Secciones
Liga Profesional

La chance de Matías Mansilla llegó más rápido de lo esperado

En 16 meses Matías Mansilla pasó de jugar de la Primera C a formar parte del plantel de Patronato. "Espero estar a la altura de las circunstancias", aspiró.

Viernes 25 de Junio de 2021

El sueño de todo futbolista que proyecta su carrera está orientado a llegar al máximo nivel. La meta se persigue en forma constante. Poco importa el nivel donde se encuentra cuando la llama se enciende. Solo es cuestión de luchar en forma constante y con un horizonte claro para edificar sus anhelos. A veces las oportunidades demoran en llegar. En otras ocasiones las puertas se abren más rápido de lo esperado. Esto sucedió con Matías Mansilla, quien en apenas 16 meses subió tres escalones.

En marzo de 2020 el arquero nacido en Los Juriés, una pequeña ciudad ubicada en el interior de Santiago del Estero, disputó su último encuentro con la camiseta de Ferrocarril Midland en el campeonato de la Primera C. El parate que provocó la pandemia motivó el final de su ciclo en el Funebrero y su despedida de la cuarta categoría del fútbol argentino. Su nuevo destino era Deportivo Morón.

Con el Gallo dio el primer salto importante en su carrera. Comenzó ese desafío desde el banco de suplentes en sprint final de la temporada 2019/20 de La Nueva Nacional. En la edición 2021 se adueñó del arco. Mansilla sumaba 10 encuentros en la máxima divisional del fútbol de ascenso cuando recibió una oferta tentadora. Desde Paraná le ofrecieron sumarse al plantel de Patronato para integrar la estructura de un equipo de Liga Profesional de Fútbol.

mansilla.jpg
Matías Mansilla llegó a Patronato proveniente de Morón

Matías Mansilla llegó a Patronato proveniente de Morón

“Hace un año y cuatro meses estaba jugando en Primera C. No pensé que la oportunidad de llegar a Primera División se iba a presentar tan rápido. Por eso cuando se presentó esta oferta no dudé un segundo en venir. Estoy feliz por estar en Patronato”, relató Matías Mansilla, en sus primeras declaraciones luciendo el escudo del Rojinegro mediante rueda de prensa.

La flamante incorporación de Patronato ingresó este viernes por primera vez a las instalaciones del Presbítero Bartolomé Grella. “Estoy conociendo el estadio. En los cinco días que trabajé en Capillita me encontré con un plantel humano muy bueno, con gente con muy buena predisposición. De a poco voy conociendo más el club, la ciudad y la gente”, mencionó.

Payo, como lo bautizaron en Midland, destacó la importancia de su paso en la Nueva Nacional para llegar con otro rodaje al círculo superior. “El puesto de arquero requiere de mucha experiencia. En Primera C jugué más de 120 partidos. La experiencia en Morón me sirvió de mucho porque no es lo mismo saltar de Primera C a Primera. En este sentido sirvió muchísimo la adaptación en la B Nacional”, valoró.

En apenas cinco días de entrenamientos Mansilla observó las diferencias entre el mundo del ascenso y Liga Profesional. “Me encontré con un juego un poco más rápido, más dinámico, pases más fuertes. Los delanteros tienen otra jerarquía a la hora de definir. Estoy utilizando estos días para adaptarme y una vez que este vez desde lo físico pelearé para jugar”, aspiró.

Al momento de explicar que lo sedujo para sumarse al plantel del Rojinegro, contó: “Llegar a Primera División es lo que todo jugador anhela cuando comienza su carrera. Venir a Patronato es lo idea porque es un club tranquilo y una ciudad muy tranquila. Espero estar a la altura de las circunstancias”, deseó.

El flamante futbolista del Santo se integró como una alternativa para custodiar la valla. Mansilla buscará adaptarse con celeridad a las exigencias de la divisional y capitalizar la experiencia de Matías Ibáñez, capitán y dueño de la posición. “Se que vengo a un club donde hay muy buenos arqueros. Matías (Ibáñez) es un referente para los chicos del club con una trayectoria admirable. Tengo que adaptarme a lo que es Primera División porque es mi Primera experiencia en esta categoría. Adaptarme, aprender de Matías que tiene una carrera admirable. La competencia será sana. La idea es que nos potenciemos uno a otro”, subrayó.

Por otro lado, indicó que hablar de proyecto deportivo es demasiado apresurado. “Ni bien llegué hablé con Iván (Delfino), que me dijo que me ponga bien desde lo físico. Estoy trabajando con el profe de arqueros en la puesta a punto. Venía de otra etapa porque llegué con ritmo de fútbol para estar a la par de mis compañeros. Todavía no hablé sobre las aspiraciones del equipo. No obstante, la idea será hacer un buen colchón de puntos para estar tranquilo con el promedio”.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario