Secciones
La Selfie

La Selfie: Manuel Godoy, un campeón del mundo

Integró el seleccionado que conquistó el Mundial de Sóftbol en 2019. Hincha de Racing y de Patronato, club al que describió a La Selfie como su "segunda casa".

Domingo 08 de Noviembre de 2020

Manuel Godoy nació el 25 de septiembre de 1987 en Paraná. A los 7 años comenzó a jugar al sóftbol y tuvo un breve paso por el fútbol en el club Ministerio. Hasta los 13 años jugó en el club Don Bosco y luego se fue a Patronato donde juega en la actualidad. Con el Rojinegro ganó varios títulos locales y seis Nacional de Clubes.

En 2010 fue convocado por primera vez a la Selección Argentina de Sóftbol. Hizo una gira por Australia en el ciclo de Eduardo Sabaté. En 2012 jugó los Panamericanos de Colombia donde fue bronce. En 2013 jugó su primer Mundial en Nueva Zelanda, donde terminaron cuartos. En 2015 logró el tercer puesto en el Panamericano de Canadá y logró el séptimo puesto en el Mundial de Canadá.

En 2016 fue campeón Sudamericano en Panamá. En 2017 jugó el Mundial en Canadá donde fue cuarto y fue plata en el Panamericano de Dominicana.

En 2019 tocó el cielo con las manos. Fue campeón del mundo en Praga, República Checa, y Medalla de Oro en los Juegos Panamericanos de Lima. Jugó en varios clubes en el exterior y fue ternado para el Olimpia de Plata el año pasado.

Otro fenómeno del deporte de Paraná que con su deporte llegó a lo más alto.

—¿De qué equipo sos hincha?

—De Racing, mi viejo y mis hermanos son todos de Racing.

—¿Y de sóftbol?

—Y de sóftbol de Patronato.

—¿Un club?

—Patronato. Es mi segunda casa porque además de jugar fui técnico durante ocho años de las inferiores.

—¿Un triunfo?

—La final del Mundial de Praga ante Japón. Fue inigualable.

—¿Un equipo?

—El equipo que me marcó fue el de Estados Unidos cuando jugamos en Circle Tap. Llegamos a la final y tenía varios amigos. Y Patronato y la Selección Campeona del Mundo.

—¿Un jugador con el que compartiste vestuario?

—Leonardo Latasa, un gran amigo.

—¿Un estadio?

—El Panamericano, el nuestro de Paraná. No hay comparación en el mundo.

—¿Un técnico?

—Pocho Bolzán, lo mejor. Me agarró en una edad en la que estaba aprendiendo todas las mañas del deporte y me disciplinó mucho. Me enseñó muchísimo.

—¿Cuál fue la carrera que más gritaste?

—La tercera que hicimos en la final del Mundial ante Japón. Me largué a llorar.

—¿Un torneo?

—Me gusta mucho el Argentino de Clubes. Tiene ese compañerismo que hay en la Selección y la rivalidad de los clubes. Se disfruta.

—¿Qué es lo que mejor te sale?

—Ser perseverante, no me doy por vencido nunca y después me dice mi mujer que diga las papas fritas que me salen muy ricas.

—¿Cuál fue tu primer sueldo y en qué lo gastaste?

—Cuando trabajaba en la empresa donde trabajaba mi hermano más grande y me compré una playstation. Bien de gurí.

—¿A qué cosas le tenés miedo?

—Lo que más miedo me da es fallarle como padre a mi hija Emma.

—¿Qué cosas te sacan?

—Las injusticias de todo tipo, desde que te colés en la fila a lo que fuere. Me definen como loco porque siempre estoy luchando por esas cosas y me salen al cruce.

—¿Cuál fue tu peor compra?

—La primera moto que tuve, la llevé yo más a ella que ella a mí. La corrí por todo Paraná.

—¿Una comida?

—El asado. Costilla y vacío y nada de ensalada. Carne y nada más.

—¿Un postre?

—Brownie con helado.

—¿Una bebida?

—La cerveza.

—¿Qué música escuchás?

—Escucho de todo, pero en general rock nacional.

—¿Una película?

—Coco.

—¿Una serie?

—Lost.

—¿Un viaje?

—El año pasado a Italia. Después de toda la osadía de los torneos nos fuimos con mi familia. Fuimos a jugar un torneo corto en Neptuno que es al sur de Roma y tiene un montón de playa y entre partido y partido nos íbamos ahí. Y después nos fuimos a Nápoles y de ahí íbamos al sur.

—¿Una ciudad?

—Roma porque me gusta mucho la historia y ahí es como caminar en el centro de la historia. Siempre te recuerda algo que leíste o pasó.

—¿Un lugar para vivir?

—Paraná.

—¿Un barrio?

—Puerto Nuevo, donde nací.

—¿Un hombre?

—Mi abuelo materno, el Talo.

—¿Una mujer?

—Mi abuela Cuca. Mi mujer Joha y mi hija Emma.

—¿Cuál es el contacto más groso que tenés en el teléfono?

—No tengo a nadie del cholulaje, pero te puedo decir el de mi suegro porque me salva en todas. Para lo que lo necesités, el tipo está. Gerardo es de fierro.

—¿Cuántos grupos de WhatsApp tenés y cuál es el mejor?

—Tengo un montón, como 15 y el mejor es el de Patronato. Es un despiole, ja.

LA SELFIE RECARGADA

—¿A quién te gustaría meterle un caño y decirle oleeee.?

—A mi amigo que me encanta hacerlo enojar, Alan Peker. Con Gusti lo adoptamos como un hermano y tengo una facilidad para hacerlo enojar, así que cuando lea se va a enojar.

—¿Qué te hubiese gustado ser si no hubieras sido lo que sos?

—Me hubiese gustado probar, aunque no sé si hubiese llegado lejos: el fútbol. Incluso juego dos ligas libres cuando puedo. Los equipos son Transporte FP y Real Paraná

—¿A quién le sacás la roja?

—A nadie. No tengo problemas con nadie y si los tengo los resuelvo en cualquier momento.

—¿Qué camiseta nunca te pondrías?

—La de Estudiantes.

—¿Y si se van Motroni, Montero y tu familia?

—Que vayan. Incluso tengo muchos amigos en Estudiantes que me han invitado a jugar algunos torneos, pero no, por más que los quiera un montón.

—¿Cuál fue el peor partido de tu vida?

—Me acuerdo de muchos, pero recuerdo uno que jugamos en Paraná. Le estábamos ganando a Nueva Zelanda y me tiran un pase, una jugada fácil y la cagué. Se me cayó y así como se me cayó nos ganaron y me comí una cagada a pedo. Me quería morir.

—¿Quién te gustaría que te siga en instagram?

—Maradona. Más allá de lo polémico, es auténtico, no se casa con nadie.

—¿Con quién te gustaría tener una selfie y en dónde?

—Con Messi en la cancha del Barcelona.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario