Ovacion
Miércoles 29 de Agosto de 2018

Leo Mayer descargó toda su bronca con la organización del US Open

"Hasta que no se muera alguien no van a parar", dijo el tenista argentino en relación a las altas temperaturas con las que se está jugando el último Grand Slam del año.

Leonardo Mayer la pasó muy mal en su partido de primera ronda del US Open ante el serbio Laslo Djere. El correntino de 31 años debió abandonar este martes tras dos horas de juego cuando perdía 6-4, 6-4, 4-6 y 2-1 a raíz del incesante calor que hace en New York, con una temperatura cercana a los 40 grados de térmica.

"No hay que jugar más a cinco sets. Eso quedó viejo para mí. Hasta que no se muera alguien no van a parar. Es imposible. Los partidos se ponen feos. Para mí, la única manera es acortar un poco, porque al calor no lo manejamos", expresó el Yaca.

Y agregó: "Era impresionante el calor que hacía. Después, cuando entré en el vestuario, había un montón que estaban tirados, todos igual que yo. Fue duro. Tampoco sentía la energía para seguir. A la vuelta del vestuario no aguantaba más, y no quería ir al límite porque se vienen después otras cosas".

Sobre lo que le pasó contó: "Lo que me pasó fue un golpe de calor. No aguanté. Yo transpiro muchísimo, eso hizo que perdiera mucho líquido, y no pude jugar, se me hizo imposible. He jugado otras veces con mucho calor, he aguantado bien y esta vez no se podía. Intenté y no podía, no me daba el cuerpo. Después de que gané el tercer set, fui al baño, volví e intenté jugar, y era imposible no pude y me retiré".