Boxeo

La Gurisa Débora Dionicius, otra vez la mejor de todas

La Gurisa Débora Dionicius fue elegida en los Premios Carlos Losauro luego de vencer a Marcela La Tigresa Acuña y asegurarse el título interino OMB Pluma.

Sábado 08 de Enero de 2022

El cierre de la temporada boxística 2021, a nivel nacional, consagró a una decena de personalidades destacadas en modo excluyente en distintas funciones y como es habitual en cada año, se los distinguió en memoria de Carlos Losauro, quien fue jefe de la sección deportes y el periodista que mayor jerarquía otorgó a la cobertura pugilística en La Nación en las últimas décadas. En este sentido la villaguayense Débora Dionicius fue elegida como la mejor boxeadora del año. A los 33 años, La Gurisa, renació de sus propias cenizas. Ajena a su peso primitivo Supermosca (52.200 kg) ascendió a los Plumas (57.125 kg) y venció por puntos a Marcela Tigresa Acuña para obtener el cetro (OMB -interino-) en la reapertura del Luna Park.

Una distinción más para una deportistas que sin dudas está dentro de los mejoras de la provincia y del país.

“El premio de la mejor del año yo ya lo recibí en otras oportunidades, pero nunca deja de ser especial para mi y más a esta altura de mi vida y mi carrera. Parecía que La Gurisa estaba acabada y logré resurgir. Me eligieron la mejor y es un mimo tremendo para mi”, le dijo a Ovación desde su Villaguay natal.

Débora Dionicius 2.jpg
La Gurisa Débora Dionicius, otra vez la mejor de todas.

La Gurisa Débora Dionicius, otra vez la mejor de todas.

De inmediato La Gurisa hizo su balance 2021. “El balance de este año para mi fue muy, pero muy positivo en lo deportivo. Creo que fue uno de los mejores años de mi carrera deportiva por lo que fue la pelea con Marcela Acuña por el titulo del mundo”, narró y prosiguió: “En el 2021 realicé tres peleas, gané dos y perdí una. Arranqué perdiendo y eso me desanimó mucho porque me dieron una pelea perdida que no era para perder. No la perdí y cuando suceden estas cosas abajo del ring, te bajonea un montón en lo anímico y querés dejar el box. La injusticia que se ve en el boxeo y en diferentes ámbitos se te hace caer. Después se me pasó y seguí con los entrenamientos hasta que me salió una pelea en Concordia. Fui y gané y a los 20 días me sale la posibilidad de pelear con Marcela Acuña por el título del mundo, en el Luna Park y con la número uno. Automáticamente, más allá que no era mi categoría, dije que sí y nos salió mejor imposible. La verdad que fue tremendo lo que pudimos marcar el 20 de noviembre en en Luna Park. Fue para mi un gran año por este cierre. Yo quería ser campeona del mundo de nuevo y lo logramos. Me costó llegar porque tuve que esperar para que llegue esta chance mundialista. Ganarle a Marcela no es poca cosa”.

debora dionicius vs tigresa acuña.jpg
La Gurisa Débora Dionicius, otra vez la mejor de todas.

La Gurisa Débora Dionicius, otra vez la mejor de todas.

Respecto de lo que se viene las expectativas están altas: “Para este año estoy con muchas expectativas porque la última pelea me incentivó a querer más. Yo quería ser de nuevo campeona del mundo, pero ahora quiero algo diferente. Quiero pelear en mi categoría y ser campeona del mundo o hacer alguna defensa afuera del país. Las aspiraciones son esas y ojalá se puedan dar. El lunes ya comenzamos con los entrenamientos”.

Castaño, el mejor

Brian Castaño. El campeón mundial de los medianos jr. protagonizó una temporada fantástica. A los 32 años e invicto con 20 victorias (13 KO) y 2 empates, reconquistó su corona -ahora en versión OMB- batiendo al brasileño Patrick Teixeira y luego empató con el norteamericano Jermell Charlo, por la unificación del cetro. Ambos combates en los Estados Unidos.

¿Quién fue Losauro?

Carlos Losauro falleció en el 2011 a los 66 años de edad de un paro cardíaco. Fue hombre muy querido por sus colegas, que honró el oficio de periodista con el compromiso diario. Y hacia adentro, en la redacción de La Nación -en donde fue jefe de Deportes desde 1995 hasta 2007, transitó con la impronta docente hacia los nuevos cronistas que mamó de su primer jefe, el gran Alberto Laya. Fueron tres décadas de militancia en el periodismo deportivo, con especialidad en el boxeo, que lo llevó a coberturas en el exterior durante la época de Laciar, Ballas y Martillo Roldán; también de fútbol, como en el Mundial 1974. Sus restos son velados en Velazco 1070 (Villa Crespo).

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario