Ovacion
Miércoles 26 de Diciembre de 2018

Karina Wasermann llegó a un objetivo difícil de alcanzar

En el país son entre cinco y seis las mujeres que llegan a ser 7° Dan y la bonaerense, pero paranaense por adopción,lo logró. Además es instructora internacional.

Karina Wasermann tiene un importante y destacado recorrido dentro del taekwon-do. Es instructora internacional, disputó varios mundiales donde ganó uno en Canadá en 2007 y ahora, hace poco, se graduó como 7° Dan, un detalle no menor ya que son pocas las mujeres que alcanzan este objetivo.
La bonaerense, paranaense por adopción (está hace 12 años), habló con Ovación respecto de sus logros alcanzados.
"Son muchos años de práctica y la verdad que un momento imposible de borrar. Acá en la Argentina somos muy poquitas. Hay una maestra que hace muchos años que está en el sur y después seremos cinco o seis más como mucho", expresó la instructora respecto del logro que acaba de conseguir.
No es fácil llegar a ser 7° Dan y Wasermann lo logró, y explica el porqué de lo complejo. "Primero cuesta porque es un arte marcial que siempre se practicó por varones. Hace 30 años empezó a haber más cantidad de mujeres. Después hay que sumar muchos años de entrenamiento y de a poco llega todo. Demanda mucho tiempo".
La bonaerense es instructora internacional. Todo lo aprendido, hoy lo vuelca en sus alumnos.
"Arranqué en el año 94 a dar clases como ayudante de mi profesor en ese momento y de ahí hice el Profesorado de Educación Física para complementarlo con la parte técnica, y de ahí más nunca paré de dar clases", expresó, y agregó: "Acá en Paraná hay mucho para trabajar. Hay muchas escuelas, pero pocas que trabajen bien. Hay mucha gente y todos los chicos son divinos. Hay chicos con ganas de entrenar. Estoy dando clases en la zona de Paracao y la Escuela Terán. Tengo unos 150 alumnos, más los grandes. Tengo chicos que ya han competido a nivel nacional varias veces y en los torneos interprovinciales. Y este año el objetivo será el interescuelas que se hace en Mar del Plata".
"Podemos decir que soy una paranaense más. El amor me trajo acá. Estoy casada y con dos niñas que hacen un poco y un poco", contó a la hora de explicar por qué se radicó en la capital de la provincia ya hace un tiempo.
Wasermann también recordó su tiempo de deportista, que fue realmente glorioso. "La parte competitiva la vuelco ahora en los alumnos, pero son momentos grandiosos que ojalá que todos lleguen a vivirlo. Es buenísimo".
Por último la deportista contó qué hay que hacer para dar el salto internacional. "Yo estuve en varios países compitiendo. Para dar el salto internacional tenés que ser bueno y lograr clasificaciones a nivel nacional. Sin eso no se puede llegar a un Mundial. Después es todo trabajo y más trabajo", cerró.

Comentarios