Secciones
Ovacion

Hizo todos los méritos para conservar el buzo

Gustavo Bustos no desaprovechó su chance en el arco de Belgrano. Mostró firmeza, aptitud y mucha personalidad.

Martes 13 de Noviembre de 2012

Matías Larraule / Ovación

mlarraule@unoentrerios.com.ar
 

Quienes conocen a la perfección el plantel de Belgrano aseguran que Gustavo Bustos es uno de los diamantes en bruto que tiene el Mondonguero. El arquero santafesino arribó a mediados de año a la entidad de calle Salta y Nogoyá y en tan sólo dos encuentros justificó su presencia en la delegación Albiceleste.
 

Su carta de presentación había sido en la Copa Argentina. El cuerpo técnico encabezado por el entrenador Hugo Fontana determinó que el ex-Santa Fe FBC iba a tener su oportunidad en el certamen organizado por la Asociación de Fútbol Argentino y Roberto Galant iba a defender la valla en el Argentino B.
 

El pobre desempeño del pampeano ante Sportivo Rivadavia de Venado Tuerto le abrió una nueva chance al arquero de 22 años que había mostrado aptitud y personalidad en el encuentro ante Atlético Paraná. Lució el 1 Albiceleste el pasado sábado en la victoria Mondonguera sobre Atlético San Jorge, y se transformó en uno de los puntos altos de Belgrano. El hincha se lo reconoció al entonar “Olé, Olé, Bustos, Bustos”, cuando le atragantó el gol a Jesús Espinoza tras una volada soñada, ideal para quedar registrado en una imagen fotográfica.
 

Su debut en el Argentino B y su primera vez en su nueva cancha fue el esperado. La historia marcó que fue final con victoria y con una sobresaliente labor del lungo arquero santafesino. Sin embargo no pudo retirarse del todo feliz. Las tres conquistas sufrida en los últimos pasajes del encuentro evitaron que el éxtasis fuera completo.
 

“Terminé medio amargado por el cierre del partido porque no nos merecíamos recibir tres goles. Es algo que cuesta digerir, pero más allá de eso fue muy positivo esta victoria porque se abrió el arco para los delanteros. Esto seguramente le dará mayor confianza para el partido que viene”, valorizó, en diálogo con Ovación.
 

El encuentro tenía como claro dominador en el marcador al anfitrión. Sin embargo Bustos era uno de los grandes responsable del éxito. “Le quiero demostrar al Tony (en referencia a Hugo Fontana) que estoy capacitado para atajar”, se agrandó el arquero que metió presión para conservar su lugar en el 11 inicial. “Es un poco lo que siempre busco y trato de dar entender al técnico. Estoy capacitado para jugar, y sobre todas las cosas muy confiado”, aseguró.
 

Seguridad bajo los tres palos. Decisión para salir a cortar el juego. Conocimiento del manejo de su propia área y velocidad de piernas. A estos argumentos técnicos le agregó mucha personalidad. El santafesino sacó cartel y relució su fuerte personalidad. “Es una forma de ser (risas). Me gusta que se me note firme en el arco y es una manera de hacerme notar dentro de la cancha”.
 

En el aspecto colectivo, Belgrano se está acostumbrando a sumar. Lleva cinco fechas sin derrotas. Esta cosecha positiva le permitió retirarse, por primera vez en la temporada, de la incómoda zona de descenso. “Lo importantes es sumar”, subrayó Bustos. “El equipo viene haciendo un excelente trabajo, pero en el arco de enfrente no se estaba notando. Se nos había cerrado el arco y no la podíamos embocar, y por suerte el sábado se nos abrió”.
 

Además, en el último juego el Mondonguero gozó con la fortuna que se le había negado en todo el certamen. “Tuvimos mucha suerte”, reconoció. “Se abrió el arco y convirtió un gran amigo con Emmanuel Rojos”, cerró.

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario