Secciones
La Selfie

La Selfie: Uriel Lejtman

Nació en Paraná, jugó al fútbol, al tenis y al básquet. Debutó con Sionista ahora juega en Golden Eagles. En febrero jugará la Conferencia Sur del Estado

Domingo 13 de Diciembre de 2020

Uriel Lejtman nació en Paraná el 1º de noviembre de 2000 en Paraná. Jugó al fútbol, al tenis y al básquet. Comenzó a jugar al básquet a los 6 años y debutó en Primera. Con Sionista fue protagonista en todas las categorías y fue campeón del Torneo Dos Orillas. Luego tuvo un paso por Estudiantes donde jugó en U19 y en Primera. Integró todas las Selecciones de Paraná donde fue campeón entrerriano y fue parte de varias Selecciones de la Provincia.

Luego de terminar la secundaria editó videos con sus mejores jugadas y envió el material a varias Universidades de Estados Unidos. Lo llamaron de la Universidad de La Sierra en California donde estudia psicología. En 2019 jugó una gran temporada y en esta edición que fue postergada por la pandemia volvió a ser protagonista. En los dos partidos que disputó fue uno de los goleadores el Golden Eagles donde convirtió 15 puntos en el primer partido y 18 en el segundo juego. Uriel quiere seguir ligado al básquet y buscar más protagonismo en la NAIA. En febrero jugará la Conferencia Sur del Estado donde participan 14 equipos y el campeón y el subcampeón, jugarán los Nacionales.

Uriel Lejtman2.jpg

—¿De qué equipo sos hincha?

—De River Plate.

—¿Un club?

—Sionista, donde hice todo y tengo todos mis amigos.

—¿Un triunfo?

—Con Sionista cuando ganamos el Torneo Dos Orillas de 2018.

—¿Un equipo?

—El de ahora, con La Sierra. Le tengo mucha fe y nos va a ir bien. Vamos con todo con este equipo. Vamos a pelear arriba.

—¿Un DT?

—De todos los técnicos trato de llevarme algo y aprender. No se si me quedo con alguno, todos me han ayudado.

—¿Un compañero con el que compartiste vestuario por amistad o admiración?

—Ari Levin porque jugamos desde chicos y llegamos a Primera. Siempre fuimos muy amigos y fue muy lindo pasar por todas esas etapas con él.

—¿Un estadio o una cancha donde hayas jugado?

—El estadio que jugué la semana pasada en la UC Urvine. Era una locura. Ellos juegan en División 1 y es un estadio con butacas y butacas y en el medio tiene las pantallas como la NBA y van pasando las jugadas.

—¿En qué equipo te gustaría jugar?

—Compartir la atmósfera de Los Bulls del 98. Haber estado en el banco aunque sea para ver todo lo que pasaba. Y un sueño: si Sionista volviera a jugar la Liga A, sería soñado jugar la Liga Nacional.

—¿Cuál fue el gol o tanto que más gritaste?

—En el Mundial de 2014 en el partido contra Suiza. El gol de Di María a los 118 minutos. Ese gol lo gritamos como loco. Encima lo estábamos viendo con mi viejo y yo lo veía que estaba más nervioso que siempre. Y cuando mete el gol, se emociona y nos dice que íbamos a ver los cuartos de final porque tenía las entradas del partido que venía. Fue muy emocionante. Así que después fuimos a ver Argentina-Bélgica.

—¿Con quién te hubiese gustado abrazarte después de un gol?

—Con mi familia que son los que siempre me siguen y apoyan.

—¿Cuál es tu top five de deportistas argentinos?

—Manu Ginóbili, Messi, Maradona, Lucha Aymar y Del Potro.

—¿Y tres del mundo?

—Kobe Bryant, Rafa Nadal y Messi.

—¿Para qué sos bueno?

—Lo que me ayuda a ser bueno es la curiosidad, las ganas de aprender de todo. Eso es lo único que me hace bueno, si lo soy.

—¿A qué cosas le tenés miedo?

—Que le pase algo feo a mis amigos cercanos o mi familia.

—¿Qué cosas te sacan?

—No me saca, pero me molesta cuando la gente es muy impuntual. Y la mala onda en general. Cuando no hay buena predisposición no me interesa hablar con la gente.

—¿Qué cosas te hacen reír?

—El programa de radio Últimos Cartuchos con Migue Granados y Martín Garabal. Este año terminó, pero me hacía reír mucho. Y después trato de encontrar humor en todas las situaciones.

—¿Cuál fue tu peor compra?

—No sé si culpa de la compra o mía. Me compré una masajeador y apenas lo conecté, cuando llegué a la Argentina, se quemó.

—¿Cuál fue tu primer sueldo y en qué lo gastaste?

—Mi primer sueldo fue acá cuando llegué a Estados Unidos. Fue en un gimnasio donde estaba sentado, controlando que la gente tenga el pase para ingresar. Y lo gasté en el cine.

—¿Una comida?

—Y tiene que ser asado.

—¿Un postre?

—Helado.

—¿Una bebida?

—Mate a full.

—¿Qué música escuchás?

—Sobre todo rock y las variantes de rock alternativo. En inglés y en español. Y algo de Jazz. Me encanta para relajar.

—¿Una banda o solista?

—Charly y Spinetta, los dos padres del rock y Babasónicos me gusta mucho.

—¿Una película o serie?

—Películas tengo muchas porque miro mucho cine. Magnolia, El Club de la Pelea, Buenos Muchachos. Y series: a mi los Simuladores me parece excelente. Y Breaking Bad.

—¿Un viaje?

—A Israel. Fue una locura, me encantó. Me sorprendió la cultura, los paisajes, la comida.

—¿Una ciudad?

—Nueva York me pareció fascinante en todos los sentidos.

—¿Un barrio o lugar de Paraná?

—La zona del Parque Urquiza.

—¿Qué lugar te gustaría conocer?

—A la India, Tailandia y también ir a Grecia y República Checa.

—¿Un hombre?

—Mi viejo.

—¿Una mujer?

—Mi mamá.

—¿Cuál es el contacto más groso que tenés en el celular?

—Cambio el celular cada dos por tres porque siempre me pasa algo. Así que casi no tengo contactos. Soy un desastre.

Uriel Lejtman.jpg

LA SELFIE RECARGADA

—¿A quién te gustaría meterle un caño y decirle oleeee?

—A Mario Gotze el que nos metió el gol en el Mundial en la final de 2014.

—¿Qué te hubiese gustado ser de no haber sido lo que sos?

—Hubiese estudiado filosofía. Igual esta carrera me permite estudiar algo de filosofía, pero me hubiese gustado profundizar más.

—¿Qué camiseta nunca te pondrías?

—La de Boca, no me va.

REDES

—¿Cuántos grupos de Whatsapp tenés y cuál es el mejor?

—El de mi familia.

—¿Quién te gustaría que te siga en Instagram?

—No soy cholulo, pero me gustaría que me siga Jordan Peterson que es un psicólogo que me gusta escuchar mucho. Lo admiro en esa área.

—¿Con quién te gustaría tener una selfie y en dónde?

—Con Kobe en el Staples Center hubiese sido genial.

—¿Fuiste a ver a los Lakers?

—Sí, fui después que falleció. Estaba todo el mundo con la remera y fue algo increíble.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario