Secciones
Triatlón

Fue una experiencia única en suelo alemán

Nahuel Ramos, de 39 años, completó la competencia que se corrió en Alemania. Hace muy poco que está en la actividad pero ya demostró con creces su capacidad para estar en el ambiente.

Viernes 06 de Septiembre de 2019

Tiene 39 años y el año pasado se metió de lleno en el mundo del triatlón. Lleva dos pruebas nada más: un Medio Ironman en Río de Janeiro y ahora completó el Ironman de Hamburgo. El paranaense Nahuel Ramos logró en muy poco tiempo sumar dos grandes experiencias deportivas. Es por eso que contó a Ovación todos los pormenores.

—¿Cuál es el balance?

—Son experiencias en lo personal que te cambian la cabeza. Fue algo inolvidable y estoy muy contento por todo el esfuerzo de los últimos cinco meses entrenando y adecuar toda la vida, el trabajo, la familia con su aguante para llegar a este súper desafío y poder completarlo. Llegamos y fue impresionante. Te cambia la cabeza y ahora con muchas ganas de buscar poder hacer otro.

—Es como que quedás cebado con la actividad.

—Es como un vicio. El año pasado ya hice un Medio Ironman en Río de Janeiro y este ya hice uno entero en Hamburgo.

— ¿Qué distancia recorriste?

— Hice 3.800 metros nadando, 180 kilómetros en bicicleta y finalizamos con un maratón completo de 42 kilómetros. Me gustó nadar ya que el agua estaba bien de temperatura, no estaba picado ni había mucho viento y además yo tenía muchas horas de pileta metidas. Después la bicicleta es lo que siempre me costó, ya que no soy del palo del ciclismo. La verdad me costó mucho. Igualmente hice el tiempo que quería hacer con seis horas y media. Y donde más cómodo estuve, aunque llegás cansado por todo lo otro es en el maratón, que hice cuatro horas.

—El entrenamiento tuvo su premio.

—Sí. Fue un entrenamiento de 20 semanas que está un poco adaptado a lo que uno puede hacer en el día. Hay una planificación estricta. Lamentablemente por salud estuve una semana que no pude entrenar, más el trabajo. Uno se va adaptando de acuerdo a lo planificado y es lo que seguí y estuvo bastante completo. Llegué a hacer el 85 por ciento del entrenamiento.

—¿Con quiénes compartís este logro?

—Esto es fundamentalmente para la familia por todo el sacrificio. Ellos son los que más aguante hacen y son los que sienten la falta de mi presencia en la casa. Además lo comparto con mi padrino Tobi Ramos, que siempre fue del palo del deporte, y con mi viejo, que fue una inspiración para empezar a correr lentamente después de haber dejado el cigarrillo. La familia entera.

—¿Qué se viene ahora?

—Ahora la idea es no quedarme tanto y tratar de seguir entrenando, no con tanta intensidad, pero sí con las tres disciplinas. Me gustó mucho el entrenamiento del triatlón, me pareció muy completo y me sentí muy bien durante el entrenamiento. Se complementan las disciplinas. Después si la economía lo permite buscar otro Ironman completo. Puede ser en la zona o un desafío más lejano como Italia o el del Cozumel (México).

Entrenó con responsabilidad y lo hizo

No hace mucho, casi nada, que Ramos está en la actividad y en ese lapso se adaptó, es responsable y se dio el gusto de sumar sus dos primeras pruebas. Una en Río de Janeiro con un Medio Ironman y ahora el Ironman completo de Hamburgo.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario