Secciones
Fútbol

La particular historia del pibe de Feliciano

Gonzalo López habló con Ovación en 2013 porque había quedado en River, pero luego el sueño se derrumbó. Jugó en Independiente y ahora está en Patrón.

Viernes 24 de Julio de 2020

A los 9 años comenzó a viajar con el elenco de Núñez, representando a la Escuelita de River Plate que funciona en Concordia. Hasta que llegó el día, cuando tenía 11 años, que recibió el visto bueno para quedarse en la pensión. Estaba todo listo y la alegría del volante Gonzalo López y su familia de Feliciano era infinita, pero un severo inconveniente con un dirigente de la filial Millonaria de Concordia arruinó los planes y el niño debió buscar nuevos horizontes. Fue un golpe durísimo de digerir.

Luego, debido a sus condiciones, logró quedar en Independiente. En el Rojo jugó un año y cuando debía regresar al año siguiente no lo pudo hacer porque su papá se enfermó. Gonzalo tomó la determinación entonces de regresar a sus pagos. Actualmente se encuentra jugando en la Quinta División de Patronato bajo las órdenes de Marcelo Candia con la ilusión de firmar contrato y debutar en la Primera Santa.

“Yo había quedado en River donde hacía adaptación. Iba y me quedaba en la pensión. Después fui a un torneo en Sunchales con ellos. Luego, por problemas ajenos a mí, cuando yo ya había hecho la ficha y todo, no me pude quedar en la pensión. Fueron problemas donde yo no tuve nada que ver”, le confesó el jugador entrerriano a Ovación, tratando de evitar un tema que le causó un profundo dolor.

Lopez
Ante Boca. El pibe de Feliciano tratando de recupera el balón ante un futbolista del Xeneize.

Ante Boca. El pibe de Feliciano tratando de recupera el balón ante un futbolista del Xeneize.

River quedó atrás y llegó otro grande: Independiente de Avellaneda: “En Independiente me fue bien. Estuve un año y jugaba de titular en AFA o a veces bajaba a jugar en la liga. Anduve bien y lo hice en Pre-novena. En realidad era pre-AFA, no era AFA aún, pero anduve bien”.

Lamentablemente cuando todo iba de maravillas el jugador de Feliciano debió abandonar el Rojo y regresar a sus pagos. ¿El motivo? La salud de su papá que aún vive. “Volví a Feliciano porque cuando estaba por regresar de nuevo a Independiente mi papá se enfermó y cayó en Terapia intensiva y yo decidí no hacer la pretemporada y pedí el pase libre. Ahí fue cuando regresé a Feliciano”.

Hasta que un día apareció Patronato en su vida deportiva. En el Rojinegro lleva 5 años y tiene por delante grandes objetivos por cumplir. Quiere firmar contrato y debutar en Primera. “Después de lo que le pasó a mi papá que fue en enero, yo en el mes de febrero hice una prueba en Patronato y quedé en la Novena y desde ahí empecé en Patronato. Mi objetivo más próximo es poder firmar mi primer contrato y después poder debutar en Primera para luego poder mantenerme que es lo más difícil”.

Finalmente el de Feliciano, quien nació tiene 18 años, habló de sus características como jugador: “Yo soy un jugador rápido, gambeteador, de ir para adelante. Tengo mucho estado físico y no me canso. Juego de volante por derecha.

EL DT. Marcelo Candia es el actual entrenador de López. El exjugador del Negro comentó: “Es un volante por derecha con un muy buen cambio de ritmo. Ejecuta muy buenos centros, pero una de las mejores características que tiene es el uno contra uno y el cambio de ritmo. Es un volante que llega al gol y tiene un buen juego aéreo”, dijo y prosiguió: “Ahora teníamos planeado con él trabajar el sector izquierdo que es lo que más le cuesta como para hacerlo un volante mixto o que lo pueda hacer por adentro”.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario