Liga Paranaense de Fútbol

LPF: escribir y borrar con el codo, un problema de años

La Liga Paranaense de Fútbol (LP) vuelve a estar en el ojo de la tormenta por los servicios médicos, un inconveniente desde 2016.

Martes 10 de Mayo de 2022

Arrancó la actividad en la Liga Paranaense de Fútbol (LPF), con la alegría de volver a pisar una cancha luego de varios meses y empezar a soñar por una nueva conquista, pero no todo fue color de rosa en la primera jornada, ya que se presentó un problema de años en los escenarios donde hubo acción, y fue la demora del servicio de ambulancia en distintos incidentes ocurridos dentro del campo de juego. En Belgrano, el servicio demoró más de una hora en llegar cuando un juvenil de Sportivo Urquiza se encontraba fracturado en la cancha Auxiliar del Nuevo Estadio Mondonguero y en Ministerio, fue más de media hora para llevar a un jugador de Sub 23 al sanatorio.

En la temporada 2022 y con una nueva gestión que viene trabajando en el crecimiento del fútbol, aún no le dieron prioridad a los servicios de emergencia en cada una de las actividades, o al menos un médico responsable en cada encuentro, como pasó en aquel episodio recordado en 2016 bajo el mandato de Julio Goyeneche, donde obligaron a contar con un profesional matriculado para dar inicio a los partidos de Primera División y Sub 20.

Aquella medida, que en principio fue aceptada por los clubes, no se pudo mantener porque en dos meses los dirigentes dieron marcha atrás con la decisión tomada en calle Córdoba 53 al anunciar que causaba muchos gastos para las instituciones y es por eso que lo que escribieron con la mano lo borraron con el codo, como pasa en determinadas ocasiones en los pasillos de la LPF.

Lo ocurrido en 2016 fue luego de reiterados accidentes y lesionados en los partidos de Primera División y Sub 20, sumado a la demora de los móviles de emergencia. Hoy, seis años más tarde, la situación es similar y desde la casa madre del fútbol local deberían buscar una solución a un reclamo de las familias que acompañan a los chicos y chicas en cada jornada, que se hacen escuchar a través de distintas redes sociales.

LO OCURRIDO EN MINISTERIO POR LA LPF

23 f2.jpg

Los fanáticos de la LPF levantaron la voz luego de lo ocurrido en Belgrano, en el encuentro de juveniles entre el local y Sportivo Urquiza, donde la ambulancia demoró más de una hora.

Mientras corrían los minutos en el Nuevo Estadio Mondonguero hubo distintos episodios, y hasta un vehículo ingresó a la cancha para ayudar al joven y poder trasladarlo a un sanatorio, pero las autoridades del Mondonguero explicaron los motivos para no mover al jugador que había sufrido una grave lesión.

Tras el reclamo de los presentes en el Brete, el club de calle Salta y Nogoyá largó un comunicado explicando lo ocurrido, además respaldándose en que el móvil de emergencia llegó antes de lo expresado por los padres y que el joven fue trasladado por los servicios contratados por Belgrano.

Por otro lado, la entidad apuntó a los funcionarios locales por la escasez de ambulancias en la ciudad, una de las problemáticas de tiene a diario la Liga Paranaense de Fútbol.

Una situación similar se vivió en Ministerio ante San Benito, pero el tiempo de espera fue menor y el jugador fue trasladado a su atención luego de esperar por media hora al servicio de emergencias para poder realizar un control del golpe recibido en el encuentro de Sub 23 en Villa Almendral.

Ambas situaciones provocaron que los padres, madres e hinchas del fútbol local levanten la voz pidiendo por un médico responsable en cada jornada o una ambulancia para garantizar la seguridad de los jugadores y jugadoras que se encuentran disputando las actividades deportivas. Es un llamado para que las autoridades de la LPF, encabezada por Alejandro Schneider, comiencen a trabajar en dicha situación para seguir fomentando el crecimiento y no atrasarse en el tiempo.

La situación vivida este fin de semana es para volver a hablar sobre la decisión tomada en 2016, cuando fue obligatorio por un tiempo la presencia de un médico matriculado en las canchas, para luego dar inicio a cada una de las jornadas, si bien la media duró muy poco fue positiva para resguardar la salud de los jugadores y jugadoras.

Pero aquello que quedó asentado en acta luego fue borrado con el codo por las autoridades de los clubes, que son los verdaderos responsables de cada una de las decisiones que toma la Mesa Directiva del ente regulador.

CAPACITACIÓN. Son pocas las entidades que obligan a sus técnicos, colaboradores y ayudantes a capacitarse en primeros auxilios en caso de un accidente en el desarrollo del juego. A eso se sumó el pedido de los padres por un desfibrilador en cada escenario, aparato que sirve para restablecer el ritmo cardíaco.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario