Secciones
Básquet

La goleadora le tira un guiño a la Selección

A los 32 años, Johanna Puchetti fue la máxima anotadora de Obras, pionera del 3x3 mixto y tiene ofertas del exterior. Dice estar en su mejor momento y quiere volver a vestir la Celeste y Blanca.

Viernes 20 de Diciembre de 2019

Johanna Puchetti dejó otra vez su sello en Obras Sanitarias. Fue la goleadora del club durante toda la temporada en Buenos Aires donde además estudia la carrera Deportología, en la Universidad de Buenos Aires. La jugadora de básquet se recibió de médica en Rosario en 2014 e hizo gran parte de su carrera deportiva en Talleres donde ganó varios títulos y llegó a la Selección.

De paseo en Paraná visitó la Redacción de UNO y confió que su prioridad en 2020 es “jugar la Liga Nacional”, pero no descarta Básquet ofertas del exterior. Confió que está en el “mejor momento” de su carrera y le tiró un guiño a la Selección Argentina.

“Fue un año de consolidación profesional y de muchos desafíos. Fue largo en competencia, dos Liga Nacional más la Liga Metropolitana en Buenos Aires y pude ganar confianza y autoestima que necesitaba para mi juego. Estoy muy contenta”, sostuvo la jugadora nacida en Crespo el 12 de julio de 1987 que jugó dos años en el Tachero.

—¿Cómo tomaste el hecho ser la goleadora del año de un club tan grande?

—Ese dato no lo tenía y me lo pasaron hace poquito. Estoy muy contenta y trabajé muy duro para eso, desde el entrenamiento y desde el juego en las prácticas. Tiene mucho que ver con el lugar que me fui ganando de a poco en el equipo y dio sus frutos.

—Jugaste desde muy chica torneos locales en Talleres, luego Superliga, Torneo Federal, Liga Nacional y Mundial 3x3 y hoy a los 32 años, ¿En qué momento de tu carrera estás?

—Estoy en uno de mis mejores momentos. Hablaba de la consolidación de mi juego y creo que la cantidad de cosas que uno vivió desde atrás, dio sus frutos. Haber sido la goleadora de un club como Obras Sanitarias donde pasaron muchas jugadoras en el año, es todo un logro. Físicamente estoy muy bien y deportivamente no he parado. Estoy de vacaciones, pero no. Sigo y me pongo desafíos. El deportista se autodesafía todo el tiempo y lo que consigo hoy es porque todo el tiempo estoy buscando mejorar día a día. Y eso trato de reflejárselo a las más chicas. Hay que seguir trabajando porque con mis 32 años he mejorado un montón de cosas que quizá a otras personas les llega antes. Y tiene mucho que ver con el compromiso.

—¿Hoy estás sin club, cuáles van a ser las prioridades para el año que viene?

—Primero quiero ir a un club que me haga sentir cómoda. A esta altura de mi carrera deportiva es lo más importante. Tengo propuestas de Brasil y de España y las estoy analizando de a poco. No voy a tomar decisiones apresuradas porque uno necesita descansar y estar con la cabeza más tranqui. Quiero seguir jugando la Liga Nacional y si no es acá, en el exterior. Hoy la prioridad la pongo en disfrutar de la familia, mis sobrinos y después ver y cargar pilas. Fue un año largo y quiero estar en un lugar donde me sienta bien.

—Además te falta un año para terminar la especialidad ¿Eso influye?

—Eso me tira un poco a la hora de evaluar las propuestas porque el hecho de poder realizar una especialidad a la par está muy bueno. Buenos Aires tiene eso, centraliza un montón de posibilidades, y se puede aprovechar. Voy a tratar de tomar la mejor decisión.

—¿Y cómo fue la primera experiencia del 3x3 mixto y haber sido pionera?

—La verdad que fue muy interesante y tuvo muy buena repercusión. Ojalá que esa participación, tanto la mía como la de mi compañera Belén Echeverría, que fuimos las pioneras, sea el inicio y se instale definitivamente en el país. Sabemos que hay mundiales y quizá más adelante esté en los Juegos Olímpicos. Es una modalidad que hay que incluir en los planes de cualquier club y darle el espacio que necesita. Hay países que lo juegan hace años y son potencia. Es un juego que tiene mucho de disfrute, de jugar el uno contra uno y pasarla bien.

—¿La Selección Argentina está cerca o lejos?

—Me siento muy bien, quizá para algunos estoy grande para formar parte de una Selección, pero encantaría tener una oportunidad. Estoy bien físicamente y deportivamente y ojalá se de la Selección. Ahora viene un cambio, una transición con el nuevo presidente de la CABB. Yo siempre estoy preparada porque es un orgullo siempre ser parte de una Preselección o Selección. Estuve en un proceso anterior y la verdad es que es muy lindo y te llena el pecho de orgullo. Es un reconocimiento de muchos años y por qué no. Obviamente será bienvenido.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario