Secciones
Eurocopa

Italia derrotó a Bélgica y se metió en las semifinales

Con goles de Barella e Insigne, Italia le ganó 2 a 1 a Bélgica y enfrentará a España por un lugar en la final. Lukaku marcó el tanto de los Diablos Rojos.

Viernes 02 de Julio de 2021

Italia derrotó 2-1 a Bélgica, en el Allianz Arena de Alemania, y se metió en la semifinal de la Eurocopa 2021. Nicolò Barella y Lorenzo Insigne marcaron los tantos de la Azzurra, mientras que Romelu Lukaku descontó para los Diablos Rojos. Enfrentará a España en busca de la final.

El elenco dirigido por Roberto Mancini tuvo un comienzo dubitativo pero empezó a hacer pie poco a poco en un partido que se convirtió en una sucesión de ataques. Ambas selecciones tuvieron situaciones de peligro desde el arranque. En el minuto 13, el VAR le anuló un gol a Bonucci por fuera de juego y después Donnarumma negó un par de chances claras a los dirigidos por Roberto Martínez.

Pero la igualdad se quebró en el minuto 32, cuando Nicolò Barella recibió la pelota dentro del área rodeado de tres rivales, se escapó de la marca y soltó un derechazo que dio en el poste lejano antes de inflar la red de la portería defendida por Thibaut Courtois.

Ese tanto les dio seguridad a los italianos para dominar con balón y anotar un segundo gol. El autor fue Lorenzo Insigne, quien partió desde la izquierda con mucho campo por delante, eludió un rival y, plantado en la frontal del área, sacó un tiro imparable para Courtois.

La Azzurra se hubiera ido con la valla invicta al descanso de no ser porque Di Lorenzo empujó en el área a Doku y luego Romelu Lukaku cambió el penal por gol. Una anotación vital, justo antes del entretiempo.

Lorenzo Insigne marcó un golazo para Italia contra Bélgica en los cuartos de final de la Eurocopa (Foto: REUTERS)

En el segundo tiempo, Italia salió con la misma actitud de acero, sin mirar el marcador. Los de Mancini eran conscientes que jugando a ese ritmo podían dominar el pleito y quizás liquidarlo rápidamente. Pero Bélgica contó una posibilidad muy clara en el minuto 61 tras un centro raso de De Bruyne que encontró a Lukaku en el segundo palo. Spinazzola la sacó en la línea y negó el empate.

Los minutos corrieron y ambos entrenadores movieron piezas. Bélgica no se rindió e intentó en todo momento encerrar a Italia en su propio campo. La Nazionale defendió el resultado con todas sus fuerzas, la frustración de los Diablos Rojos empezó a sentirse en la recta final del encuentro. No logró encontrar los caminos para igualar el pleito.

De esta forma, la Italia de Roberto Mancini aumentar su increíble racha positiva a 32 partidos sin derrotas y alcanzó las semifinales de un gran torneo por primera vez desde la Eurocopa 2012. Su rival será el mismo al que enfrentó en la final en aquella edición: España. Aunque esta vez no estará en juego el título. Su duelo en Wembley definirá a uno de los finalistas.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

Más en Italia