Ovacion
Viernes 16 de Marzo de 2018

Jugador de Independiente vivió dos episodios terribles de discriminación

Se trata del ecuatoriano Fernando Gaibor, de nacionalidad ecuatoriana. El futbolista ha sufrido mucho desde que llegó a Argentina.

El futbolista de Independiente Fernando Gaibor, de nacionalidad ecuatoriana, aseguró este viernes que desde que llegó a Argentina ha "sufrido bastante discriminación" y contó que en un peaje un policía le apuntó "con un arma" y luego fue echado de una concesionaria donde había ido a comprar una camioneta.

"Desde que llegué he sufrido bastante discriminación. Lo que me ha pasado fue muy feo y esto me está afectando mucho, pero trato de sobreponerme con trabajo", reveló el mediocampista del club de Avellaneda.

El encargado de sacar a la luz el tema fue el entrenador Ariel Holan tras el triunfo de Independiente ante Millonarios por 1 a 0 por la Copa Libertadores cuando comentó que el mediocampista había sido "detenido en el peaje de Dock Sud" y discriminado en una concesionaria donde fue a adquirir un auto.

gaibor.jpg


En diálogo con Sportia, Gaibor expresó: "Cuando vinimos de Brasil después de jugar la Recopa me fui en un taxi como a las 16:30 y en el peaje de Dock Sud había muchísimos autos. El taxista, que era hincha de Independiente, pagó el peaje, pero la barrera se bajó y no sabíamos qué pasaba".

"Entonces me golpearon el vidrio de mi lado y cuando miro estaba el policía apuntándome con el arma, me gritaba que alzara las manos, abrió la puerta, me agarró del pantalón, me requisó y me dio mucho miedo, porque cuando te apuntan cualquier cosa puede pasar. Me confundieron y no me dejaron hablar", aseveró.

Gaibor continuó su relato y dijo: "No me creían que soy jugador de fútbol. Nos revisaron de pies a cabezas. No nos creían. Nos salvó el taxista que era hincha del Rojo y me conocía, pero la pasé muy mal. La policía actuó así porque nos dijeron que sino los matan como perros".

gaibor1.jpg


Luego habló del otro episodio: "Fui a una concesionaria con un amigo a comprar una camioneta, se nos acercó un vendedor y nos echó porque dijo que no teníamos dinero para comprarla. Nos discriminaron. Me dijo que si no tenía la plata no me podía mostrar el auto".

"Trato de enfocarme en jugar que es lo que vine a hacer, pero lamentablemente cosas como estas influyen. Yo acá estaba sólo hasta la semana pasada que llegaron mi esposa y mi hijo", señaló.