Ovacion
Sábado 12 de Enero de 2019

Marco Ruben manejó 1700 kilómetros para ser presentado en su nuevo club

El delantero viajó desde Rosario hasta Curitiba en su camioneta junto a su hermano. Vinimos tomando mate y disfrutando del paisaje, contó.

A Marco Ruben no solo le gusta gritar goles, sino también manejar. El delantero decidió abandonar Rosario Central para sumarse a Atlético Paranaense de Brasil, pero también decidió recorrer los 1700 kilómetros que separan Rosario de Curitiba al volante. Nada de aviones: hizo el viaje en su camioneta.


"Vi que eran 1700 kilómetros y no me pareció una distancia muy grande. Tenía que mudarme y traer muchas cosas, así que me pareció oportuno venir con mi camioneta con todo lo de la familia. Además, mi mujer viaja más tranquila con mis hijos", explicó Ruben en su presentación en su nuevo club.


El atacante de 32 años realizó la travesía en dos días. "Descansé en un hotel. Me desperté al otro día a las 8 y seguí. Fue un viaje tranquilo y lindo, de muchas horas, pero agradable. Vine con mi hermano, tomando mate y disfrutando del paisaje", detalló.


Más allá del regocijo que le produjo el recorrido al volante, el delantero nacido en Capitán Bermúdez también se mostró "muy feliz de comenzar una nueva etapa" en Atlético Paranaense. "Estoy ansioso, esperando empezar los entrenamientos para adaptarme lo más rápido posible al equipo. Llego con mucha ambición, lo que es muy importante para un futbolista", contó.


Los desafíos serán muchos para el ex jugador de River, Recreativo de Huelva, Villarreal, Dínamo de Kiev, Évian de Francia y Tigres de México, quien firmó contrato a préstamo por una año con opción de compra (su pase todavía pertenece a Rosario Central).


Su nuevo club, que se consagró campeón de la Copa Sudamericana en diciembre pasado, tendrá una agenda cargada en 2019: disputará la Copa Libertadores, la Recopa Sudamericana, la Suruga Bank, el Campeonato Paranaense y el Brasileirao.


En los dos torneos continentales se cruzará con equipos argentinos: el 20 de febrero en Curitiba y el 6 de marzo en el Monumental disputará con River la Recopa Sudamericana. Además, compartirá el grupo G de la Libertadores con Boca (también integrarán la zona Deportes Tolima y Jorge Wilstermann).


"Siempre es especial enfrentarse a estos equipos, principalmente a River porque será una final. Tengo ese partido en la cabeza y tenemos que prepararnos de la mejor manera. Es una final y esperamos ganarla", resaltó Ruben, quien tendrá como compañero a otro ex jugador del Millonario: Lucho González.


En cuanto a la decisión de elegir Brasil como destino, el delantero consideró esta etapa como "un gran paso" en su carrera. "Este es un fútbol muy competitivo, de primer mundo, que está a la altura de Europa. Hay muchos equipos de alto nivel que pueden luchar por las primeras posiciones", analizó.

Comentarios