La Selfie
Domingo 25 de Febrero de 2018

La Selfie: Pablo Albornoz

El emblema del Atlético Neuquén Club que nació el 15 de mayo de 1980 en Paraná y empezó a jugar al fútbol en ese club a los 9 años.

Pablo Albornoz nació el 15 de mayo de 1980 en Paraná. Empezó a jugar al fútbol en el Atlético Neuquén Club a los 9 años. Hizo todas las inferiores en el club del sur de Paraná. En 1997 debutó en Primera y jugó hasta el 2013 En ese proceso logró el ascenso a Primera División de la Liga Paranaense luego de 10 años. En 2000 fue campeón con Atlético Paraná y en 2001 jugó en Patronato. De 2005 hasta el 2008 jugó en la Liga de Paraná Campaña con la camiseta de Arsenal de Viale y Sarmiento de Hasenkamp.


Jugó el Torneo del Interior con Peñarol, Atlético Paraná y Neuquén y disputó un Regionalito con Los Toritos. El mediocampista creativo dejó de jugar de manera oficial a los 33 años y se hizo cargo de la Primera División de Neuquén. En 2014 logró, como DT, el primer título del Pungüi en Primera División. En 2015 llegó a las semifinales del Torneo Federal C.


Desde 2016 es el coordinador general del fútbol del club y es presidente de la subcomisión de fútbol en lo que considera su segundo hogar.


Cada tanto despunta el vicio en la Liga Independiente con La Pingüina.


¿De qué equipo sos hincha?

—De San Lorenzo. Voy seguido a la cancha y vi el partido de ida y de vuelta de la final de la Copa Libertadores cuando salimos campeones.

¿Un club?

—Neuquén, es mi segunda casa, es todo. Toda mi familia vive ahí.

¿Un entrenador?

—Víctor Hugo Amatti, a nuestra generación nos marcó como persona. Toda enseñanza de fútbol tenía aparejada una enseñanza de la vida.

¿Un partido?

—Dos, uno como jugador y uno como técnico. Como jugador la final que le ganamos a Peñarol por el ascenso en el año 99. Ese día me tocó hacer un gol y ascendimos después de 10 años. Y como técnico un partido que ganamos en Concordia a Estudiantes por el Federal C. Ganamos 4 a 0 por una serie de octavos de final que fue el partido en el que tocamos techo.



neuquen.jpg


¿Un Mundial?

—El de 1990. Era muy chico, pero recuerdo que todos los partidos de Argentina fueron muy heroicos.

¿Un jugador con el que compartiste vestuario?

—Me ha tocado jugar con Leo Acosta, Walter Andrade; en Arsenal con Cabeza, Factor y Jaureguiberry me divertí mucho, pero me quedo con Iván Rabuffetti que es un hermano de la vida y compartimos muchos vestuarios.

¿A quién te gustaría meterle un caño?

—A Carlitos Tevez.

¿Un viaje?

—El que hicimos a Porto Alegre con mi hermano para ver a San Lorenzo contra Gremio en la Libertadores de 2014. Nos pasó de todo. Nos fuimos sin entradas, sin GPS, sin reales, pero pudimos ver el partido. Salió todo bien gracias a Dios.

¿Un triunfo?

—Como técnico cuando le ganamos a Sportivo Urquiza en el 2014 en La Floresta porque siempre fue una cancha muy difícil para nosotros. Ese día que le ganamos aseguramos el campeonato.

¿Cuál fue el gol que más gritaste?

—El gol que le hice en la final a Peñarol porque era muy chico, había mucha gente en la cancha y el gol fue muy lindo. Lo grité muchísimo porque fue el 2 a 0 y lo definimos.

¿Cuál fue tu primer sueldo y en qué lo gastaste?

—Mi primer sueldo en el fútbol fue cuando fui a jugar Atlético Paraná y mi hija más grande era recién nacida así que compré cosas para ella.

¿Cuáles son los cinco mejores deportistas argentinos?

—Maradona, Messi, Ginóbili, Monzón y Vilas.

¿Tres del mundo?

—Federer, Messi y Cristiano Ronaldo.

¿Qué es lo que mejor te sale?

—Organizar cosas. Soy un tipo práctico que va para adelante todo el tiempo.

¿Qué te gusta hacer en los momentos libres?

—Jugar al poker, a la play e ir a pescar con amigos. Son los tres hobby.

¿Tu mejor pieza?

—Algún dorado, soy un pescador aficionado.

¿A qué cosas le tenés miedo?

—A las cosas que no puedo manejar. Le tengo miedo a que mis hijos sufran. Tengo tres: Maia de 18 años, Milena de 9 y Lorenzo de 6.

¿Qué cosas te sacan?

—Me sacan los semáforos de Paraná que están mal coordinados y las injusticias y la doble moral de la gente.

¿Qué cosas te hacen reír?

—Las ocurrencias de mis hijos, sobre todo las de los dos más chicos que tienen cada salida...

¿Cuál fue tu peor compra?

—Soy muy malo para comprar autos. Siempre tuve autos de mierda, ja. Inclusive cuando ando en los autos de mi hermanos que tiene una empresa de construcción, se me rompen a mí.


neuquen1.jpg


¿Cocinás?

—Poco, algo a la parrilla y algo a la plancheta. El pescado me sale bien.

¿Una comida?

—Un asado.

¿Un postre?

—Cualquier cosa que tenga dulce de leche.

¿Una bebida?

—El fernet.

¿Qué música escuchás?

—Rock nacional.

¿Una banda?

—Soda Stéreo.

¿Una ciudad?

—Colón me gusta muchísimo. Es una ciudad muy bohemia. Ya los tengo cansados con ir de vacaciones ahí con mi familia, pero cuando puedo me escapo ahí.

¿Un lugar para vivir?

—Cualquiera a la orilla del río.

¿Qué lugar te gustaría conocer?

—La Habana.

¿Qué cosas te seducen?

—La simpleza, lo natural, la mujer sin maquillaje.

¿Un hombre?

—Mi viejo Tito y mi tío Carlos, tienen todos los cielos ganados.

¿Una mujer?

—Mi madre, Norma; mi mujer Florencia y mis hijas.

¿Cuál es el contacto más groso que tenés en el celular?

—El de mi hermano Lucas.

¿Cuántos grupos de whatsapp tenés y cuál es el mejor?

—Tengo como 15 o más, soy muy sociable y en la mayoría soy administrador. Y mi grupo de cabecera es el de La Pingüina porque están casi todos mis amigos. Y en el otro grupo que la paso bien es el de mi familia también.

¿Si te obligaran a salir de uno de esos grupos de cuál saldrías y por qué?

—Saldría de uno que me agregó Juan Cruz de futsal porque fui a jugar y soy muy malo.

¿Si te dieran a elegir cinco contactos para armar un grupo de WhatsApp a quién elegirías?

—A Bielsa, Guardiola, El Cholo Simeone, Menotti y Bilardo.

¿Con quién te gustaría tener una selfie y en dónde?

—Con Diego en cualquier lugar. Si es en Dubai, mejor.

Comentarios