Secciones
futsal

Futsal: Rocio Godoy, al servicio de la comunidad

Integra el plantel de Don Bosco que compite en el Torneo de la Asociación Paranaense de Futsal. Es una de las salonistas que trabaja en salud pública.

Viernes 17 de Julio de 2020

En 2019 Rocío Godoy gozó de un año deportivo brillante. Con la camiseta de Don Bosco se consagró bicampeona del Torneo B Femenino de Futsal que organiza la Asociación Paranaense (APFS). Haber obtenido los dos torneos de la temporada provocó el ascenso del Salesiano a la máxima categoría.

Ro, como cada una de las integrantes del plantel de Las Foráneas, inició el año con las mejores expectativas. Con la ilusión de medirse junto a sus amigas ante las mejores exponentes del ambiente local. Realizó la previa en el Torneo de Verano que organizó el conjunto de La Avenida. Pero la actividad se suspendió antes de que la Golty comenzara a transitar en el Torneo Apertura.

“Tenía muchas ilusiones de jugar en la máxima categoría y ahora estamos con un año perdido prácticamente. Queda postergado”, se lamenta la piba de Bovril, entre risas.

Don Bosco Futsal.jpg
Rocío Godoy (a la izquierda), es la goleadora del plantel femenino de Futsal de Don Bosco.
Rocío Godoy (a la izquierda), es la goleadora del plantel femenino de Futsal de Don Bosco.

Rocío afronta otro torneo. Un certamen del cual participa desde hace tres años y en el que exhibe su vocación de servicio. Es una de las salonistas que integran el staff de agentes de salud pública que luchan día a día con la pandemia de Covid-19.

En 2013 se trasladó desde su ciudad a Paraná para cursar la carrera de enfermería profesional en la Universidad Autónoma de Entre Ríos (Uader). “En el último año del secundario realicé mis pasantías en la clínica de Bovril. Ahí me gustó el área de salud. El enfermero que me tocó me supo explicar bastante bien. Ahí decidí estudiar la carrera”, relató Rocío en diálogo con Ovación.

Recién graduada comenzó a trabajar en el hospital San Martín en 2017. “Pasé por todas las áreas. Actualmente estoy en el sector de Endoscopía”, indicó Godoy. El escenario sanitario motivó un cambio en la modalidad de trabajo. “Ahora se reprogramó la actividad en todo el hospital producto de la pandemia. Se forma ron cuadrillas. Trabajamos siete días y tenemos siete libre”, contó.

Las modificaciones se produjeron en forma progresiva. “En marzo comenzamos utilizando solamente barbijos y teniendo otras precauciones como el lavado constante de manos, la utilización de alcohol en gel en todos los aspectos. Hoy en día el cuidado es mayor. De hecho hay una sala especial destinada para pacientes con Covid positivo”, remarcó.

Luego agregó. “Nos fuimos preparando de a poco con todo lo que es el material de protección. Aparte del barbijo utilizamos la máscara facial. Más allá de tener o no tener contacto estrecho con un paciente con Covid-19 uno no sabe quién puede estar infectado dado que en Paraná surgieron casos en el último mes de los que se desconoce el nexo epidemiológico”, recordó.

Rocío destacó la preparación acelerada que debieron realizar para adaptarse al nuevo escenario. “Nos capacitaron para el uso correcto de la vestimenta, tanto para colocarla como para sacarla, que es más importante aún después de haber tenido contacto con un paciente”, aclaró. “Si bien no estoy en esa área he tenido contacto con pacientes positivos, pero fueron con todas las precauciones”, añadió.

Más allá de los riesgos que corre de contraer la enfermedad, la goleadora de Don Bosco confesó no tener temor a infectarse. “Consideramos que no debemos tener miedo, pero sí debemos ser precavidos, hacer las cosas como se deben hacer. Eso lo tenemos claro porque con miedo no podríamos estar trabajando en salud. De hecho constantemente surgen nuevas enfermedades”, subrayó. “Hoy en día surgen muchos casos nuevos, pero es porque la gente no se estaría cuidando como corresponde. Si te juntaras con tu familia, pero no compartís el mismo vaso o cubierto se reducirían las posibilidades de contagio, porque se sabe que es de algún contacto estrecho. De todos modos hoy en día la Organización Mundial de la Salud (OMS) dice que hay micro y macromoléculas que quedan suspendidas en el aire y el contagio puede ser respiratorio. Asimismo hay que cuidarse sin entrar en la paranoia. Hay que mantener un equilibrio y ser cuidadosos. Llegará un punto en el que deberemos aprender a vivir con el virus”, señaló.

Psicológicamente Rocío se preparó para mantener un equilibrio en sus jornadas laborales. El mismo se sostuvo en su vocación por la formación. “Trabajo pensando en que tenemos que cuidarnos. No estar relajados, pero tampoco tener miedo. No pienso en no tocar a una persona, sino en cuidar al paciente y cuidar los elementos”, explicó. “Estoy en un área donde trabajamos con secreciones. Hay muchas cosas que te llevan a la prevención, como el lavado constante de manos, no tocarte la cara, mantener la distancia. Por eso no tengo miedo”, reiteró.

Rocío también trabaja en forma particular con una paciente con parálisis cerebral. “Ahora no estoy yendo seguido porque es una paciente de riesgo. Trato de ir la semana que no asisto al hospital. Hay que cuidarla a ella porque si yo me infecto corro menos riesgo que ella”, mencionó.

En este escenario Godoy espera el regreso de la actividad deportiva. Se prepara afrontando el campeonato más importante. “Es una batalla, un gran torneo del cual saldremos victoriosos”, finalizó.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario