo. Por eso siempre estuvo latente la posibilidad de regresar a la capital provincial.

Esa chance comenzó a ganar fuerzas cuando surgió la posibilidad de invertir para abrir un negocio destinado a la venta de artículos para bebés. “En Paraná se vive de otra manera. Cada vez que venimos a Paraná sentimos que estamos en nuestro lugar. Mis hijas sienten el apego. De hecho ellas continuaron en contacto con quienes eran sus compañeras de colegio. Cuando vine ahora sentí que era de Paraná. La ciudad tiene muchas cosas distintas que nos hace volver y estar contentos”, relató Mauri en diálogo con Ovación.

Mauricio Carrasco.jpg

—Están muy aferrados a Paraná.

—La verdad que sí. Tengo una hija entrerriana, una paranaense. Por suerte pudimos poner mi negocio. Es un poco más que nos trae y siempre está el sentimiento de querer volver

—¿Realizar la inversión refuerza el deseo de radicarse en Paraná?

—Las cosas se van dando de a poco, pero la idea con mi mujer es volvernos. Queremos radicarnos acá y estar tranquilos con la familia.

—¿Qué los sedujo de Paraná?

—El cariño que hemos recibido, tanto dentro como fuera del club. Hicimos muchos amigos. También la tranquilidad. Vivimos en La Plata y cambia muchísimo estar acá y nos gusta eso. Pero principalmente por mis hijas. Me vuelven loco con volver acá.

—¿Cómo nació la idea de abrir un comercio?

—Por intermedio de un socio. Primero se dio la oportunidad de poner un local en Bahía Blanca. En base a eso después se dio la oportunidad de abrir una sucursal en Paraná. Cuando me contó que existía la chance de abrir un local en Paraná no lo dudamos. Realizamos otra inversión y pudimos poner este. Era algo que queríamos hace rato. Después del fútbol uno tiene que vivir. Por suerte mi socio nos dio esa posibilidad.

—Ya estás con el chip de comerciante?

—(Risas) No sé cuándo terminará la carrera de futbolista y era una buena idea estar en este rubro que solamente lo conocía como padre. Pero se va aprendiendo y aprendí bastante. De todos modos trato de pensar en el fútbol.

Anhelo Rojinegro.

Carrasco lució la camiseta de Patronato en dos procesos. Su primer ciclo fue en la temporada 2012/13 de la B Nacional. En esa campaña anotó 11 goles en 30 encuentros. Su segunda etapa en el Rojinegro fue en los primeros dos años del Santo en la máxima categoría del fútbol argentino. En ese lapso jugó 19 partidos y convirtió tres goles. “Ojalá surja la posibilidad de volver a Patronato. Es lo que queremos con la familia”, subrayó.

—¿Es el máximo sueño?

—Sería lindo volver. Más allá del proyecto que tenemos de vivir acá y de haber instalado un negocio, siento y quiero mucho al club. La gente y los dirigentes lo saben. Ojalá que se dé.

Mauricio Carrasco.jpg
Mauricio Carrasco, celebrando un gol en una de las victorias de Patronato sobre River

Mauricio Carrasco, celebrando un gol en una de las victorias de Patronato sobre River

—Siempre estuviste pendiente de Patronato. ¿Es el club con el que más te identificaste?

—Es como que si hubiese seguido en Patronato. Desde el primer día y hasta el día que me fui me trataron de maravilla. Seguimos en contacto con gente que me escribe en las redes cada vez que posteo algo. Sentir el cariño de la gente es lindo, pero sobre todas las cosas, lo que a mí y a mi familia le pasa con el club. Volver a Patronato es el anhelo mío y de mi familia.

—¿Desde afuera lo sufrís como un hincha?

—Se sufre. Y más siendo jugador todavía. Se sufre bastante. Pero sé que son rachas y hay que pasarlas.

—¿Cómo es la mirada del jugador- hincha?

—Trato de no enojarme y entender las cosas como son. Lo tomo con tranquilidad, más allá de que no me gusta que el equipo pierda. Son rachas que pasarán y ahora hay que mirar hacia adelante.

—¿Cómo ves el regreso de Iván Delfino a Patronato?

—Por algo Delfino logró el ascenso a Primera División. Su presencia le hará bien al club, a los jugadores. Sabe lo que es el club por dentro, cómo se maneja y cómo es la institución. Por todo eso le irá bien.

—En tu primer ciclo en Patronato compartiste plantel con Gabriel Graciani. ¿Cómo lo viste dirigiendo al equipo?

—Lo vi bien. No he hablado con él desde que llegué, pero me alegro de que haya tenido la oportunidad. Esa experiencia le servirá muchísimo. Me puso contento por él.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario