Secciones
Ovacion

Liverpool y el escándalo que se desató por Twitter

El jefe de comunicación Jen Chang, tuvo que renunciar por la discusión que tuvo con un hincha que abrió una cuenta para hablar acerca del equipo.

Viernes 16 de Noviembre de 2012

Una curiosa historia  tuvo al Liverpool inglés y a Twitter como protagonistas excluyentes.

El relato, que tuvo un triste final para el director de comunicación del club, está a tono con los tiempos que corren, ya que se desarrolló casi pura y exclusivamente a través de la red social del pajarito.

Todo comenzó cuando un hincha del equipo inglés, Sean Cummins, decidió crear una cuenta para hablar acerca del Liverpool. Bajo el seudónimo de @DuncanJenkinsFC, fue ganando popularidad y seguidores a costa de chistes irónicos y de ventilar rumores, como por ejemplo pases que terminaron por realizarse.

La creciente popularidad de la cuenta llamó la atención del director de comunicación del equipo, Jen Chang, que llegó a creer que Cummins tenía un informante dentro del club.

Tal fue el interés de Chang por el éxito de @DuncanJenkinsFC que convocó a su creador a un encuentro. "Esperaba una reunión amistosa, iba a contarle que no tenía ningún informante en el Liverpool", aseguró Cummings, quien fue sorprendido por Chang cuando éste le dijo que debería estar preocupado.

Cuando finalmente se concretó la reunión, Chang instó al tuitero a cerrar su perfil de la red social. Y le afirmó que si no lo hacía se le prohibiría el ingreso a Anfield, el estadio del Liverpool, y que se lo expulsaría como socio.

Según se pudo conocer, uno de los motivos de la furia de Chang fue cuando @DuncanJenkinsFC anunció el fichaje del turco Sahin, proveniente del Real Madrid, cuando parecía encaminada su contratación en el Arsenal de Londres.

Cuando finalmente se confirmó el fichaje de Sahin en Liverpool, Cummings decidió publicar todo su cruce con Chang. Conocida la noticia, la repercusión en el club no fue nada buena.

La historia culminó con el ofrecimiento de disculpas del Liverpool: "En base a todo lo visto y oído, incluida la información proporcionada por las partes, reconocemos que algunas cosas no fueron apropiadas".

Chang renunció. Y aunque adujo motivos familiares, quedó claro que su partida se había dado por el particular conflicto que tuvo que afrontar.

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario