Secciones
Bielsa

Fútbol: "Bielsa fue un adelantado de época"

César Carignano habló del fenómeno que generó el DTy contó detalles de cuando lo tuvo como técnico en la selección Argentina de fútbol.

Martes 21 de Julio de 2020

Su definición “es único” en las redes sociales resume el aprecio y la admiración que tiene por el entrenador argentino Marcelo Bielsa, quien se convirtió en el protagonista del fin de semana al lograr el ascenso a la Premier League con Leeds, equipo que estuvo 16 años en la segunda categoría.

César Carignano tiene una mirada crítica del fútbol que hoy, desde su lugar de periodista, expone en sus comentarios en la radio o en sus definiciones en las redes sociales que apuntan a combatir el exitismo en el deporte y tener una mirada más profunda, fundamentalmente en el fútbol. Y Bielsa encuadra perfecto en su manera de ver el fútbol. El delantero que llegó a los 100 goles en el profesionalismo y vistiera la camiseta de Patronato en el final de su carrera expuso su mirada sobre el DT argentino a quien tuvo como entrenador en la Selección Argentina en 2003. Lo definió como un “adelantado” y argumentó su teoría al decir que es un “rebelde” dentro del sistema y señaló que es un tipo con “una presencia muy inspiradora y muy fuerte”, que excede los idiomas.

“Suelo ser más expeditivo a la hora de escribir, pero esta vez me tomé un par de horas para pensar bien y para decir bien lo que pensaba”, señaló ayer en diálogo con La Radio de UNO (97.1) sobre su posteo que indica en una parte: “Marcelo Bielsa modifica la interpretación del juego de sus futbolistas, lleva irremediablemente a la reflexión, educa, convence. Los familiariza con el riesgo y la valentía de proponer, y siembra conceptos que sus jugadores no siempre cosechan en su etapa. Cuando maduran esas ideas a tiempo son protagonistas con él como entrenador”.

Bielsa.jpg

El goleador de Colón y Atlético Rafaela fue muy claro en la entrevista de radio La Red y enaltece la figura del entrenador rosarino y sostiene que por algo “lo colocan en lugar donde colocan a pocos”.

“Aquel que me sigue y sabe mi forma de pensar sabe que me gusta rescatar más las derrotas que ponderar en la victoria a Bielsa. Porque como bien dice él, ha sido como fuimos todos, más fracasos que éxitos. Impacta de esta manera porque los más cercanos o los que han convivido con él en diferentes etapas como entrenador siguen marcándolo como un tipo diferente, como alguien que hace mella más allá del resultado y yo desde el periodismo ahora como desde el fútbol cuando lo jugaba, trato de combatir el exitismo de que sólo el resultado sirve que sólo ganar sirve y me parece que en esa línea Bielsa es uno de los tipos más ponderables del planeta futbolístico sin que esto quiera decir que no quiera ganar siempre. Hay que partir de esa base, ganar quieren todos, eso es indudable. Todos persiguen el triunfo y a todos les duele la derrota, el tema es encontrar a aquellos que puedan trascender en la derrota y sembrar algo. Y creo que claramente Bielsa, yo lo tuve un mes en la Selección, pero por lo que leo y escucho de futbolistas o entrenadores como el caso de Guardiola, la sensación que da a todos es muy similar. Es como cuando a un médico los ponderan los médicos. Entonces la pucha, más allá de lo que vemos en los partidos es un tipo que lo colocan en lugar donde colocan a pocos”, afirmó.

El periodista y escritor del libro Cañito Vale Doble nacido en Freyre sostuvo que cuando lo tuvo como entrenador vio “mucha claridad conceptual” que no tuvo con otro DT en su larga trayectoria como futbolista y lo definió como un genio dentro del ambiente.

