Secciones
La Selfie

La Selfie: Eduardo Mano de acero Schneider

Comenzó a jugar al fútbol en Palermo como arquero. A los 28 años cambió de guantes para subirse a un ring. En 2002 se recibió de payamédico. Le dedica su tiempo a visitar a los niños en el hospital San Roque.

Domingo 22 de Noviembre de 2020

Eduardo Schneider nació el 6 de octubre de 1971 en Paraná. Empezó a jugar al fútbol en Palermo como arquero. Luego pasó a Neuquén y a los seis meses se lo llevó San Lorenzo de Almagro. En el Ciclón estuvo cinco años donde llegó a jugar hasta la Cuarta División de AFA. En ese proceso llegó a entrenar con los arqueros de Primera y estuvo en una Preselección Argentina de 1989 que luego iba a ser subcampeona del mundo.

Luego continuó en Acasusso y tras un subcampeonato regresó a Paraná. Se sumó a Patronato donde estuvo en el Interior. Su carrera continuó en Atlético Paraná, Palermo, Sportivo Urquiza, Deportivo Bovril, Los Toritos y Neuquén.

A los 28 años se calzó los guantes luego de ver una pelea de barrio y lo llamaron porque faltaba una. Hizo 16 peleas amateur y seis profesionales en la categoría Pesado. Colgó los guantes y continuó como entrenador.

En 2002 se recibió de Payamédico y dedica parte de su vida a visitar niños en los hospitales. Manos de Acero, guantes de atajador y con un corazón enorme, es querido y respetado en todos los ambientes.

—¿De qué equipo sos hincha?

—De River.

—¿Un club?

—Sportivo Urquiza porque me identifico con la pasión de la gente de Sportivo, es respeto y el cariño porque no se olvidan tu paso por el club. Cuando paso por el barrio siempre me saludan.

—¿Un triunfo?

—La final contra Unión de Crespo de 1998 cuando salíamos campeones con Sportivo Urquiza. Fue en cancha de Paraná.

—¿Una atajada?

—La de esa final. Le atajé un penal a Fernando Zapato y después Cacho Miloco hizo el gol y salimos campeones.

—¿Un equipo?

—Schneider, Miloco, Gramasco, Pérez, Blanco, Fontana, Sarmiento, Barrios, Verdun, Ramírez y Galván. Corríamos, metíamos y éramos ordenados. Siempre con la frente arriba.

—¿Una pelea?

—Una súper amateur porque jugaba al fútbol fue en Nogoyá. Pelee con el Cirujano Roldán en el club Ferro. Caíamos cuatro veces en tres round y la perdí por puntos porque las localía era fuerte, ja.

—¿Un compañero con el que compartiste vestuario por amistad o admiración?

—Cacho Miloco por amistad, por admiración con Chilavert cuando estaba en San Lorenzo y con Hugo Gatti que estuvo un par de meses cuando se fue de Boca. Compartí vestuario con ellos. Y en el boxeo con Domínguez y Chacón cuando Amilcar Brusa me llevó a entrenar con él.

—¿Un estadio o una cancha donde hayas jugado?

—La cancha de Independiente con San Lorenzo.

—¿En qué equipo te hubiese gustado jugar?

—En Belgrano, el único grande que no jugué.

—¿Contra quién te hubiese gustado boxear?

—La revancha con el Cirujano. Acá en Paraná, ja.

—¿Qué es ser payamedico?

—Es la habilitación de tu licencia de niño. Es encontrarte con el otro y reírse del mundo para ver todo más simple.

—¿Con quién te hubiese gustado abrazarte después de un gol?

—Con amigo Rubén Forestello, cuatro años de inferiores y me hubiese gustado abrazarlo en Primera en San Lorenzo. Dejamos mucho por el club cuando estaba destruido. De igual manera somos amigos y eso es lo más importante.

—¿Cuál es tu top five de deportistas argentinos?

—Fangio, Maradona, Vilas, Monzón y Ginóbili.

—¿Y tres del mundo?

—Messi, Leonard y Federer.

—¿Para qué sos bueno?

—Para entrenar y dar clases. Se lo que se disfruta y se sufre.

—¿Qué te gusta hacer en los momentos libres?

—Disfrutar del mate con mi novia, mis hijas, mis padres o mis amigos. Ese que hoy no podemos compartir por la pandemia. Con el mate podés contar cosas, reir o llorar.

—¿A qué cosas le tenés miedo?

—A perder la creatividad, sino sos creativo es aburrido y si lo sos es más sencillo. Hay que ver el lado positivo de las cosas. Otra cosa que me hace ruido es la muerte de un ser querido.

—¿Qué cosas te sacan?

—Un niño en la basura, una persona mayor haciendo cola en el banco, que golpeen a los caballos y que no se use barbijo cuando hay mucha gente junta.

—¿Que cosas te hacen reír?

—La picardía de un bebé, lo más hermoso. Entrar en su mundo es maravilloso.

—¿Cuando vas al hospital?

—Claro. Vos vas pensando que te vas a encontrar con alguien muy mal y salís bendecido. Capaz fue un gesto chiquito, pero eso te hace reflexionar y decir ‘la pucha y yo me quejo por eso o aquello”. Y las travesuras de mis hijas de 16 y 18 años. No viven conmigo, están en Mar del Plata, pero las cosas que me cuentan me hacen reir mucho.

—¿Cuál fue tu peor compra? —Unas zapatillas naranja tipo de plástico. Imposible usarlas porque eran tan calientes, había que mojarlas.

—¿Cuál fue tu primer sueldo y en qué lo gastaste?

—Mi viejo era carnicero y como lo había ayudado mucho me regaló un cordero. Lo vendí y con la plata esa compré calzoncillos y chocolates para comer con los amigos del barrio.

—¿Una comida?

—Los canelones de verdura.

—¿Un postre?

—Torta de ricota.

—¿Una bebida?

—La Paso de los Toros tónica de botella de vidrio.

—¿Qué música escuchás?

—La de los 80.

—¿Una banda o solista?

—Me gusta U2 y Sting.

—¿Una película o serie?

—Lo imposible e Intensamente que habla de las emociones y ahí resumí mi vida en un montón de aspectos. Y serie: Juego de Tronos.

—¿Un viaje?

—A Claromencó, pretemporata con San Lorenzo.

—¿Una ciudad?

—Paraná.

—¿Un barrio o lugar?

—Barrio Santa Lucía.

—¿Qué lugar te gustaría conocer?

—Egipto.

—¿Un hombre?

—Mandela y mi padre.

—¿Una mujer?

—La Madre Teresa y mi vieja. Y mis hijas. Mi hija mayor Catalina nació con medio corazón y tuvo tres cirugías cardíacas. Más fuerza que esa mujer... Increíble.

—¿Cuál es el contacto más groso que tenés en el celular?

—Groso porque somos amigos desde los 13 años, el Roly Escudero, Rubés Forestello, ambos de San Lorenzo. Marcelo Itharte (director del hospital San Roque); Adrián González, hoy asistente de Banfield. Y Morgan el del Pendulo.

LA SELFIE RECARGADA

—¿A quién te gustaría meterle un caño y decirle oleeee?

—A Migliore. El arquero que quiso seguir los pasos de Manos de Acero.

—¿Qué te hubiese gustado ser de no haber sido lo que sos?

—Cocinero posta.

—¿A quién le sacás la roja?

—A Maduro.

—¿Qué camiseta nunca te pondrías?

—La de Boca y la de Peñarol.

REDES

—¿Cuántos grupos de Whatsapp tenés y cuál es el mejor? —

—Tengo 33 grupos y el mejor es la 71 de San Lorenzo.

—¿Quién te gustaría que te siga en Instagram?

—Armani, Marianito Werner y Melendi el cantante español.

—¿Con quién te gustaría tener una selfie y en dónde?

—Juan Jaime, un chico de Maciá que acompañé como Payamédico muchos meses. Lo encontré con parálisis cereblar y después de seis meses está casi caminando. Me gustaría una selfie con él en la cancha de Boca porque el es fánatico. Y una selfie con mi hija en el reencuentro porque hace ocho meses que no nos vemos.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario