Copa Libertadores
Domingo 25 de Noviembre de 2018

La noche de los paranaenses que viajaron para ver la final de la Copa Libertadores

Algunos durmieron en uno de los colectivos, la otra unidad que los trasladó debió regresar a Paraná con quienes no podían quedarse hasta hoy. "El amor y la pasión supera todo", escribió Fredi Monjes, referente de la filial.

La suspensión de la final de la Copa Libertadores entre River y Boca generó inconvenientes a gran cantidad de hinchas que habían viajado desde distintos puntos del país e incluso del exterior. Algunos de los afectados son paranaenses.
Desde la filial local habían partido dos colectivos y como varios de los simpatizantes que viajaron no podían quedarse hasta hoy para presenciar el encuentro, uno de los micros regresó a Paraná.

Quienes se quedaron eligieron pernoctar a un costado de una avenida, dentro del colectivo. Incluso se utilizaron las bodegas como improvisadas habitaciones.


Embed

Embed



"Se duerme donde se puede", escribió el referente de la filial, Fredi Monjes, quien describió: "Amanecer raro. . . en una estación de servicio. Un micro nos quedamos otro se volvió, algunos no podían quedarse otro día, otros se vienen en autos, la historia de cada uno, que feo no?".


Embed


Aún así indicó que "el amor y la pasión supera todo. Acá hay otros micros y me imagino que todos los que viven lejos del Monumental tuvieron que hacer lo mismo. Todos socios de River, capaz que a alguien se le podría haber ocurrido que nos quedemos en los quinchos o en otra parte del club. . .no se. . . pero el amor a River es así. . .Solo se vive asi!!!!"

Comentarios