“Es un tipo que participaba de los entrenamientos lo justo y necesario. Los planificaba y los ejecutaban en campo sus colaboradores que quizás el más famoso sea Claudio Vivas que luego fue entrenador. El observaba todo desde un lugar alto e intervenía lo justo y necesario y después se hacía cargo de las prácticas de fútbol. Tenía una claridad conceptual y una capacidad para resolverla que yo no la he vivido con otro entrenador. Ojo yo no jugué mucho en Europa y no tuve a los Mourinho o los Guardiola, no tuve esa clase de entrenadores, pero de los que conocí me sorprendió eso. La metodología que en aquel entonces que no era habitual como segmentar la cancha por posiciones y que el nueve trabaje con el enganche porque van a ser una sociedad en campo. Que los centrales hagan lo mismo y que el lateral lo haga con el volante y que se haya marcado con cintas el trabajo específico por posiciones. Y muchas veces los futbolistas llegamos al profesionalismo con eso de lo que no aprendió Pedrito de chico ya no lo aprende de grande. A mi me hizo creer otra cosa de que siempre se está a tiempo de crecer y mejorar. Y después la utilización del video que era algo que no existía y que hoy se resume a un disco extraíble o a un teléfono y que en aquel entonces eran paredes completas de video. Así eran sus oficinas en Ezeiza y las charlas previas de los partidos era apoyada con imágenes. Reitero creo que la mayor virtud es que fue un adelantado de época. Creo que los genios, son locos para su época y terminan siendo deidades para las generaciones futuras. Y me parece que con Bielsa pasa eso. Hace 30 años sigue impactando de la misma manera en el futbolista sin importar el idioma. Fijate el detalle, logró comunicar su idea sin hablar francés, ha logrado comunicar su idea sin hablar vasco y sin saber inglés, lo que habla de un tipo con una presencia muy inspiradora y muy fuerte”, expresó y detalló el santafesino.

Carignano Selección.jpg

Al ser consultado sobre la definición de honestidad que eligieron grandes figuras del deportes como Juan Pablo Sorín o Ariel Ortega para definirlo, Carignano, hizo una análisis de la situación en el ambiente, pero fue más allá y profundizó el mensaje con un cierre revelador.

“Estamos en donde nos hemos acostumbrado a resaltar lo que debería ser habitual y no pasa solo en el fútbol. Muchas veces a la hora de elegir un dirigente de un club o un cargo político hacemos mella en la honestidad cuando eso no debería ocurrir y deberíamos prestarle más atención a las capacidades. Y de pronto tenemos mucha gente que es honesta, pero no es capaz. Y no digo que eso no sirva, pero probablemente sirva lo mismo que un capaz, pero deshonesto. Y para un entrenador siempre es complicado porque es una administración permanente de egos y tomar decisiones a cada paso. Es convencer al que juega y al que no juega. Y eso se lo escuché a Bianchi: el que no jugaba entendía de que es momento de esperar. Y los Quijote me gustan en la vida, estos que van en contra del sistema, que conviven con el sistema lo necesario, porque ganan su dinero importante y andan en un auto, como se vio en el video cuando se baja a saludar a una mujer discapacitada, pero en su punto tiene una rebeldía al respetar sus formas y sus ideales más allá de lo que le impone el sistema”, sostuvo.

“Alguien que no le da la mano a un presidente puede decir que es una falta de respeto, pero el que comprenda la forma de vida de Bielsa y de pensar va a entender que no darle la mano a Piñera era estar en desacuerdo con el protocolo y con las formas que tenía de manejar el dinero de un país. Es un tipo que está muy interiorizado de las realidades sociales y de los fenómenos que son los clubes en lo que asume. Elije clubes por una cuestión mucho más profunda que solo dirigir y salir campeón. Y por todas esas cosas va en contra de lo que la tendencia marca. Y creo que hay muchos técnicos honestos en el fútbol, pero la honestidad en el fútbol es tener la capacidad de convencer y de que las palabras y los actos vayan en la misma dirección y eso quizá no sea sencillo de encontrar”, agregó con sutileza y claridad el periodista.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario