Secciones
Futsal

La Pluma celebró en todos los niveles

Mariano Moreno gozó de un segundo semestre de temporada brillante. El equipo femenino conquistó su primera estrella en la elite del futsal. El C20 gritó campeón. El equipo C ascendió de división.

Domingo 29 de Diciembre de 2019

Mariano Moreno cerró el año de la mejor manera. La Pluma fue protagonista en el segundo semestre de la temporada 2019 de los campeonatos organizados por la Asociación Paranaense de Fútbol de Salón (APFS). Eso le permitió obtener los objetivos trazados.

El equipo femenino se consagró campeón por primera vez del Torneo de Elite al superar a Filial River Plate en la final.

Embed

El elenco de la categoría C20 (juvenil) conquistó su segundo torneo en la división al derrotar a Paracao, equipo que lo había derrotado en dos semifinales consecutivas.

Embed

Quien también celebró, pero sin coronarse campeón, fue el equipo C de La Pluma. Despegó del tercer escalón del certamen masculino al obtener la segunda plaza disponible para la división B al finalizar en la segunda posición de la tabla anual detrás de Ciencias Económicas.

Embed

El equipo masculino A fue protagonista. Estuvo a un paso de escribir su página dorada en el máximo nivel. Pero perdió por un gol la final del Torneo de Elite ante Español.

“Se da muy pocas veces que un club festeje tantos logros en pocos días. Pero lo más importante es que todos los planteles están muy unidos”, valoró Nicolás Ortega, integrante de Mariano Moreno C, en la visita de los salonistas de La Pluma a la Redacción de UNO.

“Tenemos resaca de campeón”, chapeó Martín Andrade, arquero del equipo de la categoría C20 e integrante del Masculino A. “Festejamos todo el tiempo”, agregó Ortega. “Hay muy buena onda entre todos porque nos sentimos como una gran familia”, reforzó el concepto Andrade.

El fuerte sentido de pertenencia es trasladado desde la institución. En esto es determinante el trabajo realizado por Edgardo Alegre, el presidente de la entidad. “La buena química que existe entre todos los planteles es gracias al presidente. Él siempre trató de unir a todos los equipos,”, aseveró Gabriela Ábalos, una de las nuevas reinas del torneo femenino. “O ellos nos van a ver a nosotras o nosotras vamos a alentarlos a ellos. Nosotras pasamos mucho tiempo en el club porque ahí entrenamos. O nos juntamos a comer y tomar algo con ellos. Es normal vernos muy seguido”, añadió.

moreno2.jpg

Las chicas aportaron la primera estrella a la entidad en la máxima división de la APFS. “Habíamos sido protagonistas en varios torneos, pero llegábamos a los playoff y perdíamos. Esta vez pudimos festejar”, agradeció Gabriela, quien asumió cada traspié como un aprendizaje gracias a la insistencia de Miguel Rabbia, el entrenador de las nuevas monarcas.

“Nuestro DT nos decía que en cada derrota se aprende algo. Por eso no tomamos de mala manera un resultado negativo. Gracias a seguir insistiendo se nos dio el título. Teníamos mucha fe, pero no imaginábamos que se nos iba a dar”, confesó.

Ábalos remarcó como una virtud superar las emociones que en anteriores campeonatos le jugaron en contra. “Nos llenaban de presión cuando nos decían que estábamos para salir campeonas y los partidos importantes nos pesaban un montón. En este torneo nos convencimos de que podíamos salir campeonas el mismo día de la final. Durante todo el torneo jugamos muy relajadas y en la final nos enchufamos de lleno”.

Martín Andrade no pudo celebrar con el masculino A, pero se tomó revancha tres días después en la división C20. “Antes de comenzar la final del C20 todavía tenía bronca, pero cuando comenzó el partido ya tenía la cabeza bien fría. Por suerte pudimos salir campeones. Ahí pude desahogarme y sacarme toda la bronca de encima”, describió.

Valentín Motta es otro de los pibes que se consagraron campeones en la C20 y que forma parte del plantel A. “Teníamos la espina clavada porque habíamos perdido dos semifinales ante Paracao. Por suerte se nos dio esta vez, pero fue porque jugamos muy tranquilos, como sabemos hacerlo, y sin desesperarnos”, valoró.

moreno3.jpg

El equipo C perdió una clara oportunidad de ascender directamente en semifinales. Su suerte pasó a depender de Ciencias Económicas. El Universitario le dio una gran mano al consagrarse bicampeón y decretar el ascenso de Moreno C.

“Económicas no había perdido un partido en todo el año y en la final iba abajo 2-0. El segundo tiempo nos fuimos de Unión Árabe por los nervios”, repasó Ortega.

“Fuimos a dar varias vuelta a la manzana. Cuando regresamos me quedé en el portón de ingreso. El partido iba 2 a 1. Cuando después ganó por penales explotamos de emoción”, recordó Alex García, otro de los que ascendieron a la división B.

Todos festejaron en sus respectivos campeonatos. La celebración se vivió en comunidad. En La Pluma no hay una conquista que se considere superior a las demás. “Al ser una familia se festeja todo con todas las ganas. Te da alegría por el otro. Juegues o no juegues, te sentís parte igual”, cerró Ortega.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario