Secciones
Cuarentena

Fútbol: complementadas para salir adelante

Florencia y Juliana González, las mellizas de Mariano Moreno, pasan la cuarentena juntas estudiando y entrenando

Sábado 16 de Mayo de 2020

En los últimos tiempos la vida tuvo un giro rotundo para todos los argentinos y así viven las mellizas Florencia y Juliana González en medio de la cuarentena. Las jugadoras de Mariano Moreno en la Liga Paranaense de Fútbol y en la Asociación Paranaense de Futsal debieron adaptarse a las nuevas rutinas en lo deportivo y educativo. Las chicas debieron cambiar sus hábitos para empezar a complementarse en una etapa que les sirvió de aprendizaje.

Las jóvenes deportistas charlaron con Ovación en medio de la cuarentena por el coronavirus. Si bien en este tiempo las González sufrieron varios cambios confesaron: “Cuando no estábamos en cuarentena, la mayor parte del tiempo la pasábamos juntas, salvo cuando cursábamos. Por ese motivo creo yo que la llevamos bastante bien”, coincidieron las chicas que se identifican la camiseta de La Pluma. En cuanto a los cambios que sufrieron en este proceso las chicas tienen distintos pensar. “En la convivencia nos va Fútbol bastante bien, cada una tiene sus momentos de estudio, por mi parte, todos los días a la mañana tengo clases virtuales excepto los fines de semana y me mandan muchos trabajos para realizar, generalmente ocupo la mañana y siesta para cosas de la facultad y a la tarde para entrenar aunque por ahí atraso el entrenamiento y sigo con cosas de la universidad”, contó Juliana.

moreno.jpg
Tiempo de cuarentena para las mellizas y extrañando el fútbol

Tiempo de cuarentena para las mellizas y extrañando el fútbol

Por otro lado Florencia expresó: “Siempre me levanto temprano para aprovechar la mañana y estudiar o ver las clases virtuales de algunas materias. Por la tarde dedico otro poco de tiempo al estudio y entreno”. Los entrenamientos para las chicas cambiaron, pasaron de estar en contacto todos los días de las semanas con los planteles de fútbol once y futsal a realizar todo a su casa: “Nos costó muchísimo cambiar la rutina que veníamos llevando. Con Moreno, en fútbol once, veníamos con una pretemporada de tres semanas y entrenando de lunes a viernes. Estábamos todas muy bien físicamente y es lo que más lamentamos. Con futsal, eran dos días a la semana, por lo tanto hacíamos doble turno. Hoy estamos tratando de compensarlo entrenando todos los días en la parte física, pero el tema pelota mucho no podemos trabajarlo porque no tenemos mucho espacio en casa”, expresaron las hermanas.

Florencia hizo hincapié en la rutina que vienen realizando: “Estuvimos entrenando la mayor parte del tiempo. Al principio hicimos ejercicios que nos pasaron los entrenadores y ahora hace tres semanas estamos siguiendo una rutina de todos los días excepto los domingos. También estamos teniendo clases virtuales de futsal, principalmente para no perder el contacto con las chicas y para seguir aprendiendo la parte teoría del deporte “.

Por otro lado, las jóvenes hablaron de lo que más le costó en todo este tiempo de cambios: “Una de las cosas que más nos costó creo fue el tema de las clases virtuales de la facultad y el tener que adaptarnos a una modalidad de evaluar a la que no estábamos acostumbradas a sobrellevar. También el tema rutinario con respecto al deporte, pasar de entrenar toda la semana a no entrenar y solo hacer lo que podamos con materiales de casa, eso nos costó mucho conseguir”. A lo que Juliana agregó: “Adaptarme, sobre todo al cambio de horario, había días que me acostaba a las 5 de la mañana cosa que no era normal en mi rutina de antes”.

Las mellizas dejaron su mensaje para la gente en medio de la cuarentena y sueñan con volver a los entrenamientos los ante posible: “Creemos y coincidimos en rescatar lo positivo, el estar con la familia, compartiendo y hablando cosas que antes era imposible porque vivíamos generalmente fuera de casa. Aprender a valorar los buenos momentos compartidos y extrañar otros tantos que no se pueden por la situación pero que rogamos volver lo ante posible, extrañamos los entrenamientos”.

Por Lautaro López/Ovación

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario