Secciones
Duarte

Fútbol: Bruno Duarte reinició su carrera en Ezeiza

Tras quedar libre de Patronato a mediados de 2019 se sumó al plantel de Tristán Suárez. En el Lechero se afianzó en la tercer categoría del fútbol argentino.

Sábado 15 de Agosto de 2020

Durante cinco años Bruno Duarte transitó por los pasillos del Club Atlético Patronato. El pibe que llegó a la capital entrerriana proveniente de Malvinas de Federal comenzó su recorrido en el plantel de cuarta división. Al tiempo fue promovido a reserva, donde adquirió experiencia. Firmó contrato profesional. Fue promovido a Primera División. Integró la lista de concentrados en una de las visitas del elenco de barrio Villa Sarmiento a San Lorenzo de Almagro, pero no llegó a cumplir el sueño de debutar en Primera División con el Rojinegro.

Su vínculo laboral con el Santo finalizó el 30 de junio de 2019, a los pocos días de celebrar sus 24 años. El defensor buscó nuevos desafíos para reiniciar su carrera. Interpretó que se cerraba un ciclo, pero la carrera continuaba. La meta estaba orientada en escribir su propio recorrido. No importaba en qué divisional.

En el ascenso se le abrió una puerta. Duarte se acercó a ella, bajó el picaporte e ingresó en silencio en el terreno de la B Me-tropolitana. Aceptó el reto que asumió en Tristán Suárez, uno de los animadores del campeonato de la tercera categoría del fútbol argentino. Se propuso disputar la mayor cantidad de encuentros posibles. Se transformó en una de las piezas claves del equipo que, hasta el parate de la actividad, se ubicaba en la cima de las posiciones del Torneo Clausura 2020.

“Mi idea era ir y jugar la mayor cantidad de partidos posibles, hacerme ver en una categoría que es televisada, mostrar para lo que trabajé. Gracias a Dios se dio eso y pude demostrar las ganas de jugar y estar siempre. Solamente estuve ausente en un partido porque había llegado a las cinco amarillas. Después estuve en todos los encuentros”, relató Duarte, en diálogo telefónico con Ovación.

Bruno Duarte.jpg
Duarte renovó contrato en Suárez. Ahora va por el ascenso a la Nueva Nacional de Fútbol.

Duarte renovó contrato en Suárez. Ahora va por el ascenso a la Nueva Nacional de Fútbol.

Desde el inicio de la cuarentena Bruno se encuentra en sus pagos. “Llegué a Federal un día antes que se decrete la cuarenta. Acá la vida se hace más llevadera que en Buenos Aires, donde hubiera estado solo. Acá cuento con el respaldo de la familia. Además hay muy pocos infectados y puedo realizar actividades. Puedo salir, los gimnasios están habilitados”, describió.

Su estadía en Tristán Suárez, localidad perteneciente al partido de Ezeiza, modificó algunos de sus hábitos, como la visita frecuente a su hogar natal. “Cuando viví en Paraná estaba acostumbrado a viajar a Federal después de jugar de local, pero cuando me tocó irme a Buenos Aires se hizo más difícil”, indicó. Asimismo seadaptó rápidamente a su nueva vida. “La gente de Suárez me trata muy bien y me hace sentir muy cómodo. Además la vida es muy tranquila”, añadió.

El ciclo que desarrolló en el Lechero lo llevó a Quebracho, como lo bautizaron en Patronato, a crecer como futbolista. “Hoy en día mi pensamiento es otro”, subrayó. “En Patronato no me tocó debutar en Primera. Jugaba en reserva y últimamente era como para hacer fútbol. Cuando me tocó irme a Buenos Aires me cambió totalmente la cabeza. Ya juego por otras cosas, Tengo otros pensamientos. Estoy para pelear por un ascenso, por conseguir un premio. Eso me hace crecer tanto en lo futbolístico como en lo personal. Me formó el carácter, me llevó a pensar de otra manera. Cada vez me siento mejor y estoy muy contento por eso”, agradeció.

En Patronato Bruno disputaba encuentros en reserva. Tenía el respaldo económico que aseguraba su contrato, pero tenía que salir de la zona de confort para progresar en su carrera. “Me perjudicó cuando sufrí la rotura de ligamentos. Ahí perdí terreno, perdí casi un año. Después cuando volví y me sentía bien sabía que la realidad de Patronato era la misma. Al pelear por la permanencia el club se juega mucho como para estar probando y mandar a juveniles a la cancha, y más en mi posición. Me veía venir que no me iban a renovar, pero me sirvió de un montón salir. Si hubiera renovado hubiera estado en la misma situación. Tal vez hubiera jugado un partido de Copa Argentina, pero era muy poco. Ahora estoy dos categorías mas abajo, pero estoy jugando por cosas importante en Tristán Suárez. Y poniendo esto en la balanza suma más lo que estoy haciendo en Suárez”, entendió.

Jugando con la casaca del Lechero se consolidó en Primera División. “Reinicié mi carrera”, definió. “Le estoy muy agradecido al club. Es lindo sentirse importante. Siempre digo que es importante pensar en uno mismo. Si me tocaba bajar de categoría para crecer, era bienvenido. Hoy lo veo de esa forma. Si Hubiese ido a un equipo de B Nacional, hubiera sido mejor. Hubiera pe- leado y tal vez me hubiera tocado jugar. Hoy la realidad que me encuentra es Tristán Suárez, donde la peleo y pude jugar casi todos los partidos. Eso me está formando y me hace pensar diferente”.

Quebracho anhela regresar algún día a defender el escudo de Patronato, pero no desvía su mirada. “La espina por volver a Patronato siempre va a estar. Me gustaría volver al club de mi provincia. Pero en este momento mi cabeza están puesta en ascender con Suárez y darle una alegría a la gente que siempre nos apoya”, cerró.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario