Secciones
Ovacion

Hubo revancha en el regreso de Peligro

Wenceslao Mansilla, monarca Latino Súper Mediano OMB, venció a Fabio Barros y tuvo su desquite respecto de lo que pasó en 2015. Peligro no peleaba desde diciembre cuando lo hizo en Australia.

Miércoles 16 de Octubre de 2019

Finalmente la revancha llegó y se la pudo tomar. El paranaense Wenceslao Mansilla, monarca Latino Supermediano de la Organización Mundial de Boxeo, le ganó en Villa Dora, Santa Fe, a Fabio Barros quien se había quedado con el duelo entre ambos en el 2015 en el gimnasio del Club Ministerio.

Ahora la historia fue diferente y Peligro no dejó dudas al ganar en fallo unánime por 40-34 (Torcuato Arzeno), 40-34 y ½ (Juan Fleitas) y 40-36 (Ariel Morua). La jornada estuvo íntegramente organizada por el Gimnasio Boxeo Willie Pep de Santa Fe y la pelea dejó el récord de Mansilla en 15- 6-1; mientras que el de Barros es ahora 6-6-1.

Ayer, el representante de Camioneros repasó el combate en diálogo con Ovación: “Fue una revancha, ya que tenía una espinita en el ojo desde hace bastante ya que fue fines de 2015 la pelea. Se dio todo como esperábamos y como queríamos”, contó el de Paraná quien le propinó una paliza más que interesante a su oponente. “La verdad que le pegué bastante, más allá de que el primer round fue tranquilo y de estudio. Ya en el segundo lo mandé a la lona, en el tercero le pegué bastante cuando él trataba de trasladarse en el ring, pero hice lo posible para castigarlo y en el cuarto el árbitro le dio una cuenta de protección y lo salvó la campana”. Antes, en otra etapa, Wenceslao salía a quemar naves de entrada. Ahora, ya con más roce, estudia mucho más los combates. “La experiencia te va enseñando cosas que por ahí no se aprenden en el gimnasio. Por ejemplo, a mí por ansioso me pasó que perdí contra él. Sin quitarle méritos, la pelea la dominaba yo y me comí una contra por cebado, y me ganó. Esta vez salí más tranquilo, a elaborar el combate, tratar de sumar puntos y si venía el nocaut, venía, y si lo tiraba, lo tiraba, pero se ganó que fue lo importante”.

Pasó casi un año sin combates y la ansiedad estaba. “En diciembre fue la última. Tuve la oportunidad de volver varias veces, pero lesiones lo impidieron, lamentablemente. Todo se fue posponiendo, pero eso también hizo que podamos pelear con Barros. Yo me sentí bien ya que pude guantear con Daniel Aquino y el Cirujano Ojeda. Estaba bien entrenado”.

Respecto de lo que se viene para lo que resta del año, Mansilla contó: “La idea es esperar que nos propongan algo, alguna propuesta por título. Me gustaría pelear con Maderna por el Argentino que es otra revancha que quiero, pero tampoco descarto la posibilidad de ir a pelear afuera por otro título internacional. Cosas te proponen, así que veremos si se pueden dar. En el mediano plazo estaríamos peleando antes de fin de año”, cerró.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario