Secciones
Julián Molina

Julián Molina: "Voy a buscar el tercer registro permanente"

El atleta de paraná Julián Molina habló del gran regreso, donde ganó los 3.000 y 5.000 metros y estableció dos marcas brillantes en el Grand Prix Sudamericano.

Martes 30 de Marzo de 2021

El atleta de Paraná Julián Molina volvió a dejar su sello en el cierre del Grand Prix Sudamericano desarrollado el fin de semana en Concepción del Uruguay donde ganó la prueba de los 5.000 metros libres y los 3.000 metros con obstáculos.

Molina llegó a ganar la prueba luego de estar a un poco más de 80 metros por detrás del colombiano Carlos San Martín. “Estoy muy contento con esta gran carrera que hice”, señaló a la Radio de UNO desde Rosario, donde está radicado.

Molina contó que había quedado “un poco bajoneado” porque el año pasado la pandemia pospuso los torneos y muchos atletas perdieron los sponsor, pero comentó que haber ganado el Nacional de obstáculos lo hizo “remontar” un 2020 muy complejo, donde tuvo una operación y además tuvo Covid.

Luego de una preparación en la altura de Cachi, en febrero llegó a Entre Ríos con la cabeza puesta en ser protagonista y volvió con todo.

El atleta nacido en el barrio San Agustín de Paraná contó cómo fue su participación y estrategia para quedarse con el primer puesto con obstáculos. “Yo no soy osbtaculista, mi prueba eran los 5.000, y como el domingo no tenía otra prueba mi entrenador me dijo correla y mejorá tu registro de bajar los 9 minutos. No es fácil en llano, imaginate con obstáculos. El colombiano con el competí habló conmigo antes porque está a un paso de los Juegos Olímpicos y me preguntó si podíamos salir a girar juntos y le dije que no lo podía ayudar porque no era mi especialidad. Salió para 8,22, a 8 segundos de la marca mínima olímpica por eso salió muy rápido y en la primera vuelta pasó por demás fuerte. Me sacó 50 metros en los primeros 200 metros. Yo salí a hacer una carrera más progresiva, sabiendo que podía bajar los números, pero no que iba a bajar a 8’49”. Pero bueno, terminó explotado por el ritmo en el que salió y yo le terminé ganando”, confió el Hijo del Viento.

Molina dijo que ahora se prepara para lo que serán los 10.000 y 5.000 metros del Campeonato Nacional que se va a disputar dentro de dos semanas. “No voy a correr a obstáculos porque no voy a tener descanso. El viernes voy a hacer los 10.000 y el domingo, con un día de descanso voy a correr los 5.000. Soy humano y no puedo correr tres días seguidos”.

Molina, que con el registro del sábado pasó a ser el quinto mejor argentino de la historia en los 5.000 metros, quedó a un segundo de quedar cuarto, y sostuvo que dentro de dos semanas va por un lugar en el podio permanente de los 10.000.

“Espero subir el ránking en 10.000, que tiene en el primer lugar a Antonio Silio. Tengo que bajar los 28 y pico. Si los atletas no quieren salir a correr en el equipo voy a salir a jugármela y lograr lo que me propongo”, aseguró uno de los mejores corredores de la historia.

“Estoy muy contento por mis logros y también por los atletas de la provincia que han mejorado, como el caso de Federico Bruno, que bajó su récord argentino por un segundo y feliz por Dylan Van Der Hock, el chico de 19 años que clasificó para el Mundial de Kenya Sub 20. Él estuvo en la altura con nosotros y por ahí no podemos entrenar juntos porque todos tenemos distintas panificaciones, pero por ahí estábamos en los fondos juntos. Lo disfrutamos y pudimos cumplir con nuestros objetivos”, sostuvo.

EL LABURO. Julián Molina comentó que se encuentra muy bien porque desde 2018 está dedicado de lleno al atletismo, pero comentó que el emprendimiento gastronómico que tenía junto a su novia y la familia de ella sigue funcionando. “Ahora lo sigue mi suegra. Vendemos empanadas y tartas, pero para correr fuerte tengo que viajar y entrenar duro para buscar torneos y eso te cansa. He podido renovar contrato con Nike, Sancor Seguros, Sotic, Tiempo Oficial Pergamino y las becas de Entre Ríos”, manifestó.

La serie internacional en la pista sintética del CEF 3, en Concepción del Uruguay, concluyó el domingo con el torneo en homenaje al profesor Hugo Mario La Nasa –expresidente de la CADA– y con un positivo balance para los atletas argentinos de la nueva generación: en muchos casos con interesantes progresiones personales. Fue en el marco de los torneos de Grand Prix Sudamericano de atletismo.

Para los atletas argentinos, así como para los de los países hermanos de Sudamérica, es muy importante haber celebrado una competición internacional en momentos tan difíciles como los que estamos atravesando por el drama del Covid-19. La organización misma tuvo que enfrentar múltiples dificultades para llevar a cabo el torneo, atendiendo por supuesto todas las normas sanitarias. Y se cumplió el objetivo de dotar de competencia a nuestros atletas.

Después de los excelentes resultados que atletas como Elián Larregina, Marcos Molina y Carolina Lozano habían ofrecido en las jornadas anteriores, los tres estuvieron entre las figuras de este último día. En una distancia poco habitual para el programa femenino (los 2.000 metros con obstáculos) y que sirvió de preparación hacia las futuras competencias internacionales, Lozano protagonizó un gran duelo con nuestra recordista –de 3.000– y finalista mundial Belén Casetta, y ambas con buenos tiempos. Lozano impuso el ritmo de entrada y ganó con 6’ 23” 17/100, con la marplatense en 6’ 29” 40/100 y tercer puesto para otra mediofondista que viene en recuperación, Clara Baiocchi (6’ 36” 68/100). También la prueba de obstáculos de los hombres, ya en el cierre del torneo, ofreció un interesante resultado, en este caso sobre los clásicos 3.000 metros. Tanto Julián Molina como el juvenil Dylan van der Hock coparon los primeros puestos con sus mejores marcas, seguidos por el colombiano Carlos Andrés San Martín, campeón sudamericano y Medalla de Plata panamericana de 2019. Molina se impuso con 8’ 49” 24/100 y van der Hock, con 8’ 57” 31/100, se aproximó a sólo 3” de la plusmarca nacional U20. San Martín había marcado el desarrollo de la prueba y llegó a tener una apreciable ventaja, pero se quedó en las vueltas finales.

El paranaense Molina venía de su gran performance sobre 5.000 metros, donde fijó la mejor marca de un atleta argentino en pistas nacionales en el historial.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario