Secciones
Rugby

Kremer se tiene toda la fe ante Inglaterra

El entrerriano dijo que si repiten el inicio que tuvieron ante Tonga, le pueden "ganar a cualquiera".

Domingo 29 de Septiembre de 2019

Osaka.— El seleccionado argentino de rugby cumplió con su primer objetivo y se mantiene con vida en la Copa del Mundo, tras vencer a Tonga, y ahora se viene lo más difícil: ganarle a Inglaterra. Por esa razón, el entrerriano Marcos Kremer remarcó que ingresaron en una etapa de definiciones.

“Si comenzamos todos los partidos como con Tonga, le podemos ganar a cualquiera”, dijo.

El oriundo de Concordia hizo un análisis y reconoció el valor que tuvo el 28 a 12 ante los tonganos.

“Estoy contento porque hicimos pie, más que nada en el primer tiempo y nos da confianza”, afirmó.

Además, el tercera línea de Los Pumas habló de lo que se viene y del potencial del seleccionado cuando son protagonistas.

“La iniciativa hay que tenerla siempre porque sabemos que quedan dos finales”, dijo.

“Si comenzamos todos los partidos como con Tonga, le podemos ganar a cualquiera”, completó Kremer, quien viene realizando una muy buena Copa del Mundo.

El récord de Creevy. La huella que Agustín Creevy dejará en Los Pumas, seguramente irá mucho más allá de haber alcanzado, con su partido ante Tonga por la Copa del Mundo, a Felipe Contepomi como el jugador con más presencias con la camiseta argentina. Los 87 caps del hooker con pasado de tercera línea, que debutó con 20 años ante Japón en 2005, es apenas un asterisco más en una carrera que lo tiene como uno de los líderes más influyentes en los últimos años del equipo que capitaneó en 49 oportunidades.

El actual entrenador de Los Pumas, Mario Ledesma, que fuera su compañero en el Clermont francés, ayudó en su formación. Creevy luego pasaría a Montpellier y por el Worcester inglés, antes de afincarse definitivamente en su país, donde tiene contrato con Jaguares hasta diciembre de 2021.

Creevy hizo historia a los 4 minutos del segundo tiempo del partido que terminó en victoria de Los Pumas ante Tonga, en el Hanazono Rugby Stadium. Al término de ese encuentro señaló que “estoy muy contento, es un logro individual, pero me pone muy feliz haber ganado contra Tonga”.

Al respecto de sus 87 presencias con la camiseta albiceleste, remarcó que “lo que más me llama la atención es la cantidad de partidos que había tenido Felipe (por Contepomi), porque a mi me tocó una época donde se juega mucho más, pero es un honor compartir podio con él, porque es un excelente jugador, lo quiero mucho, es mi amigo y llegar a 87 partidos no se da todos los días, así que estoy completamente feliz”.

En relación al partido con Tonga explicó: “No sé qué pasa, necesito ver el partido y analizarlo. En el primer tiempo vimos mucho más dinámica, se encontraron más los espacios, el maul anduvo bien, pero en el segundo tiempo las cosas fueron totalmente distintas. El scrum funcionó en el segundo tiempo, eso es algo bueno. En las otras no pudimos anotar”.

De cara al próximo choque con Inglaterra, dijo que “el que viene es un partido muy importante, porque nos puede dar la clasificación a cuartos. Va a ser una semana muy linda, tanto en lo personal como en lo grupal, sabemos lo que es Inglaterra como equipo, pero estamos dispuestos a dejar todo. Somos un equipo serio que cuando se propone las cosas lo cumple”.

“Inglaterra está al nivel de Nueva Zelanda”, completó, al tiempo que dijo que “no es vistoso, pero hace las cosas prolijas. Ya lo dijo su entrenador Eddie Jones: son constantes. Así que nosotros vamos que tener que ser muy sólidos en las formaciones fijas y también en el juego en general, salir bien de nuestro campo, buenas estructuras y en la definición, llegar y anotar”.

Sobre el punto fundamental a corregir por su equipo, dijo: “Hay que poner el foco en la cabeza, que se trabaja en la semana, en los entrenamientos, en el descanso, en el entrenamiento invisible. Venimos con buenas semanas en los entrenamientos, de mucho golpe y consistencia, pero falta ese clic. Se viene un lindo desafío para nosotros, estamos en condiciones de jugarles de igual a igual y estoy completamente seguro de que vamos a tener una linda tarde”.

En el fundamental duelo ante La Rosa, Creevy podría sumar un cap más y quedar en solitario como el jugador con más presencias en el seleccionado. Pero el mismo le sacó relevancia a ese posible hito individual.

“Cuantos más partidos juegue en Los Pumas, será mejor, pero el sueño es ganarle a Inglaterra. Después si puedo cumplir 88 partidos en este equipo, será una consecuencia”, aseguró el jugador que como capitán de la Argentina, disputó 49 partidos y es el jugador con más tests en esa función en el seleccionado nacional.

De Martín Gaitán a Julián Montoya

Julián Montoya fue la figura de la cancha ante Tonga marcando tres tries en solo 26 minutos de juego. De esa forma, el hooker se convirtió en tryman récord, al alcanzar a al paranaense Martín Gaitán en aquel recordado partido del mundial de Australia en 2003 ante Namibia. En ese encuentro, el ex-Estudiantes y actualmente en el staf técnico de Los Pumas, también se despachó con tres tries.

Partidazo: Gales venció a Australia

Gales superó a Australia por 29 a 25 en el duelo por la cima de las posiciones del Grupo D y logró una prestigiosa victoria que perfila a la Selección de Warren Gatland como una de las favoritas a avanzar hasta las instancias finales de la Copa del Mundo.

Gracias a una primera mitad que rozó la perfección por la conducción y el acierto con el pie de sus dos aperturas, Dan Biggar y Rhys Patchell, el Dragón anotó dos tries en los primeros 40 minutos de la mano de Hadleigh Parkes y Gareth Davies. Los Wallabies, por su parte, tardaron en entrar en el partido y solo a falta de diez minutos para el final apelaron a la heroica para quedar a disposición de remontar una diferencia que había llegado a ser de 18 puntos.

Hasta la última pelota peleó Australia, pero cuando sonó el gong Gales sacó la pelota del ruck y la mandó a la tribuna para cerrar un partido memorable y un triunfo que lo deja líder del grupo.

CAYÓ URUGUAY. En el segundo encuentro de ambos equipos en el grupo, Georgia fue superior a Uruguay y con cinco tries anotados consiguió su primera victoria (33 a 7 y con punto bonus) en la Rugby World Cup.

Con superioridad de peso y altura en sus forwards, Georgia buscó desde el inicio plantear un partido físico. Llevó al equipo uruguayo a jugar en su territorio y le impuso condiciones de entrada.

El equipo del este europeo, que realizó 12 cambios respecto del primer encuentro ante Gales, pareció más afianzado y en mejores condiciones físicas que Los Teros. Quizás mucho tuvo que ver el esfuerzo que realizaron los uruguayos cuando vencieron en el debut a Fiji por 30-27.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario