Secciones
Tiempo

Fútbol: es un artista dentro y fuera de la cancha

Matías Garrido destina parte de su tiempo libre en las artes visuales. El mediocampista de fútbol dibujó un mandala en la pared del departamento.

Martes 26 de Mayo de 2020

En el campo de juego Matías Garrido dibujó varias jugadas que quedaron inmortalizadas en el Pueblo Rojinegro. Anotó un gol histórico en la final por el segundo ascenso a Primera División que Patronato conquistó el 6 de diciembre de 2015. En el círculo superior el sanjuanino defendió con todos los honores la camiseta número 10 del Santo.

Desde mediados de 2019 lo disfrutan los hinchas de Olimpia de Honduras, equipo con el que celebró un campeonato a fines de ese año. En los campos de juego de Tegucigalpa, como en los distintos escenarios deportivos adonde transitó en la Argentina, Matías demostró ser un artista. Fuera de los terrenos deportivos también lo es.

Patronato.jpg
El ex Patronato pasa el tiempo dibujando y lejos del fútbol

El ex Patronato pasa el tiempo dibujando y lejos del fútbol

El ex-Patronato se encuentra en la capital hondureña realizando una cuarentena estricta. “Solo se puede salir de acuerdo a la finalización del DNI. Es un número por día, es decir, se sale cada dos semanas”, contó Garrido a Ovación.

Para matar el tiempo y ocupar la mente el sanjuanino apeló al arte visual. De esta manera realizó un dibujo de un mandala sobre una de las paredes del departamento donde reside. “Es algo que me desconecta. Cuando tengo tiempo aprovecho para dibujar porque me gusta mucho”, dijo. Mati contó que esta práctica comenzó a realizarla cuando formaba parte del plantel de Patronato. “Surgió en Paraná cuando tuve una lesión que me impidió realizar actividades. Aprovechamos para pintar, hacer un poco de cosas distintas y mantener la cabeza ocupada. Ahora que tenemos tiempo también lo reiteramos en Tegucigalpa”, mencionó.

garrido.jpg
Matías Garrido tras sus pasos por Patronato

Matías Garrido tras sus pasos por Patronato

Finalizar su obra le demando un tiempo prudencial. “Haciéndolo tranquilo y disfrutando me llevó una semana realizarlo. Llevó bastante detalles, cosas chiquitas. Como no tenía apuros lo fui haciendo tranquilo. Comencé un lunes y terminé un domingo”, subrayó.

La virtud con este ejercicio comenzó de pequeño, en su provincia. Luego llegó el progreso. “En la escuela dibujaba bastante bien. Después cuando comencé a realizar otras actividades y esto quedó a un lado. Surgió en Paraná, se me ocurrió la idea con mi señora. Salió bastante bien, pero este tiene mayores detalles. Vamos mejorando”, aseveró, entre una risa cómplice.

“Trato más que nada de dibujar para distraerme, pensar en otras cosas, mantener la cabeza ocupada y enfocarme en algo. Estos dibujos demanda bastante tiempo de concentración. Me gusta porque me mantiene ocupado y distraído”, explicó.

Mati contó que esta iniciativa fue un gran entretenimiento para la familia. “Las nenas estaban tratando de ayudar, molestar un poco, desconcentrarme y hacerla más difícil”, bromeó. “La pasamos muy bien. Son actividades que hacemos para que los días no sean tal largo y pesados”, agregó.

Por último, indicó que no observa a esta actividad como un medio de vida en su futuro, aunque no cerró ninguna puerta. “La paso bien ahora, no sé cuando tenga que hacer varios porque lleva mucho tiempo. Pero no pienso en eso, sino que trato de hacer lo que me gusta y lo que disfruto. Después el tempo dirá. El fútbol me trajo hasta Honduras y nunca lo hubiera imaginado. Creo que seguiré ligado al fútbol en algún ámbito. Después en los tiempo libres, quién te dice”, cerró.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario