Liga Nacional

Ignacio Titi Barsanti, un campeón de Paraná

El asistente de Instituto, Ignacio Titi Barsanti, fue parte de la primera estrella que sumó La Gloria en la Liga Nacional. "Es el momento más importante".

Jueves 16 de Junio de 2022

El abrazo final con Lucas Victoriano y la sonrisa que lo caracteriza se acentuó. Un momento que quedará para siempre en su retina. Ignacio Titi Barsanti salió campeón de la Liga Nacional de su amado deporte, el básquet. El asistente de Instituto de Córdoba fue parte de la primera estrella que sumó La Gloria luego de vencer el lunes por la noche a Quimsa de Santiago del Estero en el quinto partido de la serie final por 85 a 84 en un final apasionante.

TITI BARSANTI.jpg
Ignacio Titi Barsanti, un campeón de Paraná

Ignacio Titi Barsanti, un campeón de Paraná

“Es sin dudas el momento más importante de mi carrera. Lograr un título y conseguir un logro de esta envergadura con la cantidad y todos los entrenadores que han pasado en la historia no es poca cosa. Estoy muy contento y ojalá que vengan muchas más alegrías. Sin dudas es una de las etapas más linda de la corta carrera que tengo”, sostuvo el entrenador de Paraná en diálogo con La Radio de UNO (88.7) minutos antes de subirse al micro que los trasladaría hasta suelo cordobés. “Estábamos convencidos que con el trabajo que habíamos hecho íbamos a llegar a quebrar la serie porque teníamos esa convicción y confiábamos en la capacidad de los chicos. Estuvimos muy tranquilos, los jugado res también y salieron las cosas como lo pensábamos”, señaló sobre lo cerrado que fue el partido sobre el final en el cuál los locales pudieron darlo vuelta.

Embed

El exentrenador de Echagüe dijo que fue un partido muy duro y destacó que “es el primer equipo que gana un partido afuera“. "Teníamos la convicción cuando terminó el cuarto partido que íbamos a ganar el quinto, lo sentíamos y lo vivíamos así. Teníamos hambre por venir a buscar el partido y eso hizo que se diera este fina”, remarcó el ex asistente de Regatas que vivió una serie impresionante con un dos triunfos en Santiago y uno en Córdoba. Barsanti ha construido una carrera profesional con muchísimo esfuerzo y hoy disfruta de ese compromiso con la profesión y la responsabilidad. Llegó a Regatas de la mano de Lucas Victoriano y el entrenador le propuso “continuar” de seguir en Córdoba siguiendo un desafío. Titi valoró esa decisión y destacó el trabajo de su compañero. “Con Lucas trabajamos a la par y nos sentimos muy cómodos porque es un gran entrenador y para mi estar al lado de él es algo significativo”, declaró.

El paranaense definió la Liga Nacional como “hermosa y pasional” y profundizó sobre algunos aspectos de la competencia. “Tenemos una Liga pasional, emotiva, hermosa independientemente del éxodo de jugadores. Tenemos una Liga que es competitiva que saca jugadores, saca entrenadores que es vista a nivel mundial. Si bien nos toca pasar un momento difícil en el país por la situación económica, la Liga siempre tiene estas cosas hermosas. Lo digo ganando y perdiendo. Hay un esfuerzo muy grande por parte de los dirigentes y de los clubes por hacer de esta Liga competitiva todo el tiempo. Hay momentos que lógicamente que hay jugadores de mayor calidad y otros donde no, pero siempre la Liga le da de comer a todo el mundo y eso tenemos que valorarlo mucho”, analizó el entrenador. Por último, Barsanti, dijo que el título lo quiere compartir “con la gente de Paraná” por el apoyo y el “respaldo” que le da permanente. “Esto quiere compartirlo con toda la ciudad porque tenemos una ciudad que ama al básquet”, sostuvo.

Como el padre

Luciano González, el Chuzito, se consagró campeón de la Liga Nacional siendo una de las figuras de Instituto. De esta manera se suma a su padre, el Chuzo, Luis González, campeón con Atenas de Córdoba. Padre hijo podrán poner en su “vitrina” el título de campeón de la máxima categoría de la Liga.

El escolta de Paraná perdió la final de la temporada 2018/2019 y a pesar de haber ganado todo con el Flamengo de Brasil al año siguiente quería dar ese paso en Instituto. Y lo logró. Su papá ganó la Liga Nacional de 1990 con Atenas, fue el primer goleador argentino que tuvo el certamen argentino y también fue goleador de la temporada 1987/1988 con Echagüe de Paraná.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario