Secciones
Luz, Cámara y a Jugar

Hernán Narváez, de Colón de Santa Fe desde la cuna

El cantante Hernán Narváez, ex La Contra y ahora solista, habló del amor que siente por Colón de Santa Fe. También recordó a Luciano, su hermano.

Viernes 18 de Junio de 2021

Luego de 19 años como la voz del exitoso grupo musical La Contra, Hernán Narváez, inició su carrera como solista con temas de su autoría y clásicos del repertorio tropical. Narváez dejó plasmada su voz en canciones como Adicto a tu Piel, En la Orilla, entre tantas otras. Actualmente el músico está presentando nuevas canciones con video clip incluido tales como La Diabla, No soy un Hombre Malo, Quiero Saber que es el Amor y Abriré la Puerta. Luz, Cámara y a Jugar estuvo en Santa Fe y se encontró con el músico, fana de Colón de Santa Fe, ni más ni menos que el reciente campeón de fútbol argentino, hecho histórico para la ciudad y para sus hinchas.

Embed

“Tenemos pintado el corazón rojo y negro desde chiquito. Es una pasión que recuerdo de aquellos tiempos. Íbamos a la cancha y nos parábamos en la puerta de la cancha de Colón y vendíamos murales ya que mi padre compraba en ese momento los afiches y los pegábamos con un recuadro de madera y lo vendíamos en Colón. Podíamos escuchar los gritos y ver esa adrenalina. Después empezamos a entrar a la cancha y pudimos disfrutar de esa adrenalina hermosa que nos brinda el fútbol y más en este caso nuestro querido Colón de Santa Fe”.

hernan narvaez 3.jpg

El Sabalero logró su primera conquista en el fútbol grande en 116 años de vida. Los hinchas en la vecina ciudad lo disfrutan a más no poder. “Es tremendo. Creo que las restricciones nos frenaron porque sino seguiríamos de fiesta. Es más ya estaba programado el festejo en estas semanas para este logro que tuvo el Sabalero. Es algo que se esperaba y se soñaba durante mucho tiempo. Son 116 años de espera y se nos dio con un equipo tremendo. La verdad que impecable. Uno miró el partido ese viernes y vio que cada pase era preciso. A veces uno renegaba por esas cosas y ahora este equipo que se formó era el que iba a traer la copa y la trajo. La noche fue preparada para Colón. El cielo se pintó rojo y negro en los dos partidos, con Independiente y Racing. Colón demostró porqué es de Primera y nos trajo la alegría a los santafesinos y en especial a los Sabaleros. Tengo muchos amigos de Unión que estaban expectantes y mi suegro mismo gritó los goles porque sabe de la pasión y de la necesidad de Santa Fe de un alegría así y mas por lo que estamos pasando mundialmente. Fueron lágrimas desde el primer momento”.

Narvaez contó una historia muy emotiva que llega de su hermano fallecido hace poco. “Yo soy fana de Colón, pero mi hermano Luciano era archi fanático de Colón. El hace cinco años nos dejó, un 14 de junio, va en realidad se fue físicamente. El era enfermo de Colón, socio y nos hizo socios a todos en la familia. Siempre en la cancha, días de lluvia, de sol, siempre a todos lados. El siempre estaba presente y nos dejó esta posta, el nos potenció. El día de la final, yo estaba en casa y compré una cerveza que le tomaba siempre que veía Colón. A mi no me gusta, pero la compré por él. Me paré en el patio de casa, brindé por él y le dije loco esta es nuestra noche, la noche del Sabalero. Le dije es una final y tenemos un gran equipo y le pedí que si metíamos un gol no llorara porque eran 90 minutos que había que aguantar. ¿Que paso? Mete el gol Colón, salgo a festejar al patio de casa con lágrimas en los ojos y empieza a lloviznar. Tremendo. Me contestó, voy a llorar y vamos a ganar, una cosa así. De ahí hice un video que se lo mandé a mis hermanos y mis viejos porque yo vivo en Arroyo Leyes y ellos acá en la ciudad en el Barrio Barranquitas. Todos emocionados por la situación. Después nos regaló dos goles más y la verdad que hasta hora no lo podemos creer. Se me hace un nudo en la garganta porque es algo que nos emociona muchos a los santafesinos y Sabaleros por lo que hemos pasado en la Sudamericana con esa final. Siempre decimos, loco festejamos cumpleaños, cuando vamos a festejar una copa y se nos dio. Dejamos esta estrella plasmada en el escudo y se que van a ser muchas más”.

hernan narvaez 1.jpg

La cumbia santafesina es una marca registrada en el país y llega a cada vestuario de fútbol a cada instante, algo que es motivo de orgullo para los músicos. “Para nosotros es algo muy lindo porque es hermoso ver que esa parte se ha fusionado. Y qué mejor que nuestra música autóctona, el sello de Santa Fe esté sonando en el vestuario de los muchachos en esa previa para entrar en calor emocional y en ritmo. Es algo que no tiene comparación, ni definición, es algo que nos llena el ama. Uno está en la casa esperando el partido y ve los estados de instagram que los jugadores se ponen la camiseta y suena nuestra música. Es algo muy lindo y motivador”.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario