Secciones
Fútbol

Lucas Kruspzky tendrá su oportunidad en Patronato

Lucas Kruspzky dejó atrás una serie de lesiones musculares. Disputó los tres amistosos de pretemporada y se perfila en el 11 inicial ante Villa San Carlos.

Jueves 08 de Julio de 2021

El 15 de julio de 2020 Lucas Kruspzky se transformó en la primera incorporación que sumó Patronato en tiempos de pandemia de Covid-19. Arribó a barrio Villa Sarmiento proveniente de Ramón Santamarina de Tandil. En el Aurinegro disputó 20 encuentros, todos ellos formando parte del equipo titular, en el campeonato de la Primera Nacional.

Sumarse al Rojinegro significó volver al círculo superior del fútbol argentino. Conocía ese escenario. Lo experimentó en Independiente de Avellaneda, club que lo formó, Arsenal, San Martín de San Juan y Atlético Rafaela. Sin embargo su ciclo en el Santo no fue el deseado.

Una serie de lesiones musculares lo alejaron de escena. En los primeros 12 meses en el Rojinegro apenas disputó 8 minutos. En la parte final de la Copa de la Liga Profesional recuperó terreno al integrar, en cinco oportunidades, un lugar en el banco de suplentes.

LUCAS
En julio de 2020 Lucas Kruspzky se sumó al plantel de Patronato.

En julio de 2020 Lucas Kruspzky se sumó al plantel de Patronato.

El escenario dio un giro para el marcador de punta que dejó atrás las molestias musculares que lo tuvieron a maltraer. Realizó la pretemporada a la par de sus compañeros. Y tras la salida de Gustavo Canto el entrenador Iván Delfino lo incluyó en el equipo titular en los tres amistosos que Patronato disputó.

“Estoy con muchas expectativas y ganas de volver a estar en la competencia y en el grupo con mis compañeros. No tuve un buen año desde que llegué al club por algunas situaciones físicas. No me permitió estar en condiciones de disputar el puesto y competir con mis compañeros. Ahora estoy tratando de aprovechar cada oportunidad que se me pueda presentar”, indicó Kruspzky, en diálogo con Ovación.

—¿Hay sed de revancha?

—Sí, la verdad que sí. Con ganas de tener esa posibilidad, de competir y de poder hacer esto que es lo que me gusta. Y de poder aportar lo mejor para el equipo.

—Restan seis meses para el final del contrato, ¿sentís que es la oportunidad de mostrarte para renovar el vínculo laboral?

—Lo principal es tratar de sumar la mayor cantidad de puntos posibles y que nos vaya bien como equipo y como institución. Lo individual lo iremos postergando porque lo importante es Patronato y hacer una buena campaña.

—¿Cómo te sentiste en los amistosos?

—Bien. Fui de menor a mayor, tanto en lo físico como en lo técnico. Este último partido (en relación al encuentro del miércoles ante Rosario Central), me sentí muy bien a pesar del resultado. Metí 80 minutos de fútbol con buen ritmo. Por ese lado estoy contento por la evolución.

—¿Conviviste con temores por la lesión que sufriste en el último tiempo?

—No. Lo que pasó es que no llegábamos a detectar cuál era el problema de esta lesión muscular. Nunca había tenido este tipo de lesiones, las anteriores fueron cirugías en la rodilla que no tiene nada que ver con lo muscular. Ahora me siento bien y no tengo temores porque se cual era el punto que se tenía que trabajar y lo estoy haciendo todos los días para no caer en lo mismo.

—Como compañero de plantel y de posición, ¿te sorprendió la salida de Gustavo Canto?

—Un poco sí porque no había hablado con él. Pero cuando jugó lo hizo muy bien. Tuvo un buen rendimiento desde lo individual y le hizo muy bien al equipo. Es una lástima su salida porque generaba una competencia interna muy importante. Lo que importa es que al equipo le vaya bien y la competencia es lo que genera eso. Una lástima por nosotros, más allá que para él es un crecimiento en su carrera.

—Hay variantes en la posición. ¿Pensás que esta es tu gran oportunidad?

—Sí. Facu (Cobos) llegó hace poco. A Bruno (Urribarri) lo conocemos, lo tuve de compañero en otro equipo y sé que la competencia siempre será dura. Eso es lo que todos tenemos claro cuando nos sumamos a un club. Llegamos para competir y ganarnos ese lugar. Hay buenos jugadores y buenos chicos, pero me siento con ganas de demostrar y poder jugar y participar para el equipo

—Se te siente muy tranquilo.

—Son cosas que me han pasado. De todas estas cosas se va aprendiendo y cada vez se disfruta un poco más. Los compañeros te generan la confianza y esa tranquilidad. Siempre me sentí respaldado de parte de mis compañeros y del cuerpo técnico. Eso me da tranquilidad y confianza para después devolvérselo a ellos.

—En inferiores fuiste compañero de Emiliano Martínez. ¿Cómo vivís su presente en el arco de la Selección argentina?

—Es un orgullo y una alegría que esté pasando todo esto. La peleó mucho. Cuando se fue a Europa no la pasó bien. Es un gran chico y, como todos lo ven, ahora es un arquero increíble. Ojalá siga así y nos pueda seguir regalando estas alegrías.

—¿Ya se veía su personalidad?

—Siempre. Desde novena que llegó a Independiente era increíble la personalidad y confianza que se tenía. Sin dudas para quienes los conocemos sabíamos que si llegaban estas citaciones era porque él ya tenía esa personalidad y ese carácter.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario