Secciones
Ovacion

La diferencia en un chico le dio el triunfo

Echagüe volvió al triunfo luego de un gran tercer cuarto y con los triples del pibe Morales. Venció a La Unión de Colón 96-67.

Sábado 15 de Noviembre de 2014

El Atlético Echagüe Club consiguió anoche, por primera vez en la temporada, hilvanar dos triunfos en serie luego de vencer a su par de La Unión de Colón por 96-67 en un partido que recién pudo destrabar en el tercer cuarto. El cotejo correspondió a la Zona Litoral del Torneo Nacional de Ascenso. Ahora, el AEC tiene un record 4-6 que ya no lo tiene como colista del grupo y en la continuidad de la competencia tendrá que medirse el martes 18, como visitante, ante el rival de anoche.
  Echagüe fue un poco mas en el primer cuarto y por eso se lo adjudico. En realidad tuvo algo de peso ofensivo con algunas individualidades y eso le permitió tomar algo de distancia. Brown supo mostrarse como un extranjero que hace la diferencia, pero que también busca tener su protagonismo. Estuvo bien acompañado por Carnovale en los puntos y con Santiago González con la labor bloquear, rebotear y asistir también. Por eso el 17-8.
La Unión se mostraba mas bien desalineado en ataque, con falta en la conducción pero que por momentos sabia aprovechar los quedos y huecos que dejaba el AEC en su postura defensiva. Así, en 4’ de juego del segundo chico, la visita se le pego en el tanteador (24-22).
De echo hasta pudo pasar al frente sobre el final de la primera parte (34-35), claro que el último movimiento estuvo a cargo de Lisandro Ruiz Moreno: consiguió una doble y falta sobre el sonido de la chicharra.
En el tercer cuarto el AEC salió a jugar el pleito con una postura defensiva que iba a resultar clave. Se plantó en defensa y esto complicó la existencia del conjunto colonense. Con los de Rimoldi sin gol, el Negro paranaense hizo un juego más claro en cuanto a sus intenciones ya sea corriendo y con posiciones fijas. Los mayores cumplieron con su rol (gran pasaje de Carnovale) el pibe Julián Morales mostró sus atributos: la buena mano desde la línea de tres. Por eso el parcial fue 26-10 para el dueño de casa. El tercer cuarto se cerraba 63-45.  
¿Partido cerrado? Sí, a contramano de lo que se daba el cierre del PT, el AEC encontraba la llave del partido en tan solo 10 minutos. De no creer. Morales siguió con tiro de tres intratable y la distancia se fue a 31 puntos a falta de 5’ 30” (83-52). Todo estaba recontra liquidado. Pasaron los minutos, chicharra final y festejo como para sentirse un poco mejor y tomar confianza para seguir en la buena senda. Que es lo que falta.
pesar. Antes del partido, se llevó adelante un minuto de silencio en el Butta ante la noticia de la muerte de Miguel Miño, dirigente de rugby del club, árbitro también,  que falleciera producto de un infarto.

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario