Superliga
Viernes 15 de Marzo de 2019

Gimnasia festejó en el final ante Newell's

Tijanovich, en el segundo tiempo adicionado, puso el 1-0 para el Lobo, que poco y nada había hecho para quedarse con los tres puntos. El equipo de La Plata se aleja en los promedios.

Newell's se llevaba un buen punto desde La PLata, más allá de que en el complemento había hecho mejor las cosas que Gimnasia. Pero se quedó en el final, Tijanovich se lo facturó y el Lobo terminó festejando una victoria por la que había hecho poco y nada (1-0). Para la lepra fue el castigo excesivo pero que condena su falta de profundidad y peso ofensivo, porque fue de menos a más y en el complemento fue el dominador de las acciones y el trámite pero no tuvo final ante un equipo Mensana muy errático y apático.

En los primeros minutos del partido, y como era de esperar, Gimnasia salió a presionar y a tratar de imponer condiciones en el trámite, aunque el desarrollo era parejo y chato.


De hecho, en los primeros 15', solo hubo un cabezazo del Tanque Silva que se fue muy por arriba del travesaño del arco defendido por Aguerre.


El partido era por demás de previsible, entre un Gimnasia que no lograba claridad en su juego, y un Newell's al que el arco de Moyano le quedaba muy lejos.
Pero aún en ese marco, un excelente tiro libre de Ayala por afuera de la barrera rebotó en el palo izquierdo de Aguerre y pareció sacudir un poco el partido, a los 25'. En la contra Licht llegó justo para taparle un remate de Leal, que fue la aproximación más seria de la lepra hasta entonces.

Embed

De a poco, la lepra fue equilibrando el desarrollo y comenzó a acercarse al arco del Lobo. Y en una contra, Formica estuvo a punto de marcar el primero, tras un error de un defensor, pero lo taparon justo.

Y unos minutos después, una corajeada de Alexis Rodríguez terminó con una buena atajada del arquero local, en lo que fueron los mejores minutos de la lepra en la primera etapa.

En el complemento, Newell's arrancó con otra decisión y manejó el trámite, aunque sin lastimar en esos minutos, en los que tuvo un par de aproximaciones ante un Gimnasia apático y sumamente errático.
En una de ellas, el Gato Formica llegó justo para meterle un cabezazo, tras un centro de Nadalín desde la derecha, que se fue por poco.
Por le lado de Gimnasia, que no hacía pie y no acertaba dos pases seguidos, un tiro libre de Ayala, que Aguerre mandó al córner, allá por los 38 minutos del segundo tiempo, fue una de las pocas del Lobo en esa etapa.
En el cierre y cuando parecía que la lepra se traía un punto que le servía por tratarse de un rival directo en la lucha por los promedios, más allá de que había hecho mejor las cosas, especialmente en el complemento, apareció Tijanovich y dejó a la lepra con las manos vacías. Fue un premio excesivo para el Lobo y un duro castigo para la lepra por su falta de profundidad y peso ofensivo.

Embed


Comentarios