Paraná

Fútbol:"Extraño mucho pisar una cancha y jugar"

Lucas Márquez dejó atrás una lesión que lo alejó de las canchas de fútbol durante más de un año. En Paraná entrena esperando el regreso de la actividad.

Miércoles 08 de Julio de 2020

El 13 de mayo de 2019 Lucas Márquez ingresó a un campo de juego por última vez para disputar un encuentro oficial. El defensor paranaense formó parte del 11 inicial de Gimnasia de Mendoza, que en esa jornada cerró su participación en el reducido de la B Nacional por el segundo ascenso a la Superliga.

Al tiempo Rafa se trasladó desde la región de Cuyo hacia el centro del país. Se sumó a Mitre de Santiago del Estero con todo el entusiasmo. Pero el ciclo en el Aurinegro no comenzó como lo había planificado. En su primer entrenamiento en su flamante equipo Márquez sufrió la rotura de ligamentos cruzados de la rodilla derecha.

Esta lesión, más el parate de la actividad por la pandemia de coronavirus, alejó al ex-Patronato de los campos de juego durante la temporada 2019/20. También le impidió jugar un encuentro oficial con la camiseta del Decano santiagueño, club con el que rescindió contrato en mayo, pero que tiene la intención de retenerlo en el plantel en el futuro cercano. De regreso en su Paraná natal Lucas focaliza toda la energía en el regreso a escena. “Extraño mucho pisar una cancha y jugar”, indicó, en diálogo con Ovación.

Márquez.jpg
Márquez entrena en Paraná mientras espera acordar su llegada con alguna entidad

Márquez entrena en Paraná mientras espera acordar su llegada con alguna entidad

“Fue un año bastante duro, muy complicado desde que arrancó la temporada, pero siempre pensando en los objetivos claros que tengo. Llegar a un club y lesionarte en el primer entrenamiento no es nada lindo y nadie se lo espera. Pero más allá de que no tuve la posibilidad de jugar ni demostrar nada (risas) se me pasó bastante rápido. Me recuperé bien, me sentía bien hasta que arrancó la pandemia. Ahora estoy esperando qué pasará con el fútbol. Con un poco de incertidumbre y de ansiedad por no tener una fecha de retorno”, relató.

Márquez confesó que fue difícil digerir la gravedad de la lesión. “Cuando sentí el ruido me bajoneé mucho. Tuve un poco de esperanza cuando me dijeron que solo era un esguince fuerte. Pero se equivocaron en el diagnóstico y estaba roto. Ahí me entró un bajón, fue uno de los peores días de mi carrera. Me costó mucho levantarme al otro día. Pero fue uno, dos días que estuve mal” revivió.

Rafa enfocó la energía en el operativo retorno para convivir con el proceso de rehabilitación. “Quería arrancar la pretemporada en enero con el plantel. Lo pude hacer, pero el médico no quería que arranque antes por los tiempos de recuperación. Por eso no llegué a debutar en Mitre. Ya estaba entrenando normal, haciendo fútbol, pero se complicó por la pandemia”, se lamentó.

El parate prolongado producido por la emergencia sanitaria lo llevó a retroceder algunos casilleros. “Venía entrenando muy bien, muy duro. Hacía sesiones fuera del club para recuperar la rodilla lo mejor posible. Me sentía muy bien, el técnico me lo decía, yo lo sentía, pero el parate no te deja entrenar de la misma manera que en el club. Podés hacer trabajo de fuerzas, intermitente, lo que sea, pero el contacto físico de un trabajo en espacio reducido no lo tenemos y es lo que te lleva a tomar más confianza en la rodilla”.

En los últimos cuatro meses la fuente de inspiración de Rafa fue mutando. “Cuando regresé a Paraná la motivación era volver a Mitre de la mejor manera y no haber perdido tanto tiempo con respecto a la rodilla. Pero nunca imaginé que iba a llevar tanto tiempo el parate. A medida que iba pasando el tiempo se iba acortando la mecha”, describió.

Luego amplió: “Hoy en día la motivación es volver a buscar un club y estar bien en forma. Si me llaman la próxima semana de un club no podré terminar contracturado en una semana por el parate. Pasó mucho en Europa, donde regresaron rápido y muchos se lesionaron. Acá seguramente pasará porque cambiamos el ritmo de vida al no tener una rutina bien diagramada. No nos levantamos bien temprano para ir a entrenar y menos ahora con el frío. Con la comida te permitís un poco más, la siesta no la dormís. Se desacomoda mucho y se complica. Por eso hay que tratar de mantenerse pensando en el regreso”, apuntó.

Mirando esa meta, Rafa redobla esfuerzos en los entrenamientos que realiza en su hogar. “Cuando llegué a Paraná a la semana alquilé unas pesas. Estuve un mes y medio entrenando con tres rutinas distintas. El profe del club nos enviaba una. A esa le sumaba otra que me diagramaba el profe del gimnasio donde entreno habitualmente en Paraná y a su vez le agregaba una de zona media”, enumeró.

Márquez reconoce que tiene que superar las debilidades que aparecen al entrenar en soledad. “Las ganas siempre están. Asimismo cuesta entrenar solo como a la mayoría que hace deporte colectivo. Es la costumbre de estar en contacto con otros compañeros”, explicó.

Lucas llegó a un acuerdo con la dirigencia de Mitre y rescindió su contrato un mes antes de la finalización del vínculo. “No tenían la intención de pagar los alquileres de los departamentos sin que estemos ahí. Llegamos a un acuerdo, rescindimos, pero me manifestaron el interés. Estamos esperando una fecha de reinicio para poder negociar”, narró. A lo que agregó. “Mi idea es volver a jugar, sea adonde sea. Pasó mucho tiempo, más de un año, del último partido oficial. Extraño mucho pisar la cancha y jugar. Pero hay que entender la situación y es muy complicado por el momento pensar en un inicio de torneo cuando hay mucha gente que está sufriendo”, valoró.

Lucas siente que tiene una deuda en Mitre. “Aportaron mucho hacia mí y no le pude devolver esa generosidad que me brindaron. Por eso me gustaría demostrarles dentro de la cancha que no se equivocaron cuando apostaron por mí el año pasado”.

También reconoció que sueña con regresar a Patronato. “Obviamente que me gustaría volver, pero no estoy desesperado. No quiero que la vuelta sea algo forzado. Me gustó estar afuera del club y ser valorado. Lo malo de estar afuera es extrañar la familia. Además mi señora no está en su trabajo, pero nos encontramos como familia y disfrutamos muchas cosas”, finalizó.

LUCAS MARQUEZ.JPG
El defensor Lucas Márquez es uno de los grandes referentes de la historia del club de barrio Villa Sarmiento de Paraná 

El defensor Lucas Márquez es uno de los grandes referentes de la historia del club de barrio Villa Sarmiento de Paraná

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario