Secciones
Fútbol

Fútbol: Es un loco lindo que destila pasión

Ernesto Varela siente un amor incondicional por el fútbol, dentro como fuera del campo de juego. Se transformó en coleccionista llegando a las 500 piezas.

Domingo 07 de Junio de 2020

Conozco a Ernesto desde hace mucho tiempo por el vínculo que ambos tenemos con la música y el fútbol y es de esos personajes a los que tenés que conocer. Es el famoso loco lindo, un verdadero apasionado.

Ernesto José Varela Ormache, tiene 40 años, nació en Paraná, pero vive en Santa Fe. Jugó en Belgrano, hizo la primaria en la Escuela Sarmiento y la secundaria en el Nacional. Hoy, además de trabajar y ser padre, es coleccionista de camisetas. Fútbol Acumula más de 500 piezas. Tremendo.

“No tengo una fecha de inicio como creo que no la tiene prácticamente nadie. Es algo que se va construyendo con el tiempo. Lo que sí tenemos todos es una pasión desbordante por el fútbol que no queda sólo en el juego, sino que abarca toda su cultura”, fue lo primero que le aseguró Varela a Ovación.

Luego se metió en una rica anécdota que marca de algún modo como arrancó todo esto: “Yo soy hijo de un futbolero y a la vez de una persona que aborrece el fútbol como mi vieja. Tal es así que el 8 de julio de 1990 Argentina debutaba en el Mundial ante Camerún y mi vieja fue siempre una persona con sensibilidad social, activista de los derechos humanos y cuestiones así y quería que gane Camerún aunque al partido no lo iba a mirar. Para mi y mi viejo era algo inadmisible”, relató y continuó: “Ganó Camerún justo en el día de su cumpleaños y yo comencé con cierta ebullición interna con el fútbol y en las casas de deportes yo vi las camisetas de varias selecciones del Italia 90 como la Rumania, Bélgica e Irlanda y estaba la de Camerún. Yo sabía que si se la pedía a mi vieja había posibilidades de que se me conceda por la simpatía por Camerún. No era un gasto barato, pero se charló y me la compraron en el 90. Un par de años después mi abuela viaja a Barcelona y no se que energía a mi favor la ilumina y me trae la camiseta del Barcelona con la que ese club gana la Copa de Campeones y aún la tengo y es una reliquia. Unos años más para acá en Montevideo con mi familia entramos a una casa de deportes y me compraron una de Nacional y del Valladolid, una rareza que haya una del otro lado de océano, un equipo chico. Ahí me perfilo con otras que tenía. Por ahí en el 98 comencé a pensar. Hay un dicho que dice que más de 13 es colección y yo llevaba algunas. Después el dinero que juntaba lo destinaba a este vicio que me resulta enriquecedor y me retribuye tanto”.

El paranaense ya supera las 500 casacas. “Tengo una cantidad aproximada de 500 piezas. Las tengo catalogadas por cada país en orden alfabético con los equipos que le pertenecen al mismo. En esta cuarentena recibí algunas casacas. Para nosotros el número es poco o nada y siempre estamos pensando como en la primera vez. A mí esto se me facilitó cuando comencé a trabajar porque tenía mi dinero”.

Un top 5 que llegó con bonus track

“Cada camiseta tiene su historia, pero mis preferidas son una de Vélez manga larga de Lobo Cordone, una de Milton Casco de Gimnasia, dos del Rayo Vayecano que las traje de España, la de Camerún y Barcelona también entran. Agregaría un buzo de DT del Deportivo Español y un short de Instituto de Jonatan Bauman, ex-Patronato. La gran cantidad de mis piezas son camisetas, pero esos dos tienen mucho valor. Y querer, quiero todas. Soy un enfermo progresivo crónico del fútbol, así me declaro”

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario