Secciones
Ovacion

Matías Roskopf busca pegar el salto en Europa

El paranaense que realizó inferiores en Boca Juniors se sumará al Botosani de Rumania. "Puede ser el paso para llegar a la elite", indicó.

Miércoles 30 de Enero de 2019

Matías Roskopf llegó a convertir 43 goles en dos años en la Divisiones Inferiores de Boca, club que lo compró por un millón de pesos a Colón cuando tenía edad de Octava División.
El delantero nacido en Paraná el 14 de enero de 1998 no pudo debutar en la Primera División del fútbol argentino a pesar de ser incluido en la lista de la Libertadores 2017 por Guillermo Barros Schelloto. En enero de 2018 armó las valijas y se fue a préstamo a Uruguay, donde vistió la camiseta del Atlético Torque. Jugó un año en Primera y la definió como "una gran experiencia" por su debut y sus goles. El 31 de marzo Torque dio el batacazo al vencer a Peñarol de Montevideo 2 a 0 en el estadio Centenario por la décima fecha del Apertura. Matute fue el autor de los goles que quedaron en la historia.
Nota Relacionada: "Son mis primeros goles en Primera"

Atrás quedó el fútbol Charrúa. El lunes viajó a Europa para continuar su carrera en Botosani Fotbal Club de Rumania. "Llegaron algunas ofertas a Boca y las analicé y me terminé quedando con esta", le dijo a Ovación desde Italia donde está realizando la ciudadanía. "Decidí venir acá porque el fútbol europeo es lo mejor que hay en el mundo y me pareció una oportunidad única para poder aprovecharla", señaló el jugador que vistiera la camiseta de la Selección Argentina en los Sudamericanos Sub 15 y Sub 17.
Embed

El delantero confió en una entrevista realizada por UNO en 2017 que su sueño era llegar a ser "alguien" en el fútbol y luego jugar en el máximo nivel de Europa. Consideró que mostrarse en Rumania "puede ser el primer paso para llegar a la elite".
El goleador se sumará en los próximos días al club que lleva el mismo nombre que la ciudad y fue fundado en 2001. Botosani jugó la C y la B y en 2013 logró el ascenso a la League One, Primera. Hoy se encuentra a mitad de tabla y este fin de semana se reanuda la competencia luego del receso. La ciudad tiene un poco más que 105.000 habitantes según el censo de 2011 y está ubicada al norte de Rumania, al límite con Moldavia y Ucrania. A 441 kilómetros de la capital, Bucarest. Los colores del equipos son rojo, blanco y azul y juega en el estadio Municipal, ubicado en el centro de la ciudad con capacidad para 8.000 espectadores sentados.
"No conozco mucho del club, pero se que me están esperando para ayudarme y que voy a jugar un argentino", reconoció el jugador que jugará con su compatriota Jonathan Rodríguez, ex-Deportivo Madryn y Agropecuario.
Roskopf sostuvo que será un "gran desafío" como todos los que toma cada vez que se suma a una institución o empieza una temporada y expresó que hoy es un jugador "más maduro".
"Hoy soy otro jugador a diferencia de lo que era hace dos años. Ya tuve partidos en Primera y tuve oportunidades de hacer goles como los que le hice a Peñarol. Hoy se van a encontrar con un jugador más curtido", comentó el delantero. "Voy a tratar de subir pasito a pasito los escalones", anheló.




Una victoria flanqueada de nieve

El Botosani venció 1 a 0 a Dunarea Calarasi en su último partido disputado el 20 de diciembre. Este miércoles en Botosani, la ciudad del norte, la temperatura máxima fue de 2 grados. El sábado se reanuda el Torneo.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario