Secciones
Ovacion

La pasión por la pesca le permitió conocer a un ídolo

Leonardo Morales es confeso hincha de River. Tras su paso por Santamarina de Tandil el defensor regresó a su Villa Urquiza natal para disfrutar de su período de descanso. En sus pagos compartió una jornada en el río Paraná con Rodrigo Mora .

Martes 21 de Mayo de 2019

La temporada 2018/19 tuvo distintas sensaciones para Leonardo Morales. El defensor que no había gozado de espacio en Patronato emigró a Tandil para sumarse a Ramón Santamarina. En el elenco bonaerense encontró continuidad. Sumó varios minutos al disputar 18 de los 24 partidos que asumió el Aurinegro. Rotó en distintas posiciones. Actuó como marcador de punta, su posición natural, pero también ejerció como central y como último hombre en una línea de cinco defensores.
Durante todo el campeonato el ex-Belgrano, Atlético Paraná y Patronato convivió con el fantasma del descenso. Logró espantarlo en la penúltima fecha, jornada en la que Santamarina aseguró su permanencia en la Primera B Nacional y se decretó el descenso de Olimpo de Bahía Blanca al Torneo FederalA.
Ahora Morales disfruta de un periodo de descanso en su villa Urquiza natal. En su ciudad goza de la naturaleza y del contacto con el río. En el Paraná el marcador de punta tiene contacto con otras de sus grandes pasiones: la pesca. Esta actividad le permitió al defensor conocer a uno de los futbolistas que admiró como reconocido hincha de River Plate: Rodrigo Mora.
Luego de su retiro de la práctica profesional el exdelantero del Millonario se transformó en un habitué de la costa del Paraná. En reiteradas oportunidades visitó Villa Urquiza para desconectarse de la rutina. En la citada localidad edificó un fuerte vínculo con Palito, uno de los guías de pesca de la zona y amigo del pueblo de Leonardo Morales.
En la noche del lunes, el ex-Belgrano, Atlético Paraná y Patronato posteó en su muro de facebook una imagen junto al exdelantero del elenco dirigido por Marcelo Gallardo en la que alzaban un surubí de gran porte. "Pesca con un campeón de América", escribió el Leo, que cumplía el sueño de conocer a uno de los futbolistas que admiró.
"Salía del gimnasio cuando Palito, que es uno de los guías de pesca de Villa Urquiza, me invitó ir a pescar. Me encanta la pesca y por eso le dije que sí, sin saber que iba a estar (Rodrigo) Mora. Después me contó que me quería dar una sorpresa. Me puso muy feliz porque lo que más quería era juntarme con un ídolo de River y una persona que pudo triunfar en el fútbol", narró Morales, en diálogo con Ovación.
El defensor remarcó la sencillez del uruguayo. "Es una persona humilde y simple. Era uno más arriba de la lancha", aseveró. "No me sorprendió su sencillez porque tenía referencias de otros amigos que me regaló el fútbol y me habían contado que era muy humilde", agregó, reforzando el concepto.
Leo lleva tatuado en su brazo el escudo de la entidad del barrio porteño de Núñez. Asimismo pudo dominar su amor por los colores del Millonario. De esta manera disfrutó del momento que compartió con Mora. "Lo que tratamos de hacer fue no hablar de fútbol. Es lo que menos queríamos hacer después de la lesión que motivó su retiro y de lo que sufrí al pelear por la permanencia con Santamarina. Eso sí: hablamos del partido despedida que tendrá en julio y que seguramente será a estadio lleno. Aunque no me animé a pedirle una invitación", indicó Morales, entre risas.
Al momento de responder sobre los temas en los que dialogaron, mencionó: "Hablamos como diálogo habitualmente con cualquier persona más. Le pregunté como iba con las filmaciones en El Marginal. Me comentó que ya habían terminado de filmar. Ahora estoy esperando la serie", apuntó.
La redonda. En la continuidad de su diálogo con Ovación, Morales realizó un análisis de la temporada que experimentó en Santamarina. "Más allá de haber peleado por la permanencia fue un año muy bueno en el que pude jugar después de haber estado parado un año. Cumplimos el objetivo, pero tenemos que realizar una autocrítica y nos salvamos del descenso por la mala campaña de Olimpo porque la nuestra también fue mala", reconoció.
"En lo personal me sentí muy cómodo. Pude jugar mucho y en distintas posiciones y eso me ayudó a crecer muchísimo. Gracias a Dios siento que rendí en toda la temporada. De hecho en Santamarina quieren renovarme el vínculo", añadió.
Sobre su futuro, respondió. "Mi idea es tratar de progresar. Siempre aspiro a subir de nivel. Me gustaría algo de Primera División o el exterior. Le estoy muy agradecido a Santamarina. El club me gusta, me gusta la ciudad, pero siempre busco algo para progresar", argumentó.
Óptica entrerriana. A la distancia, Leonardo Morales manifestó cómo vivió la campaña de Patronato y Atlético Paraná, dos de sus exequipos. "A los dos los miraba cuando podía. Me puso muy contento que Patronato se haya salvado del descenso porque a la ciudad le sirve mucho que un equipo compita en Primera División. Lo de Paraná me dolió mucho porque no le sirve al fútbol de la ciudad".
Por último, expresó felicidad por la campaña que Darío Ortiz realizó al frente de Gimnasia La Plata. "Siempre dije que fue el entrenador que más me marcó. Fue quien me dio la confianza y me permitió adaptarme en la B Nacional. Antes de que él llegara no venía jugando y él me dio continuidad y confianza. Por eso me puso muy contento su presente en Gimnasia. Siento que en Paraná se lo trató mal y en La Plata es un ídolo", cerró.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});