Hoy por hoy

Gimnasia-Boca: un gesto que sabe a poco

Una camiseta con una inscripción y un minuto de silencio en cada cancha. Así se recordó la muerte de un hincha de Gimnasia. El fútbol argentino, en caída libre.

Lunes 10 de Octubre de 2022

“No fueron incidentes. Fue represión”. Con esa inscripción en las remera salieron los jugadores de Gimnasia a la cancha de Banfield antes de enfrentar al Taladro por una nueva fecha de la Liga Profesional de Fútbol. La acción solidaria fue por la violenta represión policial que derivó en la muerte de un hincha del Lobo, el jueves pasado, en el marco del cotejo ante Boca Juniors.

“No fueron incidentes. Fue represión. Fuerza, pueblo tripero. Siempre fuertes. Siempre unidos”, expresó el mensaje que llevaron en sus remeras los once titulares del conjunto platense. Además del repudio de los futbolistas del equipo dirigido por Néstor Gorosito, hubo un minuto de silencio, al que se sumaron sus pares de Banfield, antes del comienzo del partido en el estadio Florencio Sola.

Cabe recordar que el encuentro entre Gimnasia y Boca fue suspendido a los 9 minutos de la primera etapa, con el marcador igualado sin goles, a raíz de la represión policial ocurrida en las afueras del estadio del Bosque ante hinchas del conjunto local. Los incidentes derivaron en el fallecimiento de César Regueiro, de 57 años, e hincha del Lobo.

Más allá de los movimientos que hizo la Justicia luego de lo sucedido, donde se detuvo al jefe del operativo como así también el efectivo que disparó contra un camarógrafo, que otra muerte en el fútbol argentino se resuma en una camiseta sabe a poco. Lo sucedido en esa trágica noche fue un escándalo que estuvo cerca de terminar en una verdadera tragedia. Lo raro es que toda la culpa parece caer solamente en dos personas y no en ningún funcionario de los pesos pesados.

Para ponerle nombres a este tema, el comisario Juan Gorbarán fue detenido el sábado, acusado por el delito de estrago culposo seguido de muerte. También se detuvo por lesiones calificadas a Nahuel Falcón, el agente que disparó a quemarropas al camarógrafo del canal TyC, Fernando Rivero. El fiscal de la causa, Martín Almirón, indicó que ambos efectivos fueron capturados en sus domicilios.

Ambos habían sido apartados de la fuerza de seguridad por decisión del gobierno bonaerense. “El Gobernador instruyó al ministro de Seguridad para que el Jefe del Operativo sea inmediatamente apartado y para que se pongan todos los elementos a disposición del fiscal que está interviniendo”, informaba el comunicado oficial difundido por las autoridades provinciales.

Gimnasia.jpg
Los jugadores de Gimnasia con la camiseta que recordó los incidentes.

Los jugadores de Gimnasia con la camiseta que recordó los incidentes.

Sobre el pedido de renuncia para dirigentes de altas esferas no hay nada. Lo sucedido en La Plata fue muy grave y la muerte de un hincha pasó a formar parte de una estadística nada más. Hubo negligencia desde todo punto de vista y está claro que hay varios responsables.

Ahora bien, hubo otros actores que estaban más preocupados en saber cuándo se iba a completar el partido que encontrar explicaciones a lo sucedido. Los protagonistas, cuando salieron de vestuarios, trataron de buscar una explicación sobre lo que pasó, aunque en nuestro fútbol parece que ya es una moneda corriente. Nos acostumbramos a que este tipo de incidentes sucedan en un torneo que se llama Liga Profesional y que fue creada para mejorar, para tener un campeonato de jerarquía. Algo de lo cual estamos muy lejos.

La salida de los jugadores con una camiseta que hizo alusión a la represión policial mostró al menos la empatía de los jugadores de Gimnasia. Pero insisto que sabe a poco. Es cierto que no son para nada responsables de lo ocurrido, aunque están en un club cuyo presidente (Gabriel Pellegrino) fue acusado por los propios hinchas de sobrevender entradas para el encuentro.

“¿Dónde carajo estabas? ¿En qué parte estabas?”, lo increpó la fanática llamada María Belén Bártoli. Y luego de que el máximo dirigente Tripero le respondiera que se hallaba en su palco, ella arremetió: “En el palco no tenías que estar, tenías que estar acá abajo, pidiendo que no nos caguen con gases lacrimógenos ni a tiros. Quisiste vender, entradas; ¿A quién le quisiste vender entradas?”.

Un hincha falleció y fue recordado por una remera y un minuto de silencio. Parece poco teniendo en cuenta que fue a una fiesta y terminó muerto. Hasta ahora solo hay dos responsables. Otra cosa que sabe a poco.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